Curso Yoga (Parte III)

 

  RESPIRACIÓN ABDOMINAL Relaja el corazón, disminuye la presión arterial, estimula la digestión, el intestino el abdomen. Si estás tenso o nervioso esta respiración te tranquiliza

 

  Las manos unidas, levanta muy lentamente los brazos dibujando un círculo, júntalos sobre tu cabeza y baja con las manos juntas por la cara hasta volver a la posición incial, recuerda respira con el abdomen.

 

 

 

   EL ARBOL (VRKSASANA)

 

  Mejora el equilibrio y la postura del cuerpo, realza la figura. Fortalece la musculatura de las piernas. Las posturas de equilibrio refuerzan nuestra armonía interior y la seguridad en nosotros mismos. Ayudan a encontrar el equilibro.

 

 

  Colócate de pie, junta las piernas. Flexiona la pierna derecha y apoya la planta del pie sobre el muslo izquierdo. Al principio no subas los brazos, realiza el ejercicio primero en equilibrio con las piernas, cuando te sientas seguro junta las palmas de las manos y mantenlas en la cintura, si avanzas en la postura pásalas por encima de la cabeza. No te apresures en abandonar la posición. Busque el sentido del equilibrio.

 

 

   TRIÁNGULO (TRIKONASANA)

 

  Esta postura tonifica los nervios espinales y los órganos abdominales. Alivia los dolores de espalda y dolores menstruales. Ensancha la caja torácica. Evita los dolores de espalda. Masajea los órganos internos del bajo vientre, hígado y estimula sus funciones.

 

  Colócate de pie, con los pies separados, los brazos abiertos en señal de cruz, inclina lentamente el tronco hacia delante hasta rozar los pies con los dedos de la mano.El cuerpo se torna ligero. La espina dorsal es flexionada a ambos lados con los músculos extendidos, lo que hace que se mantenga elástica.

Durante el ejercicio hay que mantener rígidas las rodillas. Extiende los hombros al mantener la posición.