¿Qué es el Reiki?

 

  Es un antiguo sistema de curación que transmite energía por imposición de las manos. Desbloquea desequilibrios tanto a nivel corporal como espiritual.

 

  Data de finales del siglo XIX, descubierto a través de unas antiguas escrituras tibetanas

Equilibra nuestros centros enérgeticos, los chakras.

 

  Elimina las toxinas, alivia dolores, previene enfermedades. Libera del estres y de las tensiones

  REIKI, la curación por imposición de manos.

 

  El Reiki es una técnica que trabaja sobre una base, la creencia de que el mundo y lo que está en él, es recorrido por un caudal infinito de energía que es lo que se denomina Reiki

 

  Al fluir la energía, fluye la armonía y la salud. Cuando se bloquea se produce una alteración entre el alma y el cuerpo, el Reiki las desbloquea.

 

  Los Chakras (que ya tratamos en nuestra sección denominada Chakras) son los siete puntos en los que se concentra la energía del cuerpo. La energía vital que recorre el universo fluye a través de unas vías, en el ser humano, que se llaman "nadis" o "meridianos" y se concentra en los chakras.

 

  El equilibrio energético entre los chakras es báscio para mantener la salud, cuando se produce un bloqueo en el fluir de la energía la persona contrae una enfermedad. Es entonces cuando el terapeuta actuará posando sus manos sobre su cuerpo, entonces los vacíos de energía actuan atrayendo el reiki sanador. Al entrar esa energía en la persona enferma arrastrará las toxinas instaladas en su interior actuando de forma depuradora.

 

  El terapeuta no es un sanador, es un canal por el que circula esa energía vital que recorre el universo, con su formación el terapeuta ha aprendido a recibir y transmitir esa energía curativa.

 

  La finalidad del Reiki es conseguir que podamos gozar de armonía, osea salud física y psíquica.

 

  El Reiki es también una terapia para el alma, una filosofía de vida ...