Feng-Shui en el hogar: las ventanas como símbolo de la suerte



  Es esencial conocer lo que representa la forma y el color respecto a los distintos elementos y también el lugar donde están y su cantidad. Las ventanas de una oficina son lugares por donde entra y sale energía, aun cuando sean menos importantes que las puertas.

  Las ventanas que tengan buena vista y estén diseñadas con equilibrados conceptos espaciales de feng shui producirán mayor armonía en el lugar de trabajo que aquellas que no hayan sido pensadas según estos principios. Las ventanas de una oficina deben abrirse hacia fuera como símbolo de bienvenida a la buena energía que emana del entorno exterior. El feng shui permanece inactivo en las ventanas que se deslizan arriba y abajo. Lo más importante en una ventana es que no debe rechazar la suerte.

  A continuación, algunos consejos útiles para el diseño de las ventanas.

  * No debe haber muchas ventanas. La proporción de tres ventanas por puerta es suficiente.

  * Las ventanas no deben ocupar toda la pared de la habitación. La mejor configuración es que sólo dos paredes tengan ventanas. Cuando hay muchas, se puede perder la riqueza y anular la entrada de ingresos.

  * Las ventanas no deben estar enfrentadas a la puerta principal. De esa forma la energía entra y vuelve a salir rápidamente. El efecto es similar al del espejo que mira a la puerta de entrada de una casa; esta disposición también resulta desfavorable.

  * Emplea las formas de los elementos para lograr armonía entre las ventanas de la oficina y los cinco elementos presentes en tu espacio personal