Predicciones de los antiguos

 

 

 El arte adivinatorio con el fin de hacer predicciones sobre el futuro de las personas, ha sido empleado por muchos adeptos desde la antigüedad a los tiempos modernos. Más allá del Tarot y la Astrología, aquí vemos un resumen de algunas técnicas de predicciones más comunes entre los antiguos, algunas de ellas aún vigentes.


                       Predicciones con Aeromancia.

 

 

 Es el arte de adivinar por medio de los fenómenos de la atmósfera. Se practicaba de diferentes maneras. Unas veces se deducía de la observación de los meteoros, como de truenos y rayos, etc. Otras del aspecto favorable o adverso de los planetas.
Predicciones con Alectromancia

 

 Predecir el futuro por medio del gallo. Se formaba un círculo en el suelo, dividido en casillas, en cada una de las cuales se escribía una letra del alfabeto, colocándose encima de ella un grano de trigo. Hecho esto se ponía un gallo en el medio del círculo y se observaban los granos que iba comiendo y por el orden que lo hacia, con cuyas letras se formaba una palabra de la que se deducían luego los pronósticos.

 

 

                            Predicciones con Alomancia

 

 Adivinación por medio de la sal, cuyos procederes son bastantes desconocidos. Se asegura que derramar un salero es de muy mal augurio, pero para los antiguos la sal era sagrada y divina.
Predicciones con Aritmomancia o Numerología

 

 Esta práctica adivinatoria se efectúa por medio de los números. Se distinguían dos especies, la primera estaba en uso entre los griegos, los cuales consideraban el número y el valor de las letras de que componían los nombres, por ejemplo entre dos combatientes, la victoria le tendría el que cuyo nombre contara con mayor número de letras y con más valor. Por esta razón se aseguraba que Héctor debía ser vencido por Aquiles.

 

 La otra suerte de adivinación era conocida por los caldeos, los cuales dividían su alfabeto en tres décadas, compuesta cada una de siete letras, las que atribuían a los siete planetas para sacar presagios. Los platónicos y los pitagóricos eran muy dados a esta especie de adivinación.
Adivinar el Futuro, otras técnicas

 

                       Predicciones con Astragalomancia.

 

 Adivinación por los dados. Se utilizaban dados comunes de seis lados y marcados cada cara con su número. Se utilizaban uno o dos de ellos, y se arrojaban con el afán de predecir el futuro de algún negocio. Se escribe una pregunta sobre un papel, luego se coloca el papel con lo escrito mirando para abajo, sobre una mesa, se le atribuye una letra a cada número del dado y se escribían las letras a medida que se fueran presentando, la combinación de estas daba la contestación que se buscaba. En muchos casos la suerte solo brinda iníciales, y la interpretación de las respuesta queda en manos del adivino.
Predicciones con Capomancia.

 

 Adivinación por medio del humo. Los antiguos se valían de ella muy frecuentemente, quemaban pasto y otras yerbas sagradas y observaban el humo de este fuego, las figuras y la dirección que tomaban para sacar de ello presagios. De distinguían dos especies, una se practicaba echando algunos granos de de jazmín o de adormidera y notando el humo que de ello salía, la otra, que era la más usada, se hacia del modo arriba indicado. Cuando el humo era ligero y poco denso se tenía por buen augurio, respiraban ese humo y creían que con el recibirían buenas inspiraciones.

 

                                    Cartomancia


 Es el arte de adivinar a través de las cartas, para la cartomancia se necesita un juego de 32 naipes de la baraja española. Las copas y los bastos son por lo regular buenos y dichosos augurios; los oros y las espadas malos y desgraciados. Las figuras de copas y de oros indican personas blancas y rubias, las de espada y basto morenas y de color castaño oscuro. Tal vez de todas las técnicas de predicciones, la cartomancia, junto con la astrología ha sobrevivido al paso del tiempo, y es una de las más requeridas junto con el legendario horóscopo.
Predicciones de la Pirámide

 

 Resulta muy conocido que la pirámide de Keops, más popular como la gran pirámide y una de las actuales 7 maravillas del mundo, contiene una sucesión de predicciones ocultas en su arquitectura extrañamente deducidas, tanto desde el punto de vista físico como astronómico. También es ampliamente sabido, que muchas de esas predicciones se han ido cumpliendo fielmente en los años cumplidos.

 

 Las medidas de la pirámide corresponde a los días de año del calendario romano, y su fracción en horas (365,06), a los ciclos equinocciales, al año anomalístico, al año sideral, el valor de “PI” (3,1416), a la distancia mínima entre la tierra y el sol, al diámetro polar de la tierra, etc. Pero sus predicciones fueron tan exactas, como su misteriosa arquitectura de llamativa dimensiones.

 

 Entre las predicciones más famosas no se puede dejar de mencionar, las profecías de Nostradamus y las curiosa y extraña Profecía de Malaquías, con referencia a los Papas que ocuparian el trono de San Pedro