Elemento Fuego

 

 

 

El fuego es la energía menos condensada de los elementos. El fuego es sinónimo de acción, pero no se trata de una acción cuyo origen sea la reflexión o el sentimiento, si no que es algo instantáneo, fruto de la intuición. Su color es el rojo anaranjado y el temperamento asociado a este elemento es el colérico, lo que implica rapidez, voluntad y autosuficiencia. El fuego es el elemento más yang, masculino.

Las personas con signo de fuego se caracterizan por ser de temperamento extrovertido, entusiastas, dinámicos y con gran fuerza de voluntad, temerarios, independientes, eficientes y leales a sus ideales. Por el contrario, algunos de los aspectos negativos que presentan serían la arrogancia, impaciencia, egocentrismo, exigencia y la falta de escrúpulos, entre otros.

Los nacidos bajo el elemento fuego suelen ser personas optimistas, de actuar imperativo, rápido y eficiente, que suelen adoptar el papel de líder, gracias a su autoafirmación, entusiasmo y espíritu de superación.

 

 

Al igual que el superhombre de Nietzche, el hombre fuego, no mira hacia atrás ni se detiene a lamentar el pasado, ello unido a que es poco diplomático y algo desconsiderado, con sus impulsos arrolla a todo aquel que se le pone por delante. Su máximo ideal es la búsqueda de su libertad de acuerdo a sus ideales, y por ello está dispuesto a conquistar nuevos territorios y terrenos desconocidos e ilimitados.

En cuanto a la ordenación de los signos dentro del zodiaco, Aries, simbolizaría los aspectos más primitivos de la persona, haciendo hincapié en la conciencia de la propia existencia, por ello se definiría como el "Yo soy". Leo representaría, al adolescente, más consciente que el primero y su expresión sería "Yo hago", mientras que sagitario, estaría regido más por el conocimiento y su lema sería "Yo veo".