Elemento Aire

 

 

El elemento aire es el segundo menos denso, después del fuego. Su campo de acción está en el plano intelectual, representando nuestro poder cognoscitivo. Las ideas, la creatividad, la reflexión, así como también la comunicación tanto hablada como escrita son sus principales formas de expresión. Su color es el amarillo y el temperamento asociado a este elemento es el sanguíneo. Es el segundo elemento más yang o activo, tras el fuego, siendo caliente y seco.

El hombre de aire es guiado por sus ideas, la reflexión y la imaginación, y además difruta de una comunicación muy fluida con su entorno. Vive inmerso en un mundo mental, fantasioso, lleno de creaciones ideales, las cuales en algunos casos puede proyectar en forma de realización artística y en otros desarrollar dentro de su propio universo imaginario. Tampoco vive motivado para llevar a cabo proyecciones propias, si no todo lo contrario, ya que evita todo lo posible aterrizar en el mundo tangible. Su principal motivación es la belleza.

 

 

Entre las cualidades de los signos pertenecientes a este elemento destacan la viveza mental, su sociabilidad, sus dotes de comunicación, su creatividad, el gusto por lo estético y su adaptabilidad. Mientras que algunos aspectos negativos de su personalidad que podrían dificultarle la integración con los otros serían el distanciamiento con el mundo concreto, la falta de coherencia, la superficialidad, la crítica excesiva y el picoteo temático sin profundización.

En cuanto a la ordenación de los signos en el zodiaco, Géminis sería el más comunicador y a su vez representaría al niño "Yo pienso", Libra sería el productivo, el que recopila los datos y se definiría como el "Yo sopeso", mientras que acuario sería el idealista y se expresaría como el "Yo sé".