Los cuatro elementos y los signos del zodiaco

  Los cuatro elementos y los signos del zodiaco

 

 

Los signos del zodiaco se agrupan según los cuatro elementos de la astrología clásica: agua, aire, tierra y fuego. Estos elementos representan las cuatro expresiones principales a través de las cuales se manifiesta toda la energía que integra el universo, en su forma más amplia, tanto física como psíquica y que integra a todo tipo de organismos existentes.

Todas las manifestaciones son necesarias, y dentro de un elemento las manifestaciones de cada uno de los signos se expresan de forma diferente. Por ejemplo, en los signos de tierra, Tauro que es el primero, busca la complacencia de los sentidos con mucha más fuerza que Capricornio, que es el último, y que lo hace de forma más indirecta.

 

Los cuatro elementos representan la forma en que tenemos de percibir el mundo así como también a nosotros mismos. La mayoría de las personas tienen algún tipo de vinculación con todos los elementos, aunque siempre predominen uno o dos. Un aspecto que tiene una gran importancia en la expresión del elemento vinculado a nuestro signo es el ambiente que nos rodeo durante nuestra infancia y los estímulos que recibimos en dicha etapa.

 

 

Normalmente, suele existir cierto equilibrio entre lo físico y lo metafísico en la forma de apreciar el mundo, de tal manera que el hombre más material, por ejemplo, aquel en el que predomina el elemento tierra, también tendrá algo de místico. De la misma manera, la persona mística, por ejemplo, en la que destaca el elemento agua, no se dejará llevar únicamente por el carácter simbólico de las cosas sino que también dispondrá de una conexión con la realidad que le permitirá entender el sentido de lo material.