REIKI


El Poder Sanador de
Las Manos




Brigitte Glaser – Ursula Vogt







 
•••

PRIMERA EDICIÓN 1990
 
Introducción

Sabemos que existen muchas publi¬caciones sobre Reiki, pero también co¬nocemos el escepticismo que mani¬fiestan muchas personas cuando se habla sobre este tema.
Con este libro queremos dirigimos a aquellos que consideran el Reiki como una "filosofía" abstracta e inverosímil.
Nuestra época está marcada por el afán de acumular riquezas y por la su¬perficialidad. La agitación y el estrés definen nuestro quehacer cotidiano. El ser humano es cada vez más propenso a las enfermedades. Muy pocas veces se aplica el pensamiento positivo y cada vez es menor la disposición para aceptarse a sí mismo y a los demás. La cantidad de matrimonios que fracasan es un fiel exponente de esta situación, que se caracteriza por la pérdida de la capacidad de escuchar al otro y de aceptarlo íntegramente tal como es.
La juventud, en especial, carece de una imagen positiva del mundo. Para muchos, las expectativas laborales son cada vez peores, y tienen pocas perspectivas de futuro. Las consecuencias son la agresividad y la violencia. Es aterrador la brutalidad en el trato mutuo y está aumentan¬do el número de jóvenes que apelan a la droga para huir de esta realidad.
La mayoría de los seres humanos ha perdido el conocimiento de sus propias fuerzas positivas y de la posibilidad de la autosanación.
Con Reiki puede tomarse nuevamente conciencia de esta energía, activándola. Ella nos ayuda a recibir fuerza positiva para nosotros y nos ayuda a transmitirla a otros. El doctor Mikao Usui, quien abrió el cami¬no hacia el nuevo Reiki, lo ha reconocido hace años, y queremos transmitir sus conocimientos y sus experiencias a través del presente libro, deseando que señale a los lectores el camino hacia un nuevo pensamien¬to y a las fuerzas sanadoras que viven dentro de cada uno.

Doctor Mikao Usui



El doctor Mikao Usui fue el conductor de la escuela cristiana de sacerdotes en Kyoto, Japón. Un día, algunos de sus alumnos le preguntaron si creía en las sanaciones milagrosas de Jesús. Al contestar afirmativa¬mente, los estudiantes le preguntaron si podía mostrar una sanación de esta índole o si ya había presenciado una. El doctor Usui tuvo que res¬ponder en forma negativa. Ese fue el motivo de su renuncia al cargo en la universidad, para dedicarse a encontrar la respuesta a estas preguntas.
Viajó a Estados Unidos y allí estudió teología en la Universidad de Chicago. Su tesis se centró en el tema "Las sanaciones en el Nuevo Testamento". Al mismo tiempo, estudió escritos chinos ya que, además del japonés y del inglés, el doctor Usui también dominaba el idioma chino. A pesar de sus profundos estudios de las religiones cristianas, del taoísmo y del budismo, no encontró las res¬puestas buscadas. Nuevamente en el Japón, estudió el sánscrito antiguo y visitó muchos conventos budistas, para adquirir nuevos conocimientos. Finalmente, encontró en la biblioteca de un convento Zen escrituras redactadas en sánscrito que informaban cómo y con qué métodos y sím¬bolos puede lograrse una sanación.
Aunque después de muchos años de búsqueda, descubrió los conocimientos teóricos relacionados con este secreto, aún le estaba vedado el acceso a la sanación. Durante esta época vivía nuevamente en el con¬vento de Kyoto.
El abad del convento y el doctor Usui habían entablado una profunda amistad. El abad le aconsejó meditar y ayunar durante 21 días en la mon¬taña sagrada Kuriyama. El doctor Usui aceptó este consejo e inició el camino al día siguiente, confiando en que Dios le daría la fuerza de la comprensión. Con 21 piedras, de las cuales apartaba una cada día, formó un almanaque, y durante este tiempo ayunó y meditó. Muy temprano en la mañana del vigésimo primer día vio un luminoso haz de luz que des¬cendió sobre él y que lo tocó en el centro de su frente. A pesar de este largo ayuno y con la consecuente debilidad física, repentinamente sintió que una gran fuerza recorría su cuerpo. Delante suyo vio con letras luminosas los antiguos símbolos de las escrituras en sánscrito y dijo:
"Sí, me acuerdo". Estos símbolos se le fijaron para siempre en su mente y con ellos se activó el acce¬so a la Energía Vital Universal.
Después de esta vivencia, el doctor Usui comenzó a descender de la montaña. Al hacerlo, se lasti¬mó el pie y la herida comenzó a sangrar. Aplicó sus manos sobre la misma, la hemorragia cesó y el do¬lor desapareció. Esa fue su prime¬ra experiencia con sus nuevas facultades y comprendió que podía sanar con sus manos.
Como sintió hambre, ingresó en una posada junto al camino. La camarera que lo atendió sufría desde hace días intensos dolores de muelas, y el doctor Usui le ofreció mitigar los dolores. Con su consentimiento, aplicó sus manos sobre la hinchazón de su mejilla. Después de un tiem¬po, los dolores desaparecieron y la mejilla se desinflamó.
El doctor Usui retornó al convento para relatar sus experiencias al abad y al conversar con él, tomó la decisión de ayudar a los seres huma¬nos que vivían en la pobreza a causa de una enfermedad.
Pasó muchos años en los barrios bajos de Kyoto, curando a muchas personas con la energía Reiki y dándoles así la posibilidad de retornar a su vida original, de trabajar y de cuidar de sí mismos y de sus familias. Pero lo desilusionó mucho comprobar que después de algún tiempo en¬contraba a estas mismas personas que había curado, mendigando en la calle. Cuando les preguntaba por qué no habían vuelto a su vida habi¬tual, siempre contestaban que buscar trabajo y asumir la responsabili¬dad por la propia vida y la de otros costaba demasiado esfuerzo.
El doctor Usui se conmovió y reconoció que no bastaba con curar los males físicos de estos seres, y que tenía la misma importancia desarro¬llar en sus conciencias el agradecimiento por la curación física. Los individuos tenían que tomar conciencia de que habían recibido un regalo, pero que, sin una contraprestación, este regalo carecía de valor. Él impuso las siguientes reglas de vida:

Reglas de vida de Reiki:

No te enfades precisamente hoy.
No te preocupes precisamente hoy.
Honra a tus maestros, a tus padres y a tus mayores.
Gana tu pan honradamente.
Sé agradecido a todo lo que vive.

El doctor Usui abandonó los barrios pobres y al hacerlo comenzó una nueva etapa en su vida. Comenzó a transmitir sus conocimientos y encontró muchos alumnos. Después de su deceso, uno de sus colabora¬dores más cercanos, el doctor Chijiro Hayashi, se convirtió en su suce¬sor. Él creó la primera clínica de Reiki en Tokio, en la cual se curaba solamente con Reiki y a través de Reiki. Esta clínica fue destruida en la Segunda Guerra Mundial.
Hawayo Takata, hija de japoneses nacida en 1900 en Hawai, se convirtió en la sucesora del doctor Hayashi. La señora Takata sufría diver¬sas enfermedades y por casualidad descubrió la existencia de la clínica del doctor Hayashi en Tokio. Se entregó a sus cuidados y se curó. Como estas experiencias despertaron su interés en el Reiki, se convirtió en discípula del doctor Hayashi, permaneció con él un año, pasado el cual, retornó a Hawai. En 1938 el doctor Hayashi visitó a la señora Takata en Hawai y la inició allí como Maestra de Reiki. El doctor Hayashi falleció en 1941 y la señora Takata asumió inmediatamente su sucesión.

En Hawai la señora Takata creó un centro de Reiki, donde sanaba a los enfermos y capacitaba alumnos. Consagró a más de 20 maestros en los Estados Unidos, en Canadá y en América del Sur. Le siguieron en el cargo sus nietas Phyllis Lei Furumoto y la doctora Barbara Webber-Ray. Después de un año, se separaron los caminos de estas dos mujeres y pronto, ambas crearon nuevas organizaciones.
Actualmente existe la Reiki-Alliance de Phyllis Lei Furumoto y la AIRA de la doctora Barbara Webber-Ray. La señora Brigitte Müller difundió el Reiki en los años 1980 en Europa.

¿Qué es el Reiki?

La palabra Rei-Ki proviene del japonés y significa "Energía Vital Universal". El doctor Usui fue el autor de esta denominación que llegó a tener renombre universal.
Reiki es la Energía Vital Universal, que nos regaló Dios. No es una secta ni una religión, ni una filosofía. Todos los seres, sin importar cual sea su definición de Dios, pueden tener acceso a ella. Es la energía posi¬tiva proveniente del Universo, que nos es regalada, si lo pedimos. En la Biblia encontramos innumerables indicios de la energía de lo Divino. En la carta de los Corintios, capítulo 12, Versos 4-11, leemos: "Existen diferentes mercedes, pero solo un único espíritu. Existen diferentes sier¬vos, pero solo un único señor. Existen diferentes fuerzas que trabajan, pero solo un único Dios. Él provoca todo en todo. Pero cada uno es obsequiado con la revelación del Espíritu, para que sirva a otros. Uno recibe del Espíritu la merced de transmitir la sabiduría; otro por el mismo Espíritu recibe la merced de transmitir experiencias; un tercero con el mismo Espíritu la fuerza de la Fe, otro -siempre en el mismo Espíritu- el don de curar enfermedades; otro, fuerzas milagrosas; otro, discursos profetices; otro, la capacidad de diferenciar los espíritus; y otro también, diversas formas de formular las palabras; finalmente otro, el don de presagiar. Todo esto lo consigue un sólo y único Espíritu, que a cada uno otorga sus dones especiales, según sus deseos."
Estas manifestaciones y otras similares y las curas milagrosas de Jesús inspiraron al doctor Usui a iniciar la búsqueda de esta fuerza divi¬na. A través de sus experiencias, los seres humanos pueden encontrar los fundamentos que les permiten manejar nuevamente estas habilida¬des. En cada uno de nosotros yace la fuerza para la autosanación, pero no tomamos conciencia de ello. Por ejemplo, cuando nos golpeamos, una reacción típica es pasar la mano por el lugar donde nos duele. In¬conscientemente estamos aplicando el Reiki como autosanación y este ejemplo nos muestra el efecto del mismo. Es la Energía Vital Universal que fluye por nuestras manos. La iniciación nos permite el acceso a la energía del Universo y actuamos como un canal que sigue transmitien¬do esta energía.
Esta fuerza afloja bloqueos psíquicos, que a menudo son la causa de malestares físicos. Jesús realizó sus milagros perdonando primero los pecados, y así desaparecía el sufrimiento del alma, que casi siempre era el responsable de la enfermedad del cuerpo. Solo la percepción de que los seres humanos no lo tomaban en serio, lo movió a agregar a la sanación del alma, que era invisible, la sanación del cuerpo. El anunció el milagro, diciendo: "Yo lo lograré, para que todos sepan, que el hijo humano de Dios tiene el poder de perdonar los pecados terrenales." Después se in¬clinó hacia el paralítico de Kafarnaum y le dio su orden de sanación: ''levántate, toma tu cama y vete a casa." El paralítico se levantó. Desde este momento Jesús fue aceptado por la multitud como el espíritu de Dios.
Esta escena demuestra claramente que los seres humanos no atribuían a Jesús como persona la fuerza de la cura milagrosa, sino que reconocían que a través de Jesús se evidenciaba el Espíritu Divino. Esto significa que Jesús fue aceptado como un médium, es decir, como una persona que, con ayuda de Dios, era capaz de curar enfermedades, un mediador entre la fuerza divina y los seres humanos. Así lo entendió el mismo Jesús, porque así lo perfiló con sus propias palabras (Juan, capí¬tulo 14, verso 1O ss.): "Las palabras que les digo no provienen de mí. El padre, que permanece en mí, lleva a cabo sus obras."
Normalmente las personas que creen en milagros son considerados "locos", pero los milagros de la Biblia son aceptados. El doctor Usui acercó nuevamente a los seres humanos la capacidad de manejar la fuer¬za divina en el mundo moderno. Una de las muchas premisas para poder aplicar el Reiki es la iniciación que solo puede otorgar un maestro. El maestro nos hace conocer la variedad de estas posibilidades.
El Reiki Grado I nos capacita a ayudamos a nosotros mismos y a otros con la fuerza sanadora de nuestras manos.
En el Reiki Grado II se fortale¬ce esta capacidad y recibimos la fuerza para la transmisión mental, para la cual no importan ni el tiempo ni el espacio. La iniciación como maestro implica un gran crecimiento personal en todos los niveles. Con ella, el maestro asume la responsabilidad y la obligación de transmitir el Reiki.

Mi camino hacia el Reiki
Desde el comienzo, mi interés se dirigió hacia la medicina. Después de con¬cluir mis estudios en la escuela especializada, me recibí de enfermera en pe¬diatría. Mientras ejercía mi profesión, llegué a la conclusión que la medicina tradicional no representaba el único camino hacia la sanación y por este mo¬tivo me capacité como terapeuta. Independientemente de mi capacitación clí¬nica, desde los 20 años me intereso en las terapias alternarivas. Al comienzo de los años de 1980 tuve mis primeras experiencias con Reiki. Tenía un fuerte dolor de cabeza y una amiga colocó durante unos minutos su mano sobre mi frente. Sentí que me invadía una gran sensación de calidez y para mi gran sorpresa después de unos minutos los dolores habían desaparecido. Mi amiga me explicó que estudiaba Reiki, el poder sanador de las manos, y que que¬ría probar sus habilidades conmigo. Para mí, esto fue un poco inverosímil, pero por mis trabajos como terapeuta fui conociendo más y más personas y así también fui encontrando nuevamente el Reiki. Mi encuentro con Renate Kóhler, una maestra de Reiki, me dio el estímulo final para comenzar mis investigaciones. Esta maestra llamó mi atención sobre las fuerzas que yacían en mí y nos inició, tanto a mí como a mi marido, en el camino del Reiki. Juntos obtuvimos la iniciación para el Grado I y para el Grado II. Mientras yo me dedicaba más a mi profesión de terapeuta, mi marido aprendió a suminis¬trar Reiki en forma cada vez más intensa, profundizando sus conocimientos. Su deseo de obtener la iniciación como maestro fue cada vez más fuerte, ya que quena transmitir Reiki y enseñar a los seres humanos a darle un sesgo más positivo a su vida. Después de su iniciación como maestro, ambos impar¬timos seminarios. Mis deseos de iniciarme yo también como maestra, me impulsaron cada vez más a trabajar con Reiki. Sentía cómo se modificaba mi imagen del mundo y como adquiría cada vez más fuerza y energía interior. Después del aprendizaje, mi marido me inició como maestra y esta iniciación cambió mi vida en forma positiva. Deseo a todos los seres que tengan la experiencia que he adquirido. Este deseo es el que me motivó a escribir este libro.
Brigitte Glaser

 
Reiki Grado I y Reiki Grado II

REIKI GRADO I

La iniciación en el Grado I habilita para aflojar bloqueos, desintoxicar el cuerpo, admitir una relajación profunda y aceptar una energía vital
positiva.
Mis experiencias me mostraron que con un seminario de dos a tres días se obtienen resultados muy armoniosos y exitosos para la inicia¬ción en el Grado I. Este seminario puede realizarse durante un fin de semana. Para lograr un ambiente muy personalizado, el grupo no debe¬ría estar integrado por más de cuatro personas. Al comienzo, se efectúa un intercambio de experiencias. Los participantes tienen la posibilidad de contar lo que saben hasta el momento sobre Reiki y cómo se contactaron con el tema. Así se conocen mutuamente y se establece una base de confianza. Al concluir la reunión de la noche, relato la historia del doctor Mikao Usui. Al día siguiente, comenzamos con un desayuno en común. Al comprobar las vivencias y consecuencias que promueve la conversación de la noche anterior en los distintos participantes, siempre me sorprendo de nuevo. En todos crece la disposición y el deseo de conocer más profundamente el Reiki. Comienzo la parte teórica con una introducción al Reiki:
Qué es el Reiki y que características debe tener la persona que aplica Reiki. Señalo que, con la iniciación, se produce un cambio en el ser humano y que cada uno percibirá este cambio en forma diferente. Cre¬cerá la disposición de ayudar a otros y la aceptación del ser humano íntegramente tal como es. Fortalecerá el pensamiento positivo y obten¬drá una cosmovisión distinta. Aprenderá a descansar en sí mismo y to¬mará conciencia de la propia fuerza. Señalo especialmente que poder servir como canal del Reiki es un regalo divino, por el cual se ruega de nuevo con cada tratamiento.
Pero lo más importante es no perder la relación con la realidad y pensar que, a pesar de todo, es un ser normal y seguirá siéndolo. Es parte de la responsabilidad de la persona que administra Reiki ofrecér¬selo a alguien, pero jamás imponerlo. Reiki sólo fluye en la medida que una persona está dispuesta a recibirlo en ese momento.

LOS RITUALES

El tratamiento necesita algunos rituales previos, pero el Reiki fluye igual en situaciones que no lo permiten.
Antes de cada tratamiento deberían llevarse a cabo los siguientes rituales:

1. Las joyas: Es necesario quitarse las joyas. Los metales, las piedras preciosas, la madera o el cuero atraen determinadas energías de materia fina. Las piedras preciosas especialmente son muy propensas a cargar energía negativa, que pueden aparecer como campos perturbadores en el trata¬miento Reiki.

2. Lavarse las manos: Antes de cada tratamiento, es necesario lavarse las manos debajo del agua corriente. Esto tiene carácter tanto simbólico como también higié¬nico. Nuestras manos se limpian de todas las influencias anteriores. Después del tratamiento, las manos se lavan nuevamente debajo del agua corriente. Así se neutralizan todas las impresiones que han sido absorbi¬das durante el tratamiento.

3. La oración: Lo más importante, antes de cada tratamiento, es el ruego de convertirse en canal Reiki. Ruego a Dios que me conceda la merced de recibir Reiki y de poder transmitirlo a los seres humanos. Soy consciente que sólo soy el mediador entre la Energía Vital Universal y el receptor.

4. El peinado del aura: Después de la oración y antes del tratamiento, se peina el aura del recep¬tor tres veces de la cabeza a los pies. Es necesario tener en cuenta que, al volver de los pies a la cabeza, el brazo tiene que estar estrechamente en contacto con el propio cuerpo, porque si no se peina el aura en sentido contrario.

Después se comienza con los ejercicios prácticos. Se conversa sobre las diferentes posiciones y se practica la aplicación de las manos.

 
EL AUTOTRATAMIENTO

El autotratamiento con Reiki nos permite alcanzar una madurez personal que nos posibilita el trato responsable y caritativo con otros seres humanos.
Por esta causa es necesario el autotratamiento periódico. Descubrimos el efecto de Reiki en nosotros mismos y podemos así apreciar bien las reacciones cuando tratamos a otras personas. Al efectuar el autotratamiento también tienen que respetarse los rituales, dejando de lado solamente el peinado del aura. Pueden utilizarse todas las posicio¬nes descriptas que puedan alcanzarse. La experiencia demostró que, al efectuar el autotratamiento, el tratamiento de los chakras es el más razo¬nable. Al realizarlo, el chakra de la raíz se alcanza a través del chakra del sacro.
El autotratamiento es una experiencia muy importante. Después de algún tiempo, notaremos un cambio, nos volveremos más tranquilos y serenos. Estaremos más abiertos a nuestro entorno y podremos relacio¬namos con nuestros semejantes con mucha más franqueza.

Alineación de los chakras:
Las manos se apoyan en el chakra del corazón y en el chakra del plexo solar.


Posición especial 4:
Las manos se apoyan a la derecha y a la izquierda de la ingle. Con esta posición se alcanza el chakra de la raíz y del sacro.

Posición básica 1:
Con esta posición se trata el chakra del cuello.

EL TRATAMIENTO DE OTRAS PERSONAS

El tratamiento puede efectuarse de acuerdo con cada necesidad indivi¬dual, en cualquier posición, sentados, acostados o parados.
Las piernas del receptor no deben estar cruzadas y la postura debería ser relajada. En consecuencia, es necesario aflojar los cinturones ajusta¬dos y las corbatas.
Una suave música de meditación estimula la relajación y apoya el proceso de sanación. Una iluminación tenue y aceites aromáticos pro¬porcionan un bienestar adicional.
Todos estos rituales mencionados se ejecutan antes de comenzar. Se habla con el receptor, se le pide que se relaje, que cierre los ojos y que respire con calma. Después se colocan las manos sin presionar sobre el lugar que va a tratarse. Los dedos permanecerán cerrados. En cuanto el receptor esté dispuesto a recibirlo, el Reiki comenzará a fluir. Esto se nota de diversas formas. No es necesario que las manos se calienten. El receptor también puede sentir una agradable frescura. Muchas personas sienten la fuerza del Reiki como una suave vibración y algunas hablan de golpes de corriente que reciben. Cada ser humano percibe la energía Reiki de distinta manera.
No es necesario desvestirse para el tratamiento. El Reiki también fluye a través de la ropa, de los vendajes y del yeso. Si la zona que va a tratarse está lastimada o es sensible al tacto, se sostienen las manos a cierta distancia sobre la misma. Para concluir el tratamiento, se pasa nuevamente tres veces por el aura, como se describió, peinándolo. Se agradece el haber sido canal para el Reiki.
Un tratamiento Reiki debería ser un intercambio entre el dador y el receptor. El Reiki no es un bien comercial que puede adquirirse. Sin embargo, debería pagarse el tiempo que es necesario para suministrarlo.

POSICIÓN EN LA CABEZA 1

POSICIÓN DE LAS MANOS
Ambas manos están posadas sobre la coronilla.

Aquí se encuentra el 7mo. chakra = el mándala

ZONAS DEL CUERPO TRATADAS
Cerebro y bóveda craneal.

GLÁNDULA
Epífisis y glándula pineal.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
Disminución del estrés y de las emociones, alivio de flatulencia y de trastornos digestivos

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Dolores de cabeza y de ojos.

Con esta posición también se acompaña el tratamiento de la esclerosis múltiple.


POSICIÓN EN LA CABEZA 2

POSICIÓN DE LAS MANOS
Las manos están colocadas sobre los ojos, sobre los senos paranasales y los senos frontales.
Aquí se encuentra el 6to. chakra = chakra de la frente

ZONAS DEL CUERPO TRATADAS
Ojos, senos paranasales, senos frontales y nervios craneales.

GLÁNDULA
Hipófisis
La hipófisis es la central para el manejo de las glándulas pituitarias interiores. Siempre debe ser tratada si hay una enfermedad glandular.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
Esta posición es relajante para el estrés y la tensión. Tratamiento de problemas leves de adicción y de disconformidad (no se sabe lo que se quiere).

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Enfermedades de los ojos, resfríos, inflamaciones de los senos frontales y de los senos paranasales.


POSICIÓN EN LA CABEZA 3

POSICIÓN DE LAS MANOS
Las manos reposan sobre las sienes.

ZONAS DEL CUERPO TRATADAS
Ojos, nervios ópticos, senos paranasales, senos frontales
y nervios craneales.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
Esta posición es muy tranquilizante en el caso de estrés. Equilibrio del pensamiento emocional y del racional. Se indica este tratamiento especialmente para los niños con dificultades de aprendizaje y con trastornos en su concentración.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Activación de los nervios ópticos, alivio de resfríos
y dolores de cabeza.


POSICIÓN EN LA CABEZA 4

POSICIÓN DE LAS MANOS
Las manos están colocados sobre las orejas.

PARTES DEL CUERPO TRATADAS
A través de los puntos de acupuntura, en este lugar, se tratan el corazón, el pulmón, el estómago, los riñones, el hígado, la
vesícula y el intestino

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
La posición en la cabeza 4 es la posición básica para las enfermedades de los oídos, como infección del oído medio, zumbido en los oídos, sordera y perturbación del equilibrio. Alivio de resfríos.


POSICIÓN EN LA CABEZA 5

POSICIÓN DE LAS MANOS
Las manos están colocadas debajo del occipucio;
las puntas de los dedos están orientadas hacia la nuca.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
Miedo, shock, hiperventilación e hipo crónico. Este posición tiene un efecto tranquilizante y ayuda a despejar la cabeza.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Dolores de cabeza, hemorragias nasales, fiebre del heno y náuseas.


POSICIÓN BÁSICA 1

POSICIÓN DE LAS MANOS
Las manos están colocadas en el cuello.
Aquí alcanzamos el 5to. chakra = chakra del cuello.

PARTES DEL CUERPO TRATADAS
Arca de la garganta y de la faringe y la zona inferior de la mandíbula:
La laringe, las cuerdas vocales, los ganglios linfáticos, el esófago, los bronquios y la parte superior de los pulmones.

LOS GANGLIOS
La glándula tiroides y la glándula tiroides secundaria. La glándula tiroides se ocupa de la regulación hormonal del cuerpo.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
Disminución de los enojos y de las frustraciones. Estímulo de la comunicación. Influencia positiva sobre la anorexia y la tartamudez. Equilibrio de la inseguridad y de las agresiones.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Presión alta y baja, aceleración de los latidos cardíacos, angina y gripe. Además, enfermedades relacionadas con la garganta, la faringe y el maxilar inferior: dolores de muelas, amigdalitits, ronqueras y bronquitis. Enfermedades del metabolismo: regulación del sobrepeso y del peso bajo.


POSICIÓN BÁSICA 2

POSICIÓN DE LAS MANOS
Las manos están colocadas sobre la parte superior de la caja torácica. Una mano está puesta sobre el pecho, la otra sobre el corazón. Ambas manos también pueden estar colocadas sobre el centro de la parte superior de la caja torácica.
Aquí se encuentra el 4to. chakra. = chakra del corazón.

LAS PARTES DEL CUERPO TRATADAS
El corazón, la zona inferior del pulmón, el sistema circulatorio de la sangre, la sangre y la piel.

GLÁNDULA
El timo
El timo ha cumplido con su cometido al llegar a /a pubertad. Ayuda a la constitución del sistema inmunológico y a la formación de los anticuerpos.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
El tratamiento de este chakra nos permite admitir las emociones, aceptarlas y transmitirlas Reduce las depresiones.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Trastornos cardíacos días enfermados del corazón no deben ser tratadas directamente en el chakra del corazón), pulmonías, asma, enfermedades de la sangre, enfermedades de la piel y todas las enfermedades en la zona del pecho


POSICIÓN BÁSICA 3

POSICIÓN DE LAS MANOS
Las manos se posan brevemente sobre el ombligo y el estómago.
Aquí se encuentra el 3er. chakra = chakra del plexo solar

PARTES DEL CUERPO TRATADAS
Con esta posición se alcanza la cavidad abdominal completa, el ' estómago, el hígado, el bazo, la vesícula biliar, el sistema digestivo y el sistema neurovegetativo.

GLÁNDULA
El páncreas. El páncreas produce insulina.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
El nerviosismo, el insomnio, el shock, el estrés, las angustias,
la obesidad y la anorexia. En este chakra elaboramos nuestras experiencias y nuestros sentimientos.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Enfermedades del estómago, del intestino, acidez estomacal y enfermedades del metabolismo.


POSICIÓN BÁSICA 4

POSICIÓN DE LAS MANOS
Las manos se ubican sobre el pubis.
Aquí se encuentra el 2do. chakra = chakra del sacro.

PARTES DEL CUERPO TRATADAS
Abarca toda la zona genital: útero, vejiga, riñones, la parte inferior de los intestinos, sangre, ganglios linfáticos y jugos digestivos.

GLÁNDULAS
Glándulas genitales, ovarios, testículos y próstata.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
Problemas sexuales, como frigidez e impotencia. Temores al contacto, represión, problemas de peso y depresiones.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Trastornos ginecológicos y urológicos, el intestino, trastornos digestivos y de la menopausia, la linfa, enfermedades en la parte inferior del abdomen y las venas.


POSICIÓN ESPECIAL 1

POSICIÓN DE LAS MANOS
Las manos están colocadas a la izquierda y a la derecha
de la clavícula

PARTES DEL CUERPO TRATADAS
Desde este sitio se tratan los bronquios

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
Se reducen los sentimientos de estrés y de angustia.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Alivio del asma, de la bronquitis y de la tos.



POSICIÓN DE LAS MANOS
Las manos se ubican a la derecha debajo del pecho, a la altura de la cintura. Las puntas de los dedos se orientan hacia el ombligo.

LAS PARTES DEL CUERPO TRATADAS
Desde este sitio se tratan el hígado, la vesícula biliar, el píloro y el duodeno.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
Alivio de los estados de agitación, de las depresiones y de los miedos.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Todas las enfermedades del hígado y de la vesícula, como hepatitis, trastornos digestivos, flatulencia, anorexia, espasmos del píloro y hipertonía. Si existen enfermedades del metabolismo se efectúa la desintoxicación desde esta posición.


POSICIÓN ESPECIAL 2

POSICIÓN DE LAS MANOS
Las manos se ubican a la derecha debajo del pecho, a la altura de la cintura. Las puntas de los dedos se orientan hacia el ombligo.

LAS PARTES DEL CUERPO TRATADAS
Desde este sitio se tratan el hígado, la vesícula biliar, el píloro y el duodeno

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
Alivio de los estados de agitación, de las depresiones y de los miedos.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Todas las enfermedades del hígado y de la vesícula, como hepatitis, trastornos digestivos, flatulencia, anorexia, espasmos del píloro y hipertonía. Si existen enfermedades del metabolismo se efectúa la desintoxicacion desde esta posición.


POSICIÓN ESPECIAL 3

POSICIÓN DE LAS MANOS
Las manos están colocadas a la izquierda debajo del pecho, a la altura de la cintura. Las puntas de los dedos están orientadas hacia el ombligo

PARTES DEL CUERPO TRATADAS
Con esta posición, se tratan partes del estómago y del páncreas (producción de insulina y de enzimas), el bazo, así como partes del intestino grueso y del intestino delgado.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
La anemia, la leucemia, el sistema inmunológico completo, la diabetes, las infecciones, el cáncer, el sida y la enfermedad celíaca
Fortalece el sistema inmunológico en el caso de enfermedades como la gripe, el sarampión y las paperas.

 
POSICIÓN ESPECIAL 4

POSICIÓN DE LAS MANOS
Las manos están ubicadas sobre la ingle en forma de V.
Con esta posición se llega al chakra de la raíz y del sacro.

PARTES DEL CUERPO TRATADAS
Desde aquí se trata toda la zona urogenital, los intestinos, el apéndice, el útero y la vejiga.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
Neurosis de miedos, dificultades sexuales, problemas de peso, falta de impulso, carencia de perspectivas y pesimismo. Estímulo del pensamiento positivo.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Enfermedades de los órganos del bajo vientre, de la circulación y de la digestión, así como también trastornos de la menopausia. Esta posición se adopta adicionalmente se hay tumores de pecho.


POSICIÓN DE ESPALDA 1

POSICIÓN DE LAS MANOS
La persona se acuesta boca abajo. Las manos están ubicadas en forma de T sobre el coxis.
Aquí se encuentra el ler. chakra = el chakra de la raíz.

PARTES DEL CUERPO TRATADAS
Influencia positiva para la columna vertebral, los huesos, los dientes y las uñas; además para el recto, los intestinos, la sangre, la constitución de las células y el nervio ciático.

GLÁNDULA
Glándulas suprarrenales.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
Se reestablece la relación con la realidad. Desaparecen los miedos al futuro.
En el primer chakra se estimulan la conformidad, la estabilidad y la fuerza interior. Es más fácil concretar los objetivos y crece la confianza primitiva.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Problemas digestivos, inflamaciones intestinales, hemorroides, toda clase de enfermedades de los huesos, de los dientes y de la sangre, especialmente la osteoporosis.


POSICIÓN DE ESPALDA 2

POSICIÓN DE LAS MANOS
Las manos se ubican en la espalda a la derecha y a la izquierda de los riñones.

PARTES DEL CUERPO TRATADAS
Desde esta posición, se tratan los riñones, el intestino y el nervio ciático.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
Dificultades sexuales, temores de contacto y pánico.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Se estimula la desintoxicación del cuerpo y de los órganos excretores. Influencia positiva en el caso de enfermedades de los riñones como la nefritis, los trastornos del metabolismo y las reacciones alérgicas.
Esta posición es muy importante en el caso de un shock y de quemaduras, para evitar un colapso de la actividad de los riñones.
 
POSICIÓN DE ESPALDA 3

POSICIÓN DE LAS MANOS
Las manos están ubicadas a la altura del corazón, a la derecha y a la izquierda de la columna vertebral. Las puntas de los dedos están orientadas hacia los omóplatos.

PARTES DEL CUERPO TRATADAS
Se tratan los pulmones y la zona del corazón. Tratamiento local
de la columna vertebral y de los omóplatos.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
Disminución de los bloqueos emocionales, de la angustia y de la depresión. Se aflojan las tensiones.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Pulmonía, tos, enfermedades cardíacas y dolores de espalda.


POSICIÓN DE ESPALDA 4

POSICIÓN DE LAS MANOS
Las manos se posan a la derecha y a la izquierda sobre los hombros.

PARTES DEL CUERPO TRATADAS
Zona de los hombros y espalda.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
En este caso se aflojan el estrés y las tensiones. Desaparece de nuestra espalda la carga que nos parece demasiado pesada para sobrellevar.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Se aflojan las tensiones de la musculatura en la zona del cuello y de los hombros, así como también de la espalda.


POSICIÓN DE ESPALDA 5

POSICIÓN DE LAS MANOS
Las manos se posan en la nuca a la altura de la 7ma. vértebra cervical.

PARTES DEL CUERPO TRATADAS
Nuca, cuello, columna vertebral y nervios.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
Desaparece la angustia que nos acongoja.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Dolores de la columna vertebral, nervios, problemas de la nuca y trauma del derrape.


POSICIÓN ESPECIAL 5

POSICIÓN DE LAS MANOS
La persona está acostada boca abajo. Las manos se posan en las corvas.

PARTES DEL CUERPO TRATADAS
En este caso se obtiene una influencia positiva sobre toda la zona de la rodilla.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
Se aflojan los bloqueos emocionales.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Artrosis, inflamación de la bolsa sinovial y lastimaduras causadas por prácticas deportivas.
 
POSICIÓN ESPECIAL 6

POSICIÓN DE LAS MANOS
La persona puede estar acostada boca abajo o boca arriba.
Las manos se cierran sobre los tobillos.

PARTES DEL CUERPO TRATADAS
En este caso se tratan los daños en las articulaciones así como las enfermedades de toda la zona pelviana.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS
Falta de confianza y estabilidad.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS FÍSICOS
Artrosis, reumatismo y daños desde la columna vertebral hasta la zona pelviana. Infecciones de las vías urinarias.


POSICIÓN ESPECIAL 7

POSICIÓN DE LAS MANOS
La persona puede estar boca abajo o boca arriba. Las manos se posan en la planta del pie.

PARTES DEL CUERPO TRATADAS
En este caso se alcanzan y se activan todos los puntos de acupuntura. Esta posición apoya casi todas las demás posiciones.
Debe aplicarse esta posición especialmente después de un estado de coma y para el tratamiento posterior a un shock.


POSICIÓN ESPECIAL 8

POSICIÓN DE LAS MANOS
La persona se encuentra acostada boca abajo. Una mano se apoya en el hueso sacro y la otra en la planta del pie.

PARTES DEL CUERPO TRATADAS
Nervio ciático.

TRATAMIENTO DE TRASTORNOS PSÍQUICOS Y FÍSICOS
Esta es una posición especial para el tratamiento del nervio ciático. El tratamiento tiene que prolongarse por lo menos durante 10 minutos.


La iniciación

Con la práctica de estos ejercicios pasó el segundo día y una parte del tercero. Cada uno de los participantes tuvo la oportunidad de ejercitar en su cuerpo y en el de los demás, y todos están muy motivados. Ahora
conforman una unidad, muchas emociones se liberan, y todos ansían lle¬gar a la iniciación.
Para forjar una atmósfera distendida y receptiva después del trabajo teóri¬co y de la agitación que acompañó a los ejercicios prácticos, invito a todos los participantes a un viaje de chakras. Oscurezco el ambiente, lo ilumino solo con luz de velas y pongo música suave de meditación. Con aceites aromáticos se aumenta la atmósfera relajada del ambiente. Son los mismos preparativos que realizo para un tratamiento de Reiki. Con este viaje de chakras vuelven la calma y la armonía y se expande una sensación de solemnidad.
Durante esta meditación se establece contacto con los diferentes chakras. Preparo a los alumnos para este viaje de chakras indicándoles que probablemente ahora ellos mismos percibirán sus chakras. El efecto puede ser distinto en cada uno. Algunos sienten un calor agradable o tie¬nen la sensación de que están girando. Algunos discípulos ya presienten los colores de cada chakra. Es una experiencia muy emocional, se liberan sentimientos y muchos concluyen el viaje llorando. Después de este viaje sienten grandes deseos de hablar sobre lo vivido y sobre estas nuevas experiencias. La confianza que reina ahora dentro del grupo permite a sus integrantes hablar sobre los sentimientos liberados y sobre las vivencias. Recién ahora mis discípulos comprenden claramente lo que son las chakras y cuánta fuerza tienen en sus manos cuando pueden trabajar con Reiki.
Luego les ofrezco un tratamiento de chakras. Cada uno puede indicar el chakra que debe ser tratado con Reiki. A causa de las experiencias adquiridas en el viaje de chakras, estos deseos tienen un carácter muy personal. La mayoría tiende a pedir que se abra el chakra del corazón, es decir, el chakra a través del cual pueden alcanzarse los sentimientos. Los demás pueden presenciar el tratamiento, que es seguido por una conversa¬ción grupal. Las experiencias son variadas y en este momento no es posi¬ble dar una descripción detallada de las mismas.

Reiki Grado II

Después de estos preparativos comienzo con las iniciaciones. El maes¬tro y los discípulos se encuentran solos en el ambiente, que fue prepara¬do por mí de determinada manera. Cada discípulo vive la iniciación en forma diferente. Es una ceremonia santa, bendecida por las oraciones y por la unción con aceites. Mis discípulos sienten cómo los invade la energía y cómo se transforman en canal.
La iniciación en el Grado I capacita a mis discípulos a brindarse Reiki a ellos mismos y a otras personas. Un tratamiento tiene que durar por lo menos 20 minutos.

Reiki Grado I capacita para:
• La relajación profunda
• La disolución de los bloqueos
• La desintoxicación del cuerpo
• El abastecimiento con energía positiva de vida




Con la iniciación en el Grado II pueden obtenerse más habilidades. Despido a mis alumnos con la promesa de que en cualquier momento pueden recurrir a mi ayuda y a mi consejo. Como recuerdo, les obsequio mi libro: Reiki. La fuerza sanadora de las manos y un casete de audio con música de meditación.

Poderes mentales

Preparación e iniciación

Para el seminario para el Grado II, también realizo preparativos con dos a tres días de anticipación. Mis discípulos ya disponen de amplios cono¬cimientos teóricos y han utilizado en la práctica sus conocimientos del Grado I. Entre la iniciación del Grado I y la del Grado II tiene que haber por lo menos un intervalo de ocho a doce semanas.
Los integrantes del segundo seminario con frecuencia ya se conocie¬ron en el primero o en ocasión de visitas que me efectuaron. Para crear un ambiente de confianza, los participantes se aplican Reiki mutuamen¬te y, al hacerlo, puedo controlar cómo se han fortalecido y profundizado los conocimientos adquiridos en el primer seminario.
En el Grado II no deben iniciarse personas que ven al Reiki como una causa de prestigio. Para poner una barrera natural, el honorario es considerablemente más elevado que para la iniciación en el Grado I.
La iniciación en el Grado II nos capacita a efectuar un tratamiento con símbolos secretos de protección. Con ellos se aumenta la intensidad de la energía positiva de vida y se reduce el tiempo de tratamiento. Pero;
lo más importante es que ahora puede tratarse mentalmente, es decir, que no revisten importancia ni el tiempo ni el ambiente.
Los iniciados en el Grado II aprenden los símbolos secretos que per¬miten esta forma de tratamiento. Estos signos se ejercitan durante el seminario y tienen que fijarse en forma permanente. Se transmiten sola¬mente del maestro a sus discípulos.
Durante la iniciación, el maestro dibuja estos símbolos en la frente del discípulo, dándoles una impronta perpetua. Los mismos serán efec¬tivos únicamente a través de la iniciación efectuada por el maestro.
 
Los chakras

Si quiere trabajar íntegramente con Reiki, es básicamente necesario ad¬quirir un conocimiento profundo de los chakras.
Los chakras ya son mencionados en la antigua literatura en sánscrito y este término llegó al mundo occidental por intermedio del Tantra-Yoga.
La palabra "chakra" significa rueda, volante, círculo. En las imágenes
de meditación, los yogui representan los chakras como flores de loto.
A cada chakra se le atribuyen diferentes cantidades de pétalos. La cantidad de pétalos asciende desde el chakra de la raíz, representado por una flor de loto de cuatro pétalos, hasta el mandala o chakra de la corona como una flor de loto con mil pétalos.
En algunas descripciones el chakra también es llamado "Padma" = Flor de Loto. La cantidad de pétalos da una breve información acerca del au¬mento de la frecuencia de oscilación energética del chakra.
Los chakras son centros de energía de materia liviana en nuestro cuerpo, a través de los cuales estamos especialmente dispuestos a absor¬ber Reiki.
Nuestro cuerpo consta de siete chakras principales, a los que me de¬dicaré individualmente en los siguientes capítulos. Los distintos chakras están unidos por una corriente común de energía.
Los videntes pueden ver los chakras como círculos de diferentes co¬lores que van girando. La visión de estos colores es algo individual y subjetivo. Los colores reconocidos por mí corresponden a los colores del espectro del arco iris y los voy clasificando al describir los distintos chakras.
Los chakras son el espejo de nuestro alma. Todas las experiencias, buenas o malas, que hemos obtenido en el transcurso de nuestra vida, influyen sobre la conducta de los chakras. Las vivencias y experiencias negativas producen bloqueos, que interfieren en la circulación de la ener¬gía. De acuerdo con su predisposición, el ser humano reacciona ante su entorno en forma agresiva o introvertida.
Cada chakra tiene una clasificación espiritual y una física. Allí dón¬de se lastiman nuestros sentimientos, no tardan en aparecer las dolen¬cias físicas, y de esta forma se cierra el círculo.
Así como cada chakra pertenece a una zona emocional definida, los trastornos en esta zona pueden transformarse en molestias en los órga¬nos, partes del cuerpo y procesos de metabolismo correspondientes. Con frecuencia, un chakra está bloqueado de tal forma que el ser humano se siente impotente, sin energía y carente de estímulos para la acción.
Como casi ningún otro método de tratamiento, Reiki nos ofrece la posibilidad de disolver estos bloqueos. A través de los chakras se intro¬duce la energía positiva dada por el Reiki y la energía negativa sale. Cuando aplico Reiki siento en mis manos la corriente de energía.
Por la intensidad de la energía que fluye, reconozco los trastornos en los chakras. Cuanto más energía fluye, tanto más obstruido está el chakra. No es posible aplicar una "sobredosis" de Reiki. El cuerpo únicamente acepta la cantidad de esta energía vital positiva que necesita o que en este momento está dispuesto a elaborar. Este tratamiento abre chakras, libera bloqueos e influye positivamente sobre eventuales síntomas de enfermedad.
La circulación de energía que une los chakras entre sí y a su vez con los órganos permite tratar cada enfermedad a través de su correspon¬diente chakra.
La persona tratada puede presentar fuertes reacciones emocionales, por ejemplo un llanto liberador. Después se sienten tranquilos y relaja-dos. Sienten un enorme deseo de hablar sobre las sensaciones vividas y muchas veces descubren una intensa sensación de felicidad, no vivida en mucho tiempo.
Los procesos de sanación impulsados por Reiki pueden ser comple¬mentados con otros métodos terapéuticos. Según mis experiencias, se consiguieron muy buenos resultados con las terapias con colores, con aceites aromáticos, con música, con piedras preciosas y con las flores de Bach. En mi consultorio prefiero el tratamiento con las flores de Bach.

Los chakras


Los siete chakras (centros de energía) del ser humano:

1.    chakra de la raíz,
2.    chakra del sacro,
3.    chakra del plexo solar,
4.    chakra del corazón,
5.    chakra del cuello,
6.    chakra de la frente (entrecejo),
7.    chakra de la corona (mandala)
 
1er. chakra

MULADHARA-CAKRA = CHAKRA DE LA RAÍZ

El chakra de la raíz queda en la zona de la cavidad pelviana entre el ano y los genitales, y se abre hacia abajo. La imagen de la meditación es la flor de loto de cuatro pétalos. El color del chakra de la raíz es un rojo luminoso. El elemento que le corresponde es la tierra.


• Al chakra de la raíz se le atribuye toda la materia sólida en el cuerpo (huesos, dientes y uñas), los pies y las piernas. El sistema digestivo con el ano, la próstata, la sangre y la constitución de las células se trata a través del chakra de la raíz. El órgano sensitivo del chakra de la raíz es la nariz, el sentido del olfato.

Trastornos del chakra de la raíz

Estos pueden reconocerse por las siguientes actitudes: la persona tiene temores extremos a sufrir heridas físicas o psíquicas. Para evitar ser lasti¬mada prefiere lastimar a otros. Un egoísmo extremo caracteriza a estas personas. Los bloqueos de la chakra de la raíz se identifican con un pensa¬miento y una conducta marcadamente materialistas. La sensualidad se aumenta hacia la impulsividad extrema, y se rechazan los sentimientos. Las personas con un chakra de la raíz perturbado o bloqueado tienden a huir de la realidad, y en parte también son proclives a las adicciones (alcohol, nicotina, y en el peor de los casos, las drogas).

Un chakra de la raíz. equilibrado

Transmite un sentimiento de seguridad. Superó el miedo a la impoten¬cia y prevalecen el amor y la confianza. La unión con la tierra, con lo duradero, permite la relación con la realidad. Los seres sensitivos con un chakra equilibrado son capaces de agotar sus habilidades espirituales y de perfeccionar sus aptitudes. Esto incluye la capacidad de abandonar el cuerpo, de percibir visiones sin sentir miedo y la clarividencia.

2do. chakra

SVADHISTHANA-CAKRA = CHAKRA DEL SACRO

El chakra del sacro se encuentra a la altura del pubis y se abre hacia adelante.
La imagen de la meditación es la flor de loto de seis pétalos. El color del chakra del sacro es naranja. El elemento que le corresponde es el agua.


• Desde el chakra del sacro se influye en forma positiva en toda la cavi¬dad pelviana, o sea los órganos de reproducción, los riñones, la vejiga, así como también todo lo líquido: la sangre, la linfa, los jugos gástricos y el esperma. El órgano sensitivo del chakra del sacro es la lengua, el sentido del gusto.


Trastornos del chakra del sacro

Estos pueden reconocerse por las siguientes actitudes: la persona tiene una conducta irracional y tiene perturbaciones de su autoestima. Tiene miedo a relacionarse, miedo a crear una familia. Tiende a la frigidez, a la mojigatería, a la sobreexcitación sexual o a disfunciones sexuales compulsivas. Con sus celos infundados, aterroriza a su pareja o a otras personas cercanas.
Aquí se reflejan vivencias de la infancia que no han sido asimiladas. En el hogar paterno faltaba la protección. La persona carece de disciplina y de perseverancia. Estas personas siempre fracasan al hacer regímenes o no pueden frenar sus deseos sexuales.

Un chakra del sacro equilibrado

Genera una concordancia físico-psíquica en la vida de pareja. El indivi¬duo confía en sus instintos y el entorno percibe su vitalidad. Descansa en sí mismo y tiene un marcado sentido familiar. Cuando el chakra de la raíz y el chakra del sacro, se armonizan, un ser con predisposición sensitiva tiene la posibilidad de perfeccionar sus aptitudes.
 
3er. chakra

MANIPURA-CAKRA = CHAKRA DEL PLEXO SOLAR

El chakra del plexo solar se encuentra a la altura del ombligo y se abre hacia adelante.
La imagen de la meditación es la flor de loto de diez pétalos. El color del chakra del plexo solar es amarillo. El elemento que le corresponde es el fuego.

• El chakra del plexo solar establece la comunicación con la cavidad abdominal, con el estómago, el hígado, el bazo, la vesícula biliar y el sistema digestivo. Es el chakra para el sistema nervioso vegetativo. El órgano sensitivo es el ojo, el sentido de la vista.


Trastornos del chakra del plexo solar

Estos pueden reconocerse por las siguientes actitudes: es el centro de las enfermedades psicosomáticas. La persona tiende al estrés, al miedo y al nerviosismo. Está perturbado el centro de las emociones, y se difi¬culta el trato con otros seres humanos. No confía en sus instintos, perdió su propia identidad y sentimentalmente vive según las imaginaciones de otros. No acepta su propio cuerpo. Las reacciones frente al entorno son miedo, inseguridad y rabia.
El chakra del plexo solar es el centro de todas las emociones. Aquí se elaboran la rabia y el odio, la aflicción y la alegría.

Un chakra del plexo solar equilibrado

Un ser humano de este tipo reposa en su centro y da a su entorno una sensa¬ción de estabilidad. Es una persona activa, que toma decisiones y que asu¬me responsabilidades. Reacciona con sensibilidad y toma sus decisiones dejándose guiar por sus intuiciones. Los seres humanos con un chakra del plexo solar equilibrado son muy sensibles y abiertos a los problemas de los demás. En este caso, los seres con aptitudes mediales pueden fortalecer sus habilidades telepáticas. Tienen la así denominada visión de rayos X.

4to. chakra

ANAHATA-CHAKRA = CHAKRA DEL CORAZÓN

El chakra del corazón se encuentra a la altura del corazón en el centro de la caja torácica y se abre hacia adelante. La imagen de la meditación es la ñor de loto de doce pétalos. Los colores del chakra del corazón son rosa y verde. El elemento que le corresponde es el aire.

• Cómo partes del cuerpo, se tratan el corazón, la zona inferior del pul¬món, la circulación sanguínea y la sangre. El órgano sensitivo es la piel, el sentido del tacto.


Trastornos del chakra del corazón

Estos pueden reconocerse por las siguientes actitudes: el pesimismo y una cosmovisión negativa inactivan este chakra. Un amor egoísta y el egocentrismo dificultan el trato con estas personas. El egocéntrico sólo se ama a sí mismo y no tiene consideración por los sentimientos de otras personas. Es inconstante, inestable y le cuesta decir que "no". Es un ser que se entrega incondicionalmente hasta llegar a la servidumbre.

Un chakra del corazón equilibrado

Esta clase de ser humano se destaca por el amor que profesa a sus seme¬jantes, es compasivo y armonioso. Su cualidad más destacada es un sano optimismo. Está dispuesto a aceptar y a transmitir amor. El chakra del corazón es el asiento del amor puro. Este chakra es el centro que nos habilita a hacer fluir de las manos la Energía Vital Uni¬versal -Reiki- para sanar a otros.

El chakra del corazón activo

Capacita para influir mentalmente sobre las cosas. Por ejemplo, la trans¬misión del pensamiento y la sanación a distancia. "La voluntad puede mover montañas". Todo lo que seriamente se desea alcanzar, se cumplirá.

5to. chakra

VISUDDHA-CAKRA = CHAKRA DEL CUELLO

El chakra del cuello se encuentra en la parte delantera del cuello, en la zona de la faringe y se abre hacia adelante. La imagen de la meditación es la flor de loto de dieciseis pétalos. El color del chakra del cuello es azul. El elemento que le corresponde es el éter.

• Los pulmones, los bronquios, el esófago, la garganta y el maxilar son alcanzados por este chakra del cuello. El órgano sensitivo es la oreja, el sentido del oído.


Trastornos del chakra del cuello

Pueden reconocerse por la siguiente actitud: está perturbada la capaci¬dad de la comunicación. En el caso de perturbaciones pasivas de con¬ducta, el ser humano no puede hablar sobre sus sentimientos, ni con palabras ni con gestos. La desconfianza, la falta de autoestima y el te¬mor de no poder controlar la propia vida, llevan a necesidades orales compulsivas. La persona "traga" todo (alcohólicos, comportamiento en¬fermizo al comer). Le falta la capacidad de defenderse, no tiene fuerza para imponerse.
La perturbación activa del chakra del cuello se manifiesta porque el individuo trata de imponerse verbalmente gritando y vociferando. No es diplomático ni sincero: es el mentiroso.

Chakra del cuello activo

Capacita al ser humano para escuchar. Le gusta discutir y es capaz de hablar sobre sus sentimientos. Los seres con un chakra del cuello equi¬librado son muy creativos y abiertos a las inspiraciones.
6to. chakra

AJNA - CAKRA = CHAKRA DE LA FRENTE

El chakra de la frente se encuentra entre las cejas en el medio de la frente y es conocido también como "el tercer ojo". La imagen de la meditación es la flor de loto de noventa y seis pétalos.
El color del chakra de la frente es violeta-azul índico. Aquí se encuentra el asiento de la inspiración.

• Es el chakra para los ojos, los senos paranasales, los senos frontales y los nervios craneales.


Trastornos del chakra de la frente

Estos pueden reconocerse por las siguientes actitudes: el pensamiento racional e intuitivo le son extraños a este ser. No es capaz de organizar su vida y tiende a la falta de concentración. No es apto para posiciones jerárquicas. Le falta cualquier clase de sensibilidad e inspiración. Su conducta negativa se expresa en un pensamiento egoísta, supersticioso y dogmático. Incluso las cosas más triviales se intelectualizan. Estas personas son propensas a las enfermedades mentales y a la ingestión de drogas.

Un chakra de la frente equilibrado

Nos permite percibir oscilaciones y cosas que no se expresan. Nos deja¬mos guiar por nuestra inspiración. Aquí se desarrolla el sexto sentido, una buena capacidad de discernimiento y sensibilidad. Y aquí también se encuentra el centro del pensamiento lógico y de la concentración. La meta máxima a alcanzar es la sabiduría. Este chakra le da a la persona la capacidad de autoevaluarse. Puede ser clarividente, y percibir y comprender visiones. También es capaz de recibir y de enviar mensajes telepáticos. Este es el asiento de la fuerza inspiradora y de la energía de la meditación y de la profecía.
 
7mo. chakra

SAHASRARA-CAKRA = CHAKRA DE LA CORONA O DE LA CORONILLA, EL MANDALA

El chakra de la corona se encuentra en la zona de la coronilla en la parte más elevada de la cabeza y se abre hacia arriba. La imagen de la meditación es la flor de loto de mil pétalos. El color de la chakra de la corona es blanco-violeta. Aquí se encuentra el asiento de la iluminación.

• Al chakra de la corona le corresponden el cerebro y la bóveda craneal. No hay correspondencia física. El chakra de la corona supera todos los sentidos y elementos.


Trastornos del chakra de la corona

Estos pueden reconocerse por las siguientes actitudes: la persona tiende a las perturbaciones emocionales, que se expresan como autocompasión y martirio. Dramatiza y por todos los medios trata de llamar la atención sobre su persona.

A muy pocas personas les es posible alcanzar la suprema sabiduría y la conciencia universal. Las personas que se encuentran en este camino, suelen enfrentar a sus congéneres con tolerancia. Aceptan a los demás, sin tratar de cambiarlos o de inmiscuirse en sus vidas, y muestran mu¬cha comprensión. Pero este nivel del ser permanece oculto a la mayoría de los seres humanos.

Armonización de los chakras


Alineación del chakra de la raíz con el chakra de la frente


Alineación del Chakra del sacro con el Chakra del cuello.


Alineación del Chakra del plexo solar con el Chakra del corazón.

EXPERIENCIAS CON REIKI

Tratamiento directo

Con Reiki tenemos infinitas posibilidades de tratamiento. La inicia¬ción en el Grado I nos capacita para suministrar Reiki a otras personas por vía directa. Para ello es necesaria la presencia física del receptor. El Grado I también es la premisa para la imposición del Reiki en la propia persona.
Los Chakras son el acceso directo a nuestros centros de energía. Un tratamiento de Chakras siempre es conveniente cuando no existe un cuadro clínico concreto de la enfermedad y cuando solo se desea "car¬gar" energía. Pero también son el centro y el "puesto de distribución" de enfermedades que están descriptas en el listado de enfermedades psíquicas y físicas. En los distintos cuadros clínicos se tratan además directamente las partes del cuerpo o los órganos que duelen o que es¬tán lastimados.
Con el Grado II se adquiere la capacidad de otorgar Reiki mental¬mente y en este caso no revisten importancia ni el tiempo ni el am¬biente. Con el receptor puede convenirse una fecha en la cual "se en¬viará" Reiki. La experiencia demostró que el receptor siente clara¬mente durante cuánto tiempo y con cuánta intensidad fluye la energía. Solo debe suministrarse Reiki a la persona que así lo desea. Pero, si tenemos la convicción de que un ser necesita ayuda, también está per¬mitido ayudar mentalmente con Reiki sin una expresa conformidad. Esta persona inconscientemente se decidirá a aceptar o no esta ener¬gía.
La energía Reiki no se restringe solamente a los seres humanos. Puede ser transmitida a animales y a plantas. Tenemos la capacidad mental de cargar el ambiente de las habitaciones con energía positiva;
lo que es beneficioso en situaciones de estrés, como exámenes, cita¬ciones judiciales, transacciones comerciales u operaciones.
Los tratamientos Reiki pueden estar unidos a reacciones emocio¬nales muy fuertes. No debe interrumpirse el tratamiento aun si la per¬sona tratada comienza a llorar o a reirse. Para no transmitir solamente conocimientos teóricos, describo a continuación algunas de mis expe¬riencias y las de mis alumnos.

Mi primer autotratamiento

Mi iniciación en el Reiki Grado I me permitió la autoimposición de Reiki. A causa de mi situación laboral, vivía estresada y sufrí reiteradas veces aceleración del ritmo cardíaco y un desasosiego interior; lo que para mi fue el factor desencadenante para un autotratamiento. Oscurecí el ambiente, utilicé lavanda como aceite aromático y puse música de meditación. Después de unos segundos, sentí un leve cosquilleo en mis manos. La zona donde apoyé mis manos se puso caliente. Me atravesó una sensación agradable. Cerré los ojos y dejé actuar el Reiki. Perdí la sensación del tiempo. En mis manos percibí el fuerte latido de mi cora¬zón. Con el tiempo se tranquilizó, hasta que recobró su ritmo normal. El nerviosismo se desprendió de mí. Percibí armonía y serenidad interior. Actualmente es completamente natural para mí la imposición regular de Reiki.

Trastornos de la pubertad y migraña

Cuando mi hija llegó a la pubertad, como muchas otras niñas de su edad, sufría intensos dolores en el bajo vientre y frecuentes migrañas. Le ofrecí un tratamiento con Reiki, pero como era algo nuevo para ella y nos separaba el conflicto normal entre madre e hija, primero mostró cierto escepticismo. Siempre se quejaba de que yo tenía poco tiempo para ella y que prefería a sus hermanos.
La motivación para ella de aceptar el Reiki fue en primer lugar, la necesidad "mi mamá se dedica sólo a mí". En el primer tratamiento me limité al Chakra del sacro. A ella le causó una impresión muy agradable y relajante, y sintió el calor como un gran bienestar. La sensación de calor perduró durante toda la noche. El día siguiente me pidió otro trata¬miento. A partir de este momento traté con regularidad su bajo vientre y la migraña con las correspondientes posiciones de cabeza. Después de una cantidad de tratamientos periódicos, los dolores menstruales habían perdido su intensidad, hasta alcanzar una medida normal, y los dolores de migraña no aparecieron más.
Esta relación más profunda y la ayuda que pude darle, permitió el desarrollo de una nueva relación madre e hija. Se había reinstalado la base de confianza y ella comenzó a interesarse cada vez más en Reiki. Cuando cumplió 18 años, me pidió la iniciación en Reiki Grado I. Mien¬tras tanto aplica Reiki regularmente y con buenos resultados.

Tratamiento del dolor ciático

Mi amiga, Úrsula Vogt, con quien escribí este libro, fue iniciada como maestra de Reiki por mi marido. Fue consultada por una señora con trastornos ciáticos, que hacía varias semanas que estaba en tratamiento médico y tenía parte de enferma. El médico le había dado el alta con la advertencia de que tendría que seguir viviendo con los dolores que toda¬vía la aquejaban. A pesar de las inyecciones y de las infusiones aún sentía con mucho dolor su nervio ciático derecho. La señora Vogt la trató en el lado derecho con la posición especial para el dolor ciático. Durante el tratamiento, tuvo la idea de tratar también la pierna izquier¬da. Para su asombro, notó que la pierna izquierda reaccionaba notable¬mente con más fuerza que la derecha enferma.
Después del tratamiento, la paciente estuvo totalmente relajada y contó con lujo de detalles cómo la energía fluía con suaves impulsos a través de su pierna. La pierna izquierda estaba realmente caliente. El tratamiento continuó a diario. Durante la segunda visita, la señora contó que el calor se mantuvo durante toda la noche. Los tratamientos subsi¬guientes tuvieron siempre los mismos resultados: la pierna izquierda necesitaba considerablemente más energía que la derecha. La señora Vogt pensó que un daño en la cadera izquierda conducía a una mala posición y a una carga desequilibrada de la pierna derecha. Este fue el factor desencadenante para el dolor ciático en la pierna derecha, pero no su origen. Ante una recomendación de la señora Vogt, la paciente con¬sultó a un quiropráctico, quien después de una exhaustiva revisación y con la advertencia de que la cadera izquierda estaba dañada, diagnosticó que la pierna izquierda era dos centímetros más corta que la derecha. Para aliviar la pierna derecha y la columna vertebral, la paciente recibió plantillas que equipararon la diferencia de largo entre las dos piernas. Actualmente la paciente no tiene más molestias.

Caída con lastimadura de rodilla

Me visitó una persona conocida. Hacía mucho que no nos veíamos y entre otras cosas conversamos sobre el trabajo en este libro y sobre mis actividades como maestra de Reiki. En este contexto me confesó que tenía un gran acceso al Reiki y que ella misma había vivido una asombrosa experiencia con Reiki. Me contó la siguiente historia: en cierta ocasión tenía un compromiso como actriz en un importante tea¬tro de Alemania. Al salir del primer acto, se cayó por una escalera y se lastimó la rodilla derecha. Un agudo dolor traspasó su rodilla y las lágrimas se agolparon en sus ojos. Cuando trató de levantarse, la pier¬na se dobló debajo de ella. Le trajeron una silla y pudo sentarse con ayuda ajena. Quedó presa del pánico y se produjo gran agitación, pues en pocos minutos comenzaba su siguiente actuación. En este momen¬to, se le aproximó un hombre que trabajaba detrás del escenario. Ella repetía que tenía que acudir al escenario y que era incapaz de actuar, porque los dolores eran demasiado intensos. Él le habló calmándola: le dijo que se quedara muy tranquila y que ahora le "haría algo". La calma que irradiaba este hombre alejó el sentido de pánico que la em¬bargaba. El hombre apoyó sus manos unos cinco minutos sobre su rodilla. El dolor agudo se redujo, pero ella seguía teniendo miedo de levantarse. El hombre la instó a pararse. Llena de miedo se levantó de la silla y para su gran sorpresa comprobó que ya no tenía dolores. Para gran alivio de todos pudo subir al escenario e interpretar su rol hasta el final. Más tarde se enteró que este hombre le había aplicado Reiki.

La carga que llevamos sobre nuestras espaldas

Una de mis discípulas de Reiki acudió a nosotros para desahogarse. No¬sotros la habíamos iniciado como Grado I y conocía los efectos del Reiki. Su situación personal era catastrófica. Se estaba divorciando y tenía miedo de que su marido le quitara los hijos. El hombre había abusado sexualmente de su hija. La Oficina de Protección de Menores no creía en las declaraciones de madre e hija, aunque poseían un dictamen de un psicólogo. El juicio estaba fijado para el día siguiente. Estaba fuera de sí por la angustia y tenía fuertes dolores de espalda, especialmente en los hombros. Llegó hasta nosotros con la esperanza de que mi marido pu¬diese ayudarle con un tratamiento de Reiki. Mi marido trató el chakra del plexo solar, para quitarle la angustia. Después aplicó Reiki en todas las posiciones de espalda y terminó con el hombro. Cuando el Reiki fluía dentro del hombro, la señora lanzó un grito súbito. Sollozaba y lloraba desgarradoramente y reiteradas veces gritaba: "¡No, no!". ¡Mi esposo no interrumpió el tratamiento! Después de unos diez minutos se tranquilizó y sus gritos se convirtieron en llanto, hasta que cesó por completo. Poco tiempo después mi marido concluyó el tratamiento.
Le dimos tiempo para que se tranquilizara. Después de algunos mi¬nutos se sentó y nuevamente comenzó a llorar. Mientras tanto contaba:
durante el tratamiento del chakra del plexo solar percibió una calma interior y se aflojó la tensión que sentía en el estómago. Al comienzo del tratamiento de la espalda, sintió un relajamiento beneficioso, pero cuan¬do mi esposo posó sus manos sobre sus hombros, tuvo la impresión de que estas manos se introducían en ella. Quería aceptar esta sensación como positiva, cuando escuchó una voz: "Todo esto no te sirve, tu espal¬da es lo suficientemente grande, aún hay lugar para más". Entonces gri¬tó "no, no" y comenzó a rechazar esta sensación. Pero, al continuar el tratamiento, estos pensamientos cesaron y la invadió una gran tristeza. Cuando finalmente mi marido retiró sus manos de su espalda, sintió como si le hubiese sacado de encima un peso abrumador. Mi esposo percibió lo mismo. Cuando terminó el tratamiento, también sintió como si hubiese quitado un peso enorme de los hombros de la señora. Des¬pués de la conversación, la señora se sintió muy aliviada. Ya no sentía tensiones y daba la impresión de haber sido despojada de una gran car¬ga. Con mucha confianza volvió a su casa. Al día siguiente, el juicio se resolvió a su favor. Ella irradiaba calma y serenidad y convenció tanto al jurado como a la Oficina de Protección de Menores. Mientras tanto, el divorcio se hizo efectivo y los hijos están con la madre.
Ahora tiene la iniciación de Reiki Grado II y se prepara para la maestría.

Tratamiento mental

Experiencias de una enfermera

Una de mis discípulas más comprometidas es enfermera en un hospital. Su irradiación positiva me llamó la atención durante los preparativos para la iniciación del grado I. Al iniciarse estaba compenetrada con el pensa¬miento del amor y como poder transmitirlo. La fuerza que la guiaba era el amor. Después de la iniciación comprobó que, sin saberlo, ya había traba¬jado con Reiki. Ella tenía una influencia muy fuerte y positiva sobre los pacientes, que hablaban de sus "manos sanadoras". Ella misma sintió que una fuerza positiva partía de ella, pero que no podía manejarla.
En la época en que fue iniciada en el Grado II, cuidaba, entre otros, a un paciente gravemente enfermo en el hospital. Este hombre había sufri¬do una amputación de ambas piernas y tenía una grave infección en un muslo. Además, a causa de su estadía de cinco semanas en el hospital, siempre acostado, había contraído una pulmonía. No colaboraba en nin¬guna forma y no permitía que nadie se le acercara. Tampoco lo quería hacer físicamente, pues no permitía que lo dieran vuelta. Los antibióticos ya no surtían efecto y tenía fiebre muy elevada (40 a 41 grados). La pul¬monía lo había debilitado de tal forma que el personal contaba con su pronto deceso.
La noche en que mi discípula recibió el Grado II, desde su casa envió un tratamiento mental al chakra del corazón y del pulmón de este pa¬ciente. Al día siguiente, cuando comenzó con sus tareas, el paciente se le acercó en silla de ruedas, lo que no había hecho en cinco semanas. Su afección pulmonar había mejorado y a partir de este día la mejoría fue constante. Después de un breve tiempo recibió el alta, para gran asom¬bro de todos los médicos.
Actualmente, y con gran entusiasmo, la enfermera trata mentalmen¬te con Reiki a todo el círculo de sus conocidos, alivia dolores de cabeza y hace desaparecer dolores de muelas. A través del chakra de la raíz, trata con gran éxito la caída de cabello.

Epilepsia

La misma discípula trata actualmente el siguiente caso: una mujer sufre desde los ocho años ataques epilépticos. Actualmente tiene poco más de treinta años y los ataques se han reducido a uno por mes, durante su menstruación. Los médicos no conocen el motivo. La mujer siempre rechazó su enfermedad y no estaba dispuesta a tomar los medicamentos en el momento indicado. No dormía lo suficiente y no colaboraba en absoluto con los médicos que la trataban.
Mi discípula comenzó con su tratamiento mental diario. Después de cinco aplicaciones, el estado mental de la paciente mejoró tanto que cada cuatro horas automáticamente pensaba en su pildoras. Pero, la¬mentablemente, este tratamiento no alcanzó para evitar el siguiente ata¬que. Después del mismo recibió un extenso tratamiento del chakra del corazón y durante cuatro semanas cada noche una alineación de Chakras.
Alrededor de la fecha en que esperaba su menstruación, mi discípula le brindó en su casa una alineación de Chakras y continuó con el trata¬miento mental cada noche durante siete semanas más. Hasta el momen¬to no se repitieron los ataques de epilepsia. Sin embargo, desde el trata¬miento Reiki los cabellos de la paciente tienen una carga eléctrica.

Tratamiento de trombosis y llagas abiertas en la pierna

Una señora mayor de 67 años sufría de trombosis y tenía llagas abiertas en la pierna. Durante meses estuvo en tratamiento médico, sin obtener buenos resultados. No podía caminar más y por casualidad conoció a una de mis discípulas, quien durante todas las noches de una semana le brindó un tratamiento mental. Después de estos tratamientos, los dolo¬res desaparecieron y las llagas se cerraron.

Inflamación de los senos paranasales

Una vecina me visitó y se quejó de su mal estado físico. Tenía una infla¬mación de los senos paranasales y me comentaba que ningún remedio surtía efecto. Se sentía muy mal y físicamente exhausta. Como yo en este momento no tenía tiempo, le ofrecí brindarle un tratamiento mental de Reiki por la noche. Aceptó mi ofrecimiento con cierto escepticismo, pero se sentía demasiado mal como para rechazarlo. Convenimos que en un determinado momento tendría que acostarse, tranquila y relajada, para esperar su efecto.
En el momento convenido envié mi energía Reiki mental y traté su cabeza y especialmente sus senos paranasales. Al día siguiente, mi veci¬na me llamó por teléfono para decirme que percibió mi tratamiento. Notó crujidos y latidos en los senos paranasales a medida que el pus se iba aflojando. La presión desapareció y el pus comenzó a fluir. Conti¬nué con el tratamiento las tres noches siguientes y, cuando concluí, mi vecina se encontró libre de molestias.

Madre e hijo

La relación entre la madre y el hijo comienza mucho antes de la concep¬ción, precisamente con el deseo de tener un hijo. Cada vez son más las parejas que sufren por la esterilidad del hombre o de la mujer, causada por muchos factores. Si entre ellos no existe alguna malformación orgá¬nica, el Reiki puede brindar una gran ayuda.
Con la energía Reiki puede equilibrarse la actividad hormonal. Es posible aumentar la producción ovárica de la mujer y trasladar la ovula¬ción a un ciclo normal, y puede remediarse una posible debilidad en el esperma masculino con un correspondiente tratamiento Reiki. Si la es¬terilidad se debe a una debilidad de la potencia masculina o a la frigidez de la mujer tenemos la posibilidad de ayudar con Reiki, tal como se describe en el anexo.
En mi consultorio se presentó una joven mujer de unos treinta y cinco años. Estaba felizmente casada desde hacía siete años y ambos integran¬tes de la pareja tenían muchos deseos de tener un hijo. Su aspecto era nervioso y disperso, y se quejaba de que no se encontraba satisfecha. Ha¬cía tres años que había dejado de tomar anticonceptivos, pero a pesar de grandes esfuerzos, que ya se volvían estresantes, no quedaba embarazada. Temía tener demasiada edad para un embarazo, pero rechazaba una inse¬minación artificial. Ambos esposos habían superado extensas revisaciones médicas y en ambos se había comprobado que, desde el punto de vista clínico, eran sanos. No había explicación para la esterilidad.
Hablé a mi paciente sobre las posibilidades que ofrece la energía Reiki. Inmediatamente estuvo de acuerdo con un tratamiento y no la desanimaba tampoco la expectativa de que se extendiera por un tiempo largo.
Mi primer tratamiento comenzó con una alineación de los Chakras. Después orienté mi tratamiento al bajo vientre de la joven mujer. Para compensar la actividad hormonal, apliqué además energía Reiki en el Chakra del cuello. La paciente percibió el tratamiento como muy tran¬quilizador y beneficioso. Esperaba con mucha alegría la siguiente cita y sus molestias nerviosas se redujeron en breve tiempo. En una de las siguientes consultas me contó que la actividad sexual con su marido se había vuelto más armoniosa y que ya no sentían la misma presión. Inde¬pendientemente del tratamiento directo, cada dos días le apliqué Reiki. Después de cinco meses la joven mujer quedó embarazada. Estaba muy feliz y preguntó por la posibilidad de recibir Reiki durante el embarazo. Le expliqué que tenía la posibilidad de brindar Reiki a ella y a su bebé aún sin nacer. Esto la motivó a iniciarse en el Reiki Grado I.
Las influencias positivas de Reiki durante el embarazo tienen su efecto en la futura madre. Sufrirá menos las molestias típicas del embarazo y las náuseas matinales incluso pueden desaparecer completamente. La tensión en los pechos es más débil, se estimula la función de los riñones y se evita un excesivo aumento de peso.
El niño sin nacer nota la energía Reiki lo mismo que su madre y vive una fase de desarrollo serena y armoniosa. Se optimiza su alimentación a través de la placenta, y en esta etapa ya se desarrolla una relación muy intensa entre la madre y el hijo.
Mi paciente vivió un embarazo feliz y carente de molestias. El parto se desarrolló rápidamente y sin problemas, y tuvo un varón sano con un peso de 3 y 1/2 kg.
El contacto con esta joven mujer no se interrumpió. Cada vez que la veo me alegra ver la estrecha relación entre madre e hijo. Además de los normales controles médicos, la madre a menudo le aplica Reiki a su hijo, por ejemplo para las molestias comunes de los lactantes, como gases e hipos. Actualmente, el pequeño pasa por la dentición y también en este caso, la madre le brinda Reiki para calmarlo.
Estoy convencida de que la intensa relación que creció durante el embarazo, acompañará a ambos a lo largo de toda la vida.
Deseamos que este informe motive a todas las parejas jóvenes que tengan el deseo de tener un hijo a no perder la esperanza. Además, debe mostrar a los padres jóvenes la forma de ayudarse y de ayudar a sus hijos en el camino hacia la madurez. El Reiki puede ayudar también en el caso de enfermedades infantiles, tal como se describe en el anexo. Alivia y descomprime las situa¬ciones de estrés que pueden presentarse durante la crianza.
El Reiki no sólo despliega sus efectos en los seres humanos. Tam¬bién pueden tratarse plantas y animales.

El Reiki y los animales

Como nosotros, también los animales sufren enfermedades, situaciones de estrés y trastornos psíquicos. Los animales son especialmente recep¬tivos para la energía Reiki. Vivo esta experiencia reiteradas veces en mi propio hogar. Allí vive Mäxchen, un perro pequeño y muy vivaz, al que le gusta ladrar. Nunca se le permitió participar de viajes de Chakras ni de tratamientos Reiki.
Una noche, varios pacientes me visitaron para compartir un viaje de Chakras. Hice los correspondientes preparativos y durante una hora los guié por el viaje de fantasía. Este viaje concluye con la exhortación a concentrarse nuevamente en el cuerpo y a abrir los ojos. En este mo¬mento escuché un sonido que no desconocía. Para mi gran asombro, mi Mäxchen se sacudió y lentamente y con mucha precaución salió de de¬bajo de la mesa. Se sentó tranquilamente a mi lado y observó a los per¬sonas que aún estaban acostadas. Recién cuando todos se habían senta¬do, se despabiló y corriendo se acercó a ellos.
Aunque mi perro no entiende el texto que le leo, siente la energía del ambiente y es influenciado a su manera. A partir de esta experiencia, y con el permiso de los pacientes, Mäxchen puede participar de los viajes de chakra.
Una de mis discípulas, que había recibido la iniciación en el Grado I de Reiki, hizo su primera experiencia con el tratamiento directo de una gata.
Unos días después de la iniciación, se me acercó muy agitada y me contó la siguiente historia: hasta el momento se sentía inhibida para brindar Reiki a otras personas. Pero, este día visitó a una amiga cuya gata estaba tirada apáticamente en su lugar. La amiga le contó que hacía días que el animal no podía comer por tener una muela inflamada. Con¬tinuamente perdía saliva por la boca. Mi discípula colocó a la gata sobre su regazo, apoyó su mano sobre el hocico y le aplicó Reiki. La gata se quedó muy quieta y mi discípula sintió cómo fluía la energía. Percibió el latido de la parte inflamada en la palma de su mano. Después de unos minutos, la gata movió la oreja. Esta fue la señal para concluir el trata¬miento. Al día siguiente me llamó eufórica: la gata había sanado. La hinchazón en el maxilar había retrocedido y había comido por primera vez en varios días. Se hizo innecesaria la visita al veterinario.

El Reiki y las plantas

Aunque siempre estuve convencida del poder del Reiki y conocía todas las posibilidades para su aplicación, al principio tenía mis dudas respec¬to de las cosas que escuchaba o que leía.
Me resultó difícil creer que también podía transmitir Reiki a las plan¬tas. En este momento tenía un poco abandonado mi jardín y mi huerto de hierbas necesitaba un cuidado urgente.
Esta fue una buena oportunidad para comprobar el efecto sobre las plantas. Dividí un almácigo en dos partes y brindé Reiki a las plantas de una parte. Por supuesto, ambas partes del almacigo recibieron los mis¬mos cuidados de siempre.
Después de una semana pude comprobar una evidente diferencia entre las dos partes. Las hierbas tratadas con Reiki eran considerablemente más fuertes, estaban más avanzadas en su desarrollo y tenían colores más intensos. Incluso tenían diferencias en los sabores, pues el sabor de las hierbas tratadas era mucho más aromático.
Desde entonces es lógico para mí aplicar Reiki a todas mis plantas, ya sean de exterior o de interior. Las plantas de interior que se encuen¬tran en mi consultorio presentan un crecimiento exuberante.

El Reiki y las flores de Bach

En mi consultorio no solo trabajo con Reiki, pues entre mis actividades principales se incluyen también el asesoramiento para la calidad de vida y mi función como terapeuta de flores de Bach. La terapia de las flores de Bach se convirtió en los últimos años en un método con amplio reconoci¬miento facultativo y hace muchos años que obtengo experiencias positi¬vas con la misma. La experiencia me permite una visión muy profunda de la psiquis del ser humano, ya que en muy breve tiempo reconozco los problemas reprimidos, por lo que puedo establecer diagnósticos pruden¬tes y certeros. Mis pacientes se asombran cada vez que comprueban cómo en breve tiempo los analizo y los comprendo.
En todos los años que aplico las flores de Bach aún no he recibido respuestas negativas. Los resultados positivos de mi trabajo se han di¬fundido también entre médicos y terapeutas, ya me han recomendado a sus pacientes.
Desde que trabajo intensivamente con Reiki, combino las terapias de las flores de Bach con la de Reiki. Así como los seres humanos, los animales y las plantas están en condiciones de recibir Reiki, también las flores de Bach pueden recibir las vibraciones positivas del Reiki y así se potencian sus resultados. Las flores de Bach y el Reiki se compensan y armonizan entre sí.

Viaje de Chakras

Una meditación profunda a través de los Chakras

A las personas que me consultan porque necesitan ayuda, les ofrezco un viaje de Chakras. Para tener tiempo suficiente para cada paciente y para poder dedicarme a sus problemas específicos, sólo acepto como máxi¬mo a tres personas, en casos muy especiales a cuatro. Con casos muy problemáticos hago un viaje y un tratamiento individuales, que puede abarcar toda una noche.
En el transcurso de mis tratamientoS experimenté que una meditación profunda guiada a través de los Chakras puede suscitar vivencias y reac¬ciones extraordinarias en los seres humanos.
Es un viaje al lado desconocido del propio ser. Se toma conciencia de emociones y sentimientos reprimidos. Las energías contenidas se liberan y el ser está en condiciones de soltarse nuevamente. Los senti¬mientos físicos se observan en las más diversas formas. Algunos pa¬cientes hablan de una sensación de ingravidez, que nunca antes habían experimentado. Otros a su vez tienen la impresión de estar pegados al suelo. Pero ninguna de las dos sensaciones es percibida como desagra¬dable. La meditación se desarrolla de modo que los pacientes se liberan lentamente, y lamentan el fin del viaje, y vuelven a la realidad con des¬agrado.
Como se apela a los diferentes Chakras esta meditación ayuda a aflo¬jar bloqueos, lo que puede conducir a procesos de sanación. Pueden aparecer reacciones muy emocionales, por ejemplo un llanto liberador. Después de este viaje todos los pacientes están tranquilos y relajados. Ahora sienten la necesidad de hablar sobre su experiencia personal.
Complemento este viaje de Chakras con un tratamiento de Chakras para orientarme directamente hacia cada bloqueo y aflojarlo.

Tratamiento de Chakras

Aprender a decir "no"

Durante el trabajo en este libro tuve una experiencia muy interesan¬te. Una noche estuvimos reunidos por casualidad tres maestros de Reiki, mi marido, una amiga y yo. Tres mujeres de Dortmund se habían unido en un grupo para participar de un viaje de Chakras se¬guido de un tratamiento de Chakras. Tenían los más diversos motivos para su visita.
Era un grupo muy alegre, que aún no había tomado conciencia de la seriedad que revestía el hecho que acontecería esa noche. Ellas espera¬ban más bien un juego de sociedad. Cuando les indiqué que tenían que acostarse, surgieron los primeros problemas. Una de las mujeres quiso quedarse sentada, pues ella igual no se podía "dejar caer"; así quería mantener el control de la situación. Contó también que hasta el momen¬to ninguna meditación había surtido efecto en ella. Pero pude tranquili¬zarla y convencerla para que se acostara.
Durante el viaje, esta mujer fue la primera que se dormía a ratos. Al final del viaje, cuando todos volvieron a la realidad, quedaron inmersos en sus pensamientos. Una participante lloraba eh silencio. Todas las mujeres sintieron la necesidad de hablar sobre las experiencias obteni¬das durante el viaje. El estado de ánimo había cambiado completamente y los sentimientos reprimidos salieron a la superficie.
La participante que no quería "dejarse caer", continuaba completa¬mente inmersa en sus pensamientos. No podía comprender cómo no había sentido miedo y por qué ahora se encontraba tan tranquila. Por consiguiente, deseó recibir el tratamiento de Chakras, para que le siguie¬ra quitando el miedo. Mi marido trató el chakra del plexo solar y perci¬bió cómo esta mujer aceptó la energía en medida especial.
Una de las mujeres presentes, al comienzo simulaba estar muy alegre. Prácticamente se había convertido en el "payaso de los intervalos". Hablaba ininterrumpidamente y quería ser incluida en todas las conversaciones.
Después del viaje de Chakras se quejó de una sensación de presión en el cuello y pidió un vaso de agua. Estaba muy silenciosa y comenzó a llorar. Nos contó que reaccionaba con especial sensibilidad si le tocaban el cuello. Al nacer, se habían interrumpido las contracciones cuando asomó su cabeza y la partera tuvo que ampliar el canal de parto con las. manos para evitar que se estrangulara. Mi marido trató, entre otros, el chakra del cuello.
Con este tratamiento tuvo reacciones muy fuertes, su respiración se tornó pesada, pero no se opuso al contacto. Sintió que el tratamiento le hacía bien y a pesar del contacto no sintió sensación de pánico, lo que la sorprendió. Sin embargo, aun después de este tratamiento, siguió sin¬tiendo una presión en la garganta y tenía dificultades al tragar.
Como, mientras tanto, mi marido estaba tratando a otra participante, mi amiga se ofreció a brindar nuevamente Reiki al chakra del cuello. Mantuvo las manos sobre el mismo, pero sin tocar el cuello directamen¬te, y sintió el desasosiego que partía de la mujer. En consecuencia, mi amiga apoyó su mano sobre la cabeza y la frente. Con una fuerza asom¬brosa la energía Reiki fue aceptada por el mándala de la mujer. Después estuvo completamente relajada. Durante el tratamiento percibió un fuerte calor en su garganta, y la presión desapareció.
Cuando le apoyaron los manos sobre la cabeza, tuvo la sensación de atravesar un canal largo y muy estrecho. Reiteró varias veces y llena de entusiasmo esta observación, y, también, que no sintió miedo en ningún momento, sino, al contrario, una agradable sensación de bienestar. En el transcurso posterior de la noche se comprobó que otras personas cons¬tantemente se aprovechaban de esta mujer, que no sabía decir que no. Siempre tomaba el camino más fácil y quería conformar a todos. Tenía miedo de perder "amistades" o de ser rechazada.
Después de una larga noche, el grupo se despidió y emprendió el camino a casa. Nosotros tres nos quedamos sentados y pasamos revista a la noche. Después del viaje de Chakras el ambiente estaba cargado con una energía que percibíamos todos. Una hora más tarde, poco antes de la medianoche, alguien tocó el timbre. Una mujer completamente alte¬rada, que lloraba desconsoladamente, estaba parada afuera. Siguió so¬llozando: "No llego a casa". Recién en este momento me di cuenta que era la mujer con los problemas en el Chakra del cuello. Profundamente conmovida la dejé entrar y le di unas gotas de tranquilizante. Después le pregunté dónde estaban las otras dos mujeres con las que quería volver a su ciudad. Entonces nos contó su historia.
En el viaje de ida la conductora demostró tener un estilo muy impe¬tuoso para conducir. Aunque mi paciente se sintió mal por ello, no se atrevió a decir nada. En el viaje de vuelta, el estilo de la conductora no se modificó. En un momento frenó en forma tan abrupta, que mi pacien¬te creyó ser lanzada a través del parabrisas.
Este fue el primer motivo para criticar su estilo. Poco antes de subir a la autopista, ocurrió un segundo incidente y mi paciente se enojó en serio. Se originó un fuerte cambio de palabras, y mi paciente pidió que detuviera el coche para bajarse, ya que no estaba dispuesta a seguir el viaje en estas condiciones. La conductora detuvo el vehículo y se produ¬jo otro cambio de palabras en la calle. Trataron de convencer a mi pa¬ciente para que subiera de nuevo, pero ella estaba tan enojada que se negó categóricamente. Las dos mujeres siguieron sin ella.
La paciente volvió a mi casa recorriendo a pie todo el camino de unos cuatro kilómetros. Le pregunté si no había tenido miedo, pues el trayecto en partes es muy oscuro y solitario. Ella contestó: "Ningún hombre hubiera sobrevivido a esto". Nosotros tres nos miramos sin comprender y comenzamos a reír. Esta lauchita gris, siempre subor¬dinada y que no podía decir que no, como nunca en su vida, había logrado conmocionar algo y había asumido su propia responsabilidad y dado rienda suelta a sus agresiones. Fue una larga noche con mu¬chas experiencias positivas para esta mujer. A la mañana siguiente volvió a su casa en tren.

Los miedos a los contactos y los bloqueos emocionales

Una noche me visitó un hombre joven de unos treinta años. Había oído hablar de mis tratamientos con Reiki y me confió algo. Desde su infan¬cia había pasado por todas las formas de terapias y de análisis. Por cierto, ahora conocía las falencias en sus conductas y los motivos que lo habían llevado a ellas, pero no estaba en condiciones de elaborar estos conocimientos y de aprender de ellos.
En su infancia, su padre le pegaba a él y también a su madre. Tenía grandes miedos a los contactos y, al producirse un acercamiento físico, entraba en pánico. Era incapaz de llorar y de demostrar aflicción; lo que le producía gran desazón. Nunca en su vida había tenido una relación amorosa.
Con gran escepticismo, pero también lleno de esperanza consintió en hacer un viaje de Chakras. En el transcurso del mismo tuve oportuni¬dad de comprobar que las lágrimas corrían por la cara del joven. Cuando concluyó el viaje, el joven lloró desgarradoramente y repetía: "¿Pa¬dre, porque me hiciste esto?". Sintió una opresión en el estómago y una rabia descontrolada se posesionó de él. Lo tomé entre mis brazos y le dije que no debía avergonzarse de sus sentimientos. Me miró asom¬brado y me dijo qué bien se sentía entre los brazos de alguien. Había desaparecido en este momento el miedo que le tenía al contacto físico. Cuando se tranquilizó, me contó acerca de su infancia y de sus terri¬bles vivencias. Como nunca se había alejado totalmente de su padre, había cerrado su alma, lo que fue su única oportunidad para proteger¬se. Envolvió su espíritu en una capa protectora y no permitió que nin¬gún sentimiento se le aproximara.
Antes del tratamiento de Chakras llamé su atención sobre las posi¬bles reacciones. Era probable una nueva y fuerte reacción emocional, pero yo no interrumpiría el tratamiento. Hice fluir Reiki unos 10 mi¬nutos cada vez en el Chakra del sacro, del plexo solar y del corazón. Cuando coloqué mis manos sobre el chakra del corazón, comenzó a llorar nuevamente sin consuelo. Después del tratamiento, sollozaba:
"Perdoné a mi padre, realmente pude perdonarlo, y creo que encontré mi paz". Conversamos todavía mucho tiempo y él siempre reiteró lo feliz que se sentía al poder llorar. Pleno de esperanza y de confianza regresó a casa.
Unos días después el joven me llamó por teléfono. Junto con conoci¬dos había hecho por primera vez un recorrido por los bares de la ciudad. Uno de los hombres que lo acompañaban le pasó amigablemente un brazo sobre los hombros. Fuera de sí, me contó que no sintió sentimien¬tos de pánico.
En el ínterin el joven me visitó varias veces. Su conducta se está nor¬malizando y estabilizando visiblemente. Tampoco excluye una eventual relación amorosa y confía en encontrar pronto una compañera agradable.
 
Sanar con Reiki

Enfermedades somáticas

Al aplicar Reiki siempre tiene que tenerse conciencia de las propias limitaciones. Las enfermedades graves y agudas siempre pertenecen al control médico. En muchos casos, el Reiki sólo puede ser aplicado como apoyo y acompañamiento.

Las enfermedades congénitas, como por ejemplo problemas cardíacos, malformaciones, debilidad, malformaciones de cromosomas, no pueden ser modificadas o curadas con el Reiki. Solamente puede estabilizarse el estado psíquico del ser humano.

Absceso
¡En ningún caso debe ser tocado con las manos! Tiene que brindar¬se Reiki sobre el absceso, sin to¬carlo. Para la desintoxicación y pu¬rificación de la sangre debe tratar¬se el Chakra de la raíz con: posi¬ción de espalda 1, posición espe¬cial 3.

Aceleración de los latidos
Posición básica 1, posición espe¬cial 7.

Acidez
Posición en la cabeza 5, posición básica 3, posición especial 3.

Acné
Tratamiento en el lugar específi¬co, además: posición básica 1 y po¬sición básica 4, así como posición especial 3.

Aftas
(ulceraciones altamente inflamadas en la mucosa bucal)
Las manos rodean las mejillas y las puntas de los dedos están apoya¬das al lado de los ojos, además posición básica 1.

Agresiones
En el primer tiempo tratamientos diarios del Chakra del corazón:
posición básica 2; a continuación alineación de Chakras.
Alergias
Tratar con posición en la cabeza 2, posición de espalda 1 y 2, posición especial 4.
Amenorrea
(ausencia del flujo menstrual)
Posición en la cabeza 2, posición básica 4, posición de espalda 3 y posición especial 4.
Amigdalitis
Posición básica 1 y posición de
espalda 2.
Anemia
Posición de espalda 1 y posición especial 3.
Angina
(inflamación de la garganta)
Posición en la cabeza 2, posición en la cabeza 4, posición básica 1, posición básica 4, posición espe¬cial 3.
Angina de pecho
(enfermedad cardíaca que se manifiesta por crisis de angustia)
Chakra del cuello: posición básica 1, posición básica 2, posición básica 3, así como también las manos a la iz¬quierda debajo del pecho y a la misma altura estando acostado boca arriba. ¡ Si se trata de un ataque, acostar al pa¬ciente en lugar seguro y llamar inme¬diatamente a la emergencia médica!
Anorexia
Ver enfermedades de origen psí¬quico.
Anuria
(falta de excreción urinaria) Posición básica 4 y posición de espalda 2, así como posición es¬pecial 6
Aparato digestivo
Posición en la cabeza 1, posición en la cabeza 4, posición básica 1, posición básica 4, posición de es¬palda 1 y posición de espalda 2, así como posición especial 6.
Apendicitís
(inflamación del apéndice cecal)
¡Si hay dolores agudos, náuseas y vómitos, es imprescindible llamar al médico! Si hay una irritación:
posición básica 3, posición básica 4, posición especial 7.
Arteriosclerosis
(endurecimiento de las arterias)
Posición en la cabeza 1, posición básica 2 y posición de espalda 1.
Artritis
(inflamación de las articulaciones)
Aplicación local en las articulacio¬nes afectadas: posición de espalda 1 y posición de espalda 2, así como posición especial 6.
Artrosis
(enfermedad degenerativa de las articulaciones)
Aplicar Reiki local en las articula¬ciones afectadas por la artrosis: po¬sición de espalda 1 y posición de espalda 5, además posición espe¬cial 5, así como también posición especial 6.
Asma
Posición en la cabeza 5, posición básica 2 y posición de espalda 3 así como posición especial 1.
Ataque cardíaco
Hasta que llegue el médico, tratar el vientre y el bajo vientre con Reiki: posición básica 3, posición de espalda 2 y posición de espalda 3, así como posición especial 2.
Ataque cerebral
¡Llamar inmediatamente al médi¬co! Hasta la llegada del médico:
posición en la cabeza 2.
Ataque de apoplejía
¡Si existe la sospecha de una apo¬plejía, llamar inmediatamente al médico! Método de tratamiento para reconvalescientes para la parte del cerebro no afectada: posición en la cabeza 2, posición básica 1, posición básica 3.
Bazo
Posición especial 3 y posición de
espalda 2.
Bronquitis
Posición básica 2 así como posi¬ción de espalda 3, posición de es¬palda 4 y posición especial 1.
Bulimia
(ingestión desordenada de alimentos seguida por vómitos)
Ver enfermedades de origen psí¬quico.
Caída del cabello
Tratamiento local con Reiki: posi¬ción en la cabeza 1, posición bási¬ca 4 y posición de espalda 3, así como posición especial 1.
Calambre
Tratamiento local.
Calambres en las piernas
Tratamiento local, posición de es¬palda 1, posición especial 5, posi¬ción especial 7.
Cáncer
Además del tratamiento clínico: tra¬tamiento completo y alineación de Chakras, tratamiento de las partes afectadas, posición básica 2, posi¬ción básica 3, posición especial 3.
Cistitis
Posición básica 4 y posición de espalda 1 así como posición espe¬cial 4.
Colapso circulatorio
¡Llamar al médico! Posición de espalda 3, posición especial 4, po¬sición especial 7.
Colapso nervioso
Tratamiento del cuerpo entero, posición en la cabeza 1, posición en la cabeza 2, posición en la ca¬beza 3, posición en la cabeza 5, posición básica 1, posición básica 2, posición básica 3, posición de espalda 3 y posición de espalda 5.
Cólicos de ombligo
Ver enfermedades infantiles.
Columna vertebral
A partir de la posición de espalda 1, tratar la espalda localmente con Reiki hacia arriba, es decir, en di¬rección a la cabeza.
Constipación
Posición básica 3 así como posi¬ción de espalda 1, posición de es¬palda 2, posición especial 4.
Contusiones
Ver hematomas.
Corazón
Nunca deben aplicarse los trata¬mientos directamente en la zona del corazón. ¡La mayoría de las enfer¬medades cardíacas agudas tienen que ser tratadas inmediatamente por el médico o por el terapeuta! En el caso de enfermedades cardíacas, solo puede aplicarse Reiki como apoyo del tratamiento.
Debilidad inmunológica
Tratamiento completo del cuerpo, posición especial 3.
Desintoxicación
Posición básica 2 y posición bási¬ca 4 así como posición de espalda 1 y posición de espalda 2.
Desmayo
¡Prestar inmediatamente primeros auxilios! Después: posición espe¬cial 7.
Diabetes
Posición en la cabeza 2, posición básica 2, posición especial 3, po¬sición especial 7.
Diafragma
Posición básica 3, posición espe¬cial 3.
Diarrea
Posición en la cabeza 1, posición en la cabeza 4 y posición básica 3, y/o posición básica 4 y posición de espalda 1.
Disnea (sofocación)
Posición en la cabeza 5, posición básica 1, posición básica 3.
Dolor de ciático
Posición especial 8.
Dolores de cabeza
Posición en la cabeza 1, posición en la cabeza 2, posición en la ca¬beza 3, posición especial 7.
Dolores de garganta
Posición básica 1.
Dolores de muelas
Tratamiento local con Reiki, posición en la cabeza 2, posición de espalda 1.
Dolores de vientre
Posición básica 3
Dolores neurálgicos
Tratamiento del cuerpo entero, tra¬tamiento local, posición básica 3.
Eczema
Aplicar Reiki directamente en la zona afectada, pero tratando de no tocarla: posicón básica 1, posición de espalda 2, posición especial 3, posición especial 4.
Edema (hidropesía)
Posición en la cabeza 2, posición básica 1, posición básica 2, posi¬ción básica 3, posición básica 4, así como posición de espalda 1 y posición de espalda 2.
Embarazo
Tratamiento del cuerpo entero, posición básica 3, posición espe¬cial 4, posición de espalda 1 y po¬sición de espalda 2.
Enfermedad celíaca
(enfermedad del intestino delgado, alisado de la vellosidad intestinal)
Ver enfermedades infantiles.
Enfermedad de Basedow
(bocio exoftálmico -hiperfunción de la tiroides)
Posición en la cabeza 2, posición básica 1, posición de espalda 1 así como posición especial 2 y posi¬ción especial 4.
Enfermedad de Bechterew
(reumatismo de columna)
Aplicación local en la columna entre los omóplatos: posición de espalda 1, posición de espalda 3, posición de espalda 4, posición de espalda 5.
Enfermedad de Scheuermann
(psteocondrosis dorsal juvenil)
Posición de espalda 1, posición de espalda 2, posición de espalda 3, posición de espalda 5, posición especial 4, posición especial 7.
Enfermedades de la piel
Se tratan las zonas correspondien¬tes, además: posición básica 2, po¬sición de espalda 2.
Enfermedades de la rodilla
Posición especial 5 y posición es¬pecial 6.
Enfermedad de Crohn
(inflamación del intestino grueso)
Posición básica 4 y posición de espalda 1 así como posición espe¬cial 3 y posición especial 4.
Enfermedades de las venas
Tratamiento local, posición bási¬ca 4, posición especial 4.
Enfermedades del aparato genital
¡Estas enfermedades solo pueden ser tratadas por un médico! Como apoyo, puede brindarse Reiki con la posición básica 4, posición es¬pecial 3 y posición especial 4.
Enfermedades del metabolismo
Tratamiento del cuerpo entero, posición en la cabeza 2, posición básica 1, posición básica 3, posi¬ción básica 4, posición de espalda 2 y posición especial 7.
Enfisema
Posición básica 1, posición básica 2, posición básica 4 y posición de espalda 3.
Engrosamiento de la mucosa intestinal
(enfermedad de las glándulas secretoras internas)
Ver enfermedades infantiles.
Enteritis
(inflamación de la mucosa del intestino)
Posición básica 3, posición básica 4 y posición de espalda 1, así como posición especial 4.
Enuresis nocturna
Ver enfermedades infantiles.
Epilepsia
Posición en la cabeza 2, posición en la cabeza 5, posición básica 3 y posición de espalda 3. ¡En caso de un ataque, acostar al paciente y lla¬mar enseguida al médico!
Erisipela traumática
Tratamiento local, posición bási¬ca 4, posición especial 3, posición de espalda 1.
Escalofríos
Posición en la cabeza 2 y 4, posi¬ción básica 2 y posición especial 3.
Escarlatina
Ver enfermedades infantiles.
Espasmo del píloro
(espasmo de la abertura inferior del estómago)
Ver enfermedades infantiles.
Estómago
Posición básica 3, posición espe¬cial 3,
Faringitis
(inflamación de la faringe)
Posición básica 1, posición espe¬cial 3, posición de espalda 5.
Fiebre de heno
Posición en la cabeza 2, posición en la cabeza 5.
Fiebre glandular Pfeiffer
(mononucleosis infecciosa) Posición en la cabeza 4, posición básica 1, posición básica 4, posi¬ción especial 4.
Fiebre
Posición en la cabeza 2, posición 'en la cabeza 4, posición básica 2, posición especial 3.
Flatulencia
Posición en la cabeza 1, posición en la cabeza 5, posición básica 3, posi¬ción básica 4, posición especial 2.
Fracturas
(fracturas de huesos) ¡Consultar al médico! Después efectuar el tratamiento Reiki local sobre el lugar de la fractura.
Fracturas óseas
Después de la consulta médica, tratar con Reiki: posición de es¬palda 1.
Ganglios linfáticos
Tratar el ganglio correspondiente:
posición básica 4.
Gastroenteritis
(inflamación de la mucosa estomacal y de los intestinos, con vómitos)
Posición en la cabeza 1, posición básica 3 y posición de espalda 2 así como posición especial 3.
Glándula tiroides
Posición en la cabeza 1, posición básica 1 y 2 y posición de espal¬da 3.
Glándulas genitales
Posición básica 3, posición básica 4, posición especial 4.
Glándulas salivales
Glándula parótida: Posición en la cabeza 4
Glándula salival sublingual: (to¬mar el maxilar inferior debajo de la oreja desde atrás hacia la mandíbula) posición básica 1.
Glándulas suprarrenales
Ver enfermedades del riñon.
Gota
Tratamiento local con Reiki, ade¬más: posición básica 4, posición de
espalda 2.
Gripe
Ver influenza.
Hematoma
Tratamiento local con Reiki: posi¬ción básica 2, posición básica 3, posición de espalda 1.
Hemorragia nasal
Posición en la cabeza 2, posición en la cabeza 5, posición básica 3.
Hemorragias
¡Es imprescindible detenerlas in¬mediatamente! El Reiki no puede reemplazar los Primeros Auxilios. Después puede comenzarse con una aplicación en el lugar corres¬pondiente.
Hemorroides
Ver várices.
Hepatitis
Tratamiento total, posición básica 3, posición de espalda 2, posición especial 2 y 3.
Hernia de disco
Tratamiento local en las zonas afectadas: posición de espalda 1 y posición de espalda 5 así como posición especial 6.
Herpes
Tratamiento local, posición bási¬ca 2, posición especial 3.
Hipertonía
(presión sanguínea demasiado alta)
Posición básica 1, posición espe¬cial 2, posición especial 7.
Hipo
Posición básica 3 y posición espe¬cial 3.
Hipotonía
(presión sanguínea demasiado baja)
Posición de espalda 1 y posición de es¬palda 3 así corno posición especial 7.
Impotencia
Posición en la cabeza 1, posición básica 3, posición básica 4, posi¬ción especial 4.
Infarto del miocardio
¡Llamar inmediatamente al médi¬co! Hasta que llegue, aplicar Reiki en el vientre y en el bajo vientre:
posición especial 2.
Infecciones de las vías urinarias
Posición básica 4, posición de es¬palda 1, posición de espalda 2, po¬sición especial 3, posición espe¬cial 6.
Inflamación de los senos paranasales
Posición en la cabeza 2.
Inflamación de testículos
Posición básica 4, posición de es¬palda 1, posición especial 3.
Influenza (gripe)
Tratamiento completo del cuerpo, posición básica 1, posición básica 2 y posición especial 3, así como posición especial 4.
Insolación
Posición en la cabeza 2, posición básica 3, posición especial 4 y po¬sición especial 7.
Insomnio
Posición en la cabeza 2, posición en la cabeza 3, posición básica 3, posición especial 4.
Krupp
Ver enfermedades infantiles.
Laringe
Posición básica 1.
Laringitis
(inflamación de la laringe) Posición básica 1, posición espe¬cial 1.
Leucemia
Además del tratamiento clínico:
tratamiento del cuerpo completo, posición básica 3, posición básica 4, posición especial 3, posición de espalda 1, posición de espalda 2.
Linfas
Posición básica 4.
Lumbago
Tratamiento local.
Magulladuras
Tratamiento local.
Mastitis
(inflamación de la mama al alimentar al bebé) Tratamiento local: posición bási¬ca 4 y posición especial 3, así como posición especial 4.
Meningitis
¡Si existe la sospecha de meningi¬tis, hay que llamar inmediatamente al médico! Hasta que llegue, apli¬car Reiki: posición en la cabeza 1, posición en la cabeza 2, posición en la cabeza 5 y posición especial 3.
Meteorismo
Ver flatulencia.
Micosis de las mucosas
Tratamiento local, posición bási¬ca 1 y 3, posición de espalda 1, po¬sición especial 3.
Migraña
Posición en la cabeza 1, posición en la cabeza 2, posición especial 4.
Náuseas
Posición en la cabeza 5, posición básica 1, posición básica 3.
Nefritis
(inflamación del tejido renal) Posición básica 4 así como posi¬ción de espalda 1, posición de es¬palda 2, posición especial 3.
Neumonía
(infección pulmonar)
Posición básica 1, posición básica 2, posición especial 1 y posición de espalda 3.
Neurodermitis
Tratamiento del cuerpo entero, ali¬neación de Chakras. Tratamiento local: posición básica 2, posición básica 3.
Nicturia
(secreción aumentada de urina)
Posición básica 2, posición básica 4, posición especial 3 y posición especial 4, así como posición de espalda 1 y posición de espalda 2
Obesidad
Ver enfermedades de origen psí¬quico.
Oídos
Posición en la cabeza 2, posición en la cabeza 4.
Ojos
Posición en la cabeza 1, posición en la cabeza 2, posición en la ca¬beza 3.
Opresión cardíaca
Posición de espalda 2 y posición de espalda 3 así como posición
especial 2.
Osteoporosis
Posición básica 4 y posición de espalda 1.
Otitis media
(inflamación del oído medio)
Posición en la cabeza 4, posición básica 1, posición especial 3.
Ovarios
Posición básica 4, posición espe¬cial 4.
Páncreas
Posición básica 3, posición espe¬cial 3.
Paperas
Ver enfermedades infantiles.
Pericarditis
(inflamación del pericardio)
Posición básica 2 y posición de espalda 2 así como posición espe¬cial 3.
Peritonitis
Posición básica 3, posición espe¬cial 3.
Perturbación del equilibrio
Posición en la cabeza 4.
Picadura de insectos
Tratamiento local de la zona afec¬tada y al mismo tiempo de los ganglios linfáticos más cercanos:
posición especial 3.
Pleuritis
(inflamación de la pleura)
Las manos en las costillas, a la dere¬cha y a la izquierda, arriba y abajo del pecho, posición básica 2, posición de espalda 3, posición especial 3.
Poliartritis
(fiebre reumática)
Ver enfermedades infantiles.
Poliomielitis
(parálisis infantil) Ver enfermedades infantiles.
Próstata
Posición básica 4 y posición de espal¬da 1, así como posición especial 4.
Prurito
Tratar la zona afectada con Reiki:
posición en la cabeza 2, posición básica 1, posición de espalda 2, po¬sición especial 4.
Pulmón
Posición básica 2, posición de es¬palda 3, posición especial 1.
Quemaduras
¡Bajo ningún concepto tocar la zona afectada! Sostener las manos acier¬ta distancia sobre la zona. Trata¬miento local, posición básica 1, po¬sición básica 2, posición básica 4.
Quistes
Tratamiento local.
Raquitismo
Ver enfermedades infantiles.
Reuma
Tratamiento del cuerpo completo, posición básica 3, posición de es¬palda 2, posición especial 4, posi¬ción especial 6.
Rinitis
(inflamación de la mucosa de las fosas nasales) Posición en la cabeza 2, posición en la cabeza 4.
Riñones
Posición básica 4, posición de espal¬da 1, posición de espalda 2, posición especial 4, posición especial 6.
Ronquera
Posición básica 1.
Rubeola
Ver enfermedades infantiles.
Sangrado de las encías
Tratamiento local.
Secreciones
Tratamiento de las glándulas co¬rrespondientes y del Chakra al que pertenecen.
Seno maxilar
Posición en la cabeza 2, posición en la cabeza 4.
Shock
¡Tratamiento de primeros auxilios! Posición en la cabeza 5, posición bá¬sica 3, posición de espalda 2, posi¬ción especial 4, posición especial 7.
Sida
En este caso, se trata de una debi¬lidad inmunológica que ataca todo el cuerpo, por consiguiente se tie¬ne que tratar todo el cuerpo. Ade¬más del tratamiento del cuerpo entero, tiene que utilizarse: posi¬ción en la cabeza 3, posición bási¬ca 3, posición de espalda 3 y posi¬ción especial 3.
Síndrome de Roemheld
(flatulencia y  sensación de saciedad)
Atención: pueden confundirse los síntomas con los del infarto de miocardio. Tratamiento: posición en la cabeza 1, posición básica 3, posición de espalda 3.
Sinusitis
Posición en la cabeza 2 así como posición especial 3.
Sistema nervioso vegetativo
Posición básica 3
Sobrepeso
Posición en la cabeza 1, posición básica 1, posición básica 4, posición especial 4, posición de espalda 2.
Sordera
Posición en la cabeza 4.
Struma
(agrandamiento de la tiroides)
Posición básica 1, posición básica 3, posición básica 4, posición es¬pecial 4, alineación del chakra del cuello y del sacro.
Tendovaginitis
Tratamiento local en la zona afec¬tada: posición básica 1, posición básica 3.
Tensiones
Tratamiento local, posición de es¬palda 3.
Tonsilectomía
(operación de amígdalas)
Posición básica 1 y posición de es¬palda 2. Posición especial 7.
Torceduras
Tratamiento local, posición de es¬palda 1.
Tos convulsa
Ver enfermedades infantiles.
Trastornos circulatorios
Posición básica 2, posición espe¬cial 4, posición especial 7.
Trastornos de la menstruación
Posición básica 4, posición especial 4.
Trastornos de la menopausia
Posición básica 1, posición básica 4, posición especial 4.
Trastornos de la vista
Posición en la cabeza 1, posición en la cabeza 2.
Tratamiento de heridas
Tratamiento local.
Trauma de derrape
Posición de espalda 4.
Trombosis
Tratamiento local, posición bási¬ca 2, posición básica 3, posición de espalda 1.
Tumores
Tratamiento local, alineación de Chakras, posición de espalda 1, po¬sición especial 3.
Ulcera del duodeno
Posición básica 1, posición básica 3, posición especial 2.

Ulcera estomacal
Posición en la cabeza 1, posición especial 3, posición de espalda 2 o también posición especial 3.

Ulcera por decúbito
Tratamiento local: tratamiento del cuerpo completo, posición especial 3.
Uñas
Tratamiento Reiki local: posición de espalda 1.
Varicela
Ver enfermedades infantiles.
Várices
Tratamiento local, posición bási¬ca 4, posición especial 7.
Vesícula biliar
Posición en la cabeza 1, posición en la cabeza 4, posición básica 3 y posición de espalda 2 así como po¬sición especial 2.
Zoster
{culebrilla) Tratamiento en la zona afectada:
alineación de Chakras, posición bá¬sica 2, posición básica 3 y posición de espalda 3, así como posición de espalda 5.

Enfermedades de origen psíquico

Actividad excesiva
Alineación de Chakras, posición en la cabeza 1, posición en la cabeza 3, posición básica 1, posición básica 3.
Agresiones
Al comienzo, tratamientos diarios del Chakra del corazón, posición básica 2, luego alineación de los Chakras.
Angustias
Posición en la cabeza 5, posición básica 3, posición de espalda 1 y posición de espalda 3, así como posición especial 2.
Anorexia
Tratamiento del cuerpo entero y alineación de Chakras, posición bá¬sica 1, posición básica 3, posición especial 2, posición especial 4.
Autismo
Posición en la cabeza 3, posición básica 1, posición básica 2 y posi¬ción de espalda 3, alineación de todos los Chakras así como un tra¬tamiento total.
Bulimia
(ingestión desordenada de alimentos seguida por vómitos)
Posición básica 1, posición básica 4, posición especial 4, alineación de Chakras, posición de espalda 2, posición de espalda 3.
Celos
Alineación de Chakras, y posición básica 1, posición básica 2, posi¬ción de espalda 1, posición espe¬cial 2, posición especial 4.
Colapso nervioso
Tratamiento del cuerpo entero, posición en la cabeza 1, posición en la cabeza 2, posición en la ca¬beza 3, posición en la cabeza 5, posición básica 1, posición básica 2, posición básica 3, posición de espalda 3 y posición de espalda 5.
Complejo de inferioridad
Alineación de Chakras, posición en la cabeza 3, posición básica 3 y posición de espalda 1.
Depresiones
Alineación de Chakras así como posición en la cabeza 1, posición en la cabeza 2, posición en la ca¬beza 3, posición básica 3, posición de espalda 1, posición de espalda 3, posición especial 2, posición especial 4.
Dolores neurálgicos
Tratamiento del cuerpo entero, tra¬tamiento local, posición básica 3.
Estado de agotamiento psíquico-vegetativo
Alineación de Chakras, posición en la cabeza 1, posición en la cabeza 2, posición en la cabeza 4, posi¬ción básica 3, posición especial 1 y posición especial 7.
Estrés
Posición en la cabeza 1, posición en la cabeza 3, posición básica 1, posición básica 3, posición espe¬cial 1.
Falta de apetito
Posición en la cabeza 1, posición básica 1, posición básica 3 y 4, posición especial 4.
Frigidez
Alineación de Chakras y posición básica 4, posición de espalda 3, posición especial 4.
Impotencia
Posición en la cabeza 1, posición básica 3, posición básica 4, posi¬ción especial 4.
Insomnio
Posición en la cabeza 2, posición en la cabeza 3, posición básica 3, posición especial 4.
Intolerancia
Alineación de Chakras y posición básica 1, posición básica 2, posición básica 3, posición de espalda 3.
Migraña
Posición en la cabeza 1, posición en la cabeza 2, posición especial 4.
Molestias de la menopausia
Posición básica 1, posición básica 4, posición especial 4.
Nerviosismo
Posición en la cabeza 2, posición básica 1, posición básica 3.
Neurodermitis
Tratamiento del cuerpo entero, ali¬neación de Chakras, tratamiento local, posición básica 2, posición básica 3.
Neurosis
Alineación de Chakras, posición en la cabeza 2, posición en la cabeza 5, posición básica 1, posición bá¬sica 3, posición especial 4.
Ninfomanía
Alineación de Chakras, posición básica 1, posición básica 4, posi¬ción de espalda 1, posición de es¬palda 2, posición especial 4.
Obesidad
Posición básica 2, posición básica 3, posición básica 4 y posición es¬pecial 4.
Pánico
Posición en la cabeza 5, posición básica 3, posición de espalda 2, posición de espalda 3, posición especial 2.
Perfeccionismo
Posición en la cabeza 2, posición en la cabeza 3, posición básica 3 y posición de espalda 1.
Pesadillas
Posición en la cabeza 1, posición en la cabeza 3, posición básica 4, posición especial 4.
Pesimismo
Posición en la cabeza 2, posición en la cabeza 3, posición en la ca¬beza 5, posición básica 3, posición de espalda 1 y posición de espalda 3 así como posición especial 2 y posición especial 4.
Problemas sexuales
Posición en la cabeza 2, posición básica 2, posición básica 4, posi¬ción de espalda 1, posición de es¬palda 2, posición de espalda 3, po¬sición especial 2, posición espe¬cial 4.
Resignación
Alineación de Chakras, posición básica 2, posición básica 3, posi¬ción de espalda 3, posición de es¬palda 4.
Shock
Tratamiento de primeros auxilios, posición en la cabeza 5, posición bá¬sica 3, posición de espalda 2, posi¬ción especial 4, posición especial 7.
Sobrepeso
Posición en la cabeza 1, posición básica 1, posición básica 4, posi¬ción especial 4, posición de espal¬da 2.
Sueños diurnos
(divagar)
Posición en la cabeza 3, posición básica 2, posición básica 3, posi¬ción de espalda 1, posición de es¬palda 3, posición de espalda 4.
Tartamudez
Alineación de Chakras, posición en la cabeza 3, posición básica 1, po¬sición básica 3.
Uñas
(comerse las uñas) Tratamiento local, alineación de Chakras, posición básica 3, posi¬ción de espalda 1.

Enfermedades infantiles

Cólicos de ombligo
Suele ser una reacción psíquica que sugiere problemas familiares. Ali¬neación de Chakras y posición bá¬sica 3.
Dentición
Colocar las manos en las mejillas y en la zona maxilar, las puntas de los dedos orientadas hacia la man¬díbula, posición de espalda 1.
Dolores de vientre
Tratamiento local, posición bási¬ca 2, posición básica 3.
Enfermedad celíaca
(enfermedad del intestino delgado, alisado de la vellosidad intestinal)
Posición básica 3, posición básica 4, posición de espalda 2 y posición especial 3 así como posición es¬pecial 4.
Engrosamiento de la mucosa intestinal
(enfermedad de las glándulas secretoras internas) Alineación de todas las Chakras, posición especial 3.
Enuresis
Posición básica 1, posición básica 3, posición básica 4 y posición de espalda 2 así como posición espe¬cial 4.
Espasmo del píloro
(espasmo de la abertura del estómago, enfermedad de los recién nacidos)
Posición básica 3, posición espe¬cial 2.
Etapa de obstinación
Alineación de Chakras, posición en la cabeza 1, posición en la cabeza 3, posición básica 1.
Krupp
¡Si se trata de un ataque agudo lla¬mar inmediatamente al médico! Hasta que llegue: posición básica 1, posición básica 2, posición es¬pecial 1 y posición especial 2.
Leucemia
Alineación de Chakras, y posición básica 4, posición de espalda 1, posición especial 3 así como posi¬ción especial 7.
Paperas
Posición en la cabeza 4, posición básica 1, posición básica 4, posi¬ción especial 3.
Poliartritis
(fiebre reumática) Tratamiento de las articulaciones afectadas en cada caso, posición de espalda 1, posición especial 5 y posición especial 6.
Poliomielitis
(parálisis infantil) Además del tratamiento médico:
alineación de Chakras, posición en la cabeza 2, posición básica 1 y posición especial 3.
Pulgar
(succión del dedo pulgar)
Alineación de Chakras, posición básica 2, posición básica 3 y posi¬ción de espalda 1.
Raquitismo
Tratamiento del cuerpo entero, posición básica 2, posición de es¬palda 1, posición especial 6.
Rubeola
Posición en la cabeza 2, posición básica 1, posición básica 4, posi¬ción especial 4.
Sarampión
Posición en la cabeza 2, posición en la cabeza 4, posición en la ca¬beza 5, posición básica 1, posición básica 2 y posición especial 3.
Tos convulsa
Posición básica 1, posición básica 2, posición de espalda 3, posición especial 1.
Varicela
Tratamiento de todo el cuerpo, posición en la cabeza 1, posición básica 2, posición especial 3, po¬sición de espalda 2.

Agradecimientos

Agradezco muy especialmente a las personas que me han ayudado a redactar este libro y que me han apoyado.
Quisiera mencionar especialmente a la doctora Dagmar Landvogt-AiBlinger, quien con mucha calidez aportó sus amplios conocimientos sobre yoga y Chakras, así como a mi esposo Ulrich Gottwaid y a mi hija Susana, quienes con mucho compromiso se pusieron a disposición como modelos para las fotografías de este libro. Agradezco además a mis pa¬cientes y alumnos, por medio de los cuales pude adquirir mis experien¬cias, que forman la base para este libro.

Brigitte Glaser