EL LIBRO

DEL

FENG SHUI






 
Introducción

Muchas personas emprenden un cambio de casa llenas de expectativas, esperanzas y deseos.
Han elegido esa casa con amor, con paciencia, con dedicación, con sabiduría y con sentido de la practicidad. Han dedicado tiempo, esfuerzo y dine¬ro para decorarla y convertirla en un lugar agrada¬ble, pero... las cosas no resultan como estaban pla¬neadas y al no poder comprender las causas los invade el desaliento.
La solución puede estar en el Feng Shui, que nos ayuda a partir de las enseñanzas y tradiciones del Antiguo Oriente –fundamentalmente chinas- a que una casa se convierta en una auténtica morada de amor y felicidad.

Capítulo 1:

CONCEPTOS BÁSICOS PARA COMENZAR A
ENTENDER EL FENG SHUI
(PRIMERA PARTE)

¿Qué es el Feng Shui?

Según las enseñanzas de los maestros chinos -que aplicaban esta técnica y conocían todas sus re¬glas y principios a la perfección-, una casa puede ser el lugar que permita que sus habitantes gocen de:
- Salud;
- Paz interior;
- Felicidad;
- Prosperidad;
- Plenitud.

Todo esto puede conseguirse cuando se habita en una casa o se trabaja en un lugar cuyas característi¬cas se adecuan a los principios que nos propone es¬te arte milenario (que algunos llaman ciencia) que es el Feng Shui. ¿Por qué? Porque está destinado a permitir que los hombres y las mujeres vivan en equilibrio con los distintos campos de energía, y en armonía con la naturaleza, con su entorno y con sus semejantes.

EL VIENTO Y EL AGUA

El término Feng Shui surge de la conjunción de dos ideogramas chinos que significan "viento" y "agua", dos conceptos que para las tradiciones de la anti¬güedad se relacionaban con el flujo y la circulación de la energía vital.

EL OBJETIVO
El Feng Shui es un arte utilizado actualmente para alcanzar la armonización de las energías en las casas y los lugares de trabajo, basado en principios milenarios de la sabiduría china. Mediante este arte, nos es posible conocer cuál es la perfecta ubicación para edificar una casa, el lu¬gar ideal para colocar cada uno de los muebles, co¬mo así también la forma de revertir las energías adversas que puedan afectarnos.
El Feng Shui estudia la relación del hombre con la naturaleza y brinda la oportunidad de vivir de acuerdo con los principios que la rigen, y de esta manera, aprovechar esas energías que fluyen por todas partes y pueden influir en nuestro bienestar general.
Para indicar las reglas y principios para que cada edificación se convierta en un lugar ideal, el Feng Shui analiza:

• La orientación
• El diseño             ...del lugar donde vivimos
• La decoración

ESTO NO ES FENG SHUI
El arte del Feng Shui no debe confundirse ni con la magia, ni con la fantasía, ni con la mera determinación de cómo acomodar los muebles de una casa.
Sus principios se basan en conocimientos antiquísimos que se nutrieron de la tradición, el budismo, el Tao, el Libro de las Mutaciones (o I Ching) y la astrología china. De esta forma, hace miles de años, y contando con elementos que hoy resultan muy rudimentarios, los chinos pudieron descubrir cómo circulaban los vientos a través de la observación del humo de las velas, por ejemplo.
Actualmente, tomando aportes de algunas de las ciencias modernas, el Feng Shui se ha enriquecido y adaptado a los tiempos que corren, y se ocupa de ofrecer en cada caso la solución más próxima a nuestras posibilidades. De nada serviría una disciplina que nos ofreciera como única respuesta a nuestros problemas dejar nuestra casa, comprando o alquilando una nueva.
De lo que se trata es de aplicar los principios y seguir las reglas que hagan que cada caso se solucione con el menor esfuerzo posible. Quienes desconocen si la casa que habitan o el lugar donde trabajan tiene un Feng Shui positivo o un Feng Shui negativo, luego de leer este libro estarán en situación de "diagnosticar" el Feng Shui de su casa, habitación u oficina y poner en práctica todo lo necesario para armonizar, sanar o equilibrar sus espacios inmediatos para que sean reflejo de sus vidas y sus aspiraciones.

La aplicación del Feng Shui en la actualidad

El arte del Feng Shui comenzó en China hace mi¬les de años como una forma de crear lugares sagra¬dos que cumplieran con todos los principios nece¬sarios para la paz del alma y la armonía del cuerpo y la mente.
Muchos años después estos conocimientos co¬mienzan a transmitirse en Occidente y surgen las prácticas y técnicas de Feng Shui que se conocen y aplican hoy en día.
Actualmente el Feng Shui une a la sabiduría he¬redada de la antigüedad oriental (fundamentalmen¬te china) los aportes de ciencias modernas como la psicología, la geofísica, el desarrollo ambiental, la ecología, etc., como así también, toma elementos de disciplinas artísticas como la plástica y la músi¬ca.
En un principio, se buscaba el lugar ideal para ubicar los templos, tumbas y palacios; y a partir de este hallazgo se diseñaba el resto de los elementos para alcanzar que esa morada estuviera en perfecto orden con las fuerzas de la naturaleza.
Cuando este arte milenario se hace conocer en occidente por medio de maestros orientales que lo habían heredado de sus ancestros, debió ser adap¬tado a los cambios tanto temporales como de lugar: un arte que surgió hace más de 3000 años, en zo¬nas de campiña, no podía aplicarse tal cual en ciu¬dades altamente pobladas.
A modo de ejemplo podemos decir que las casas, así como también los ambientes de trabajo que ha¬bitamos hoy en día, están rodeados de otros muchos lugares (cada uno con su Feng Shui) y de las miles de personas que habitan en ellos.

Los dos aspectos del Feng Shui

El Feng Shui tiene un fundamento místico que se traduce en una serie de reglas prácticas.
Estas reglas son aplicables, como ya hemos di¬cho, a la orientación, el diseño y la decoración de los ambientes en los que se vive y en los que se tra¬baja.
Por otro lado, no son para nada arbitrarias. Ob¬serven el siguiente gráfico.

 


Arte que trata de armonizar los espa¬cios inmediatos que el hombre habita y sobre los cuales proyecta su energía vital.

Principios básicos del Feng Shui

El Chi y el Sha
El Chi y el Sha son dos fuerzas opuestas que cir¬culan en todo el espacio terrestre.
El Chi es una fuerza vital y natural que surge de la combinación de los elementos de la naturaleza y que circula por todos y cada uno de los espacios de una casa.
Cada habitación y cada rincón de nuestros hoga¬res y lugares de trabajo está atravesado y recorrido por esta fuerza energética que permite que poda¬mos vivir.
El Chi, o aliento vital, circula por una casa como lo hace la energía a lo largo de nuestro cuerpo. Así como puede estar bloqueado el fluir energético dentro de nuestro cuerpo, puede estarlo dentro de nuestro hogar o nuestro lugar de trabajo.
Ahora bien, el Chi debe poder circular y despla¬zarse en forma libre y espontánea en cada espacio habitacional.
Cuando el Chi, por la razón que fuere, no puede circular debidamente se suceden los problemas energéticos que afectan en forma directa a los habi¬tantes de la misma y que se manifiestan como decaimiento, falta de determinación, irritabilidad, etc.
Todo lo que encontramos en la naturaleza, ne¬cesita de esta fuerza vital (el Chi) para poder vivir.
Al Chi, que los chinos definen como el "aliento de vida", se opone otra fuerza llamada Sha.
El Sha actúa en forma nociva para los ambientes y repercute directamente en las personas que los ha¬bitan y los frecuentan.
Cuando en una casa o en una habitación hay cir¬culación de Sha, es necesario hacer algo para con¬trarrestarla, y que la fuerza positiva y benéfica que produce la armonía (el Chi) pueda circular debida¬mente.
Un ejemplo de circulación del Sha es el siguien¬te: cuando en los cuartos de baño se colocan los ca¬lefones sobre los espacios de las bañeras, se con¬centran en alto grado dos fuerzas surgidas de ele¬mentos opuestos (el agua y el fuego) y así se produ¬ce el negativo Sha.
En un caso como éste lo que debe hacerse es sa¬car el calefón de ese ambiente y colocarlo en un lu¬gar en el que exista la aireación y ventilación nece¬sarias (es bueno aclarar que no está permitido por los organismos de control competentes que un cale¬fón se instale en un cuarto de baño).
Los maestros de la China milenaria a través del humo de velas y del incienso, pudieron observar la benéfica labor de las corrientes de aire para ase¬gurar la libre circulación de la energía vital.
También suele hablarse de dos clases de Chi: el sano, que circula libremente; y el enfermo, que se produce por una mala circulación de esta fuerza, que al estancarse se transforma en Sha.
Entonces, cuando en un ambiente se acumula la energía y por distintas razones no puede fluir libre¬mente la fuerza vital, ésta se enrarece y se distorsio¬na pasando a ser negativa y dañina.
Algunas de las frases que ejemplifican esta situa¬ción son las siguientes:
"El aire está viciado";
"Siento que este lugar se me viene encima";
"Es como si acá adentro faltara el aire".
Una de las causas de la mala distribución o de acumulación de Chi en un ambiente es que en éste haya espacios escondidos (recovecos) o que sea muy "encerrado" (con ventanas o con puerta pe¬queña), o que tenga forma de "L".


 

Un espejo -que refleje la zona de mayor circu¬lación de aire-, una planta o un recipiente con agua en este sector pueden ser útiles para contra¬rrestar los efectos nocivos que produce el Chi en¬fermo que se acumula.
Otras causas de mala distribución de energía pueden ser:
-    Las habitaciones con exceso de muebles o adornos.
-    Los ambientes con muchos electrodomésticos (televisor, ventiladores, equipos de música, compu¬tadora, etc.).

UN CONSEJO PARA LAS PAREJAS
No conviene para nada discutir en la habitación matrimonial (éste debe ser el lugar para el descan¬so compartido y para los encuentros amorosos). Cuando sea necesario tocar algún tema conflictivo, se recomienda buscar otro lugar de la casa y, si es¬to no es posible, hacerlo en un espacio "neutral", (por ejemplo, un bar o un lugar abierto como una plaza).

EL YIN Y EL YANG

Estas dos fuerzas simbolizan -para la cultura oriental- el principio de la dualidad, presente en to¬dos los elementos de la naturaleza.
La armonía surge del equilibrio de estas dos fuer¬zas que se oponen y se complementan.
Es importante que tengamos en cuenta que cuan¬do hablamos de equilibrio no decimos que debe ha¬ber igual cantidad de una fuerza co¬mo de la otra, sino de armonía ener¬gética.
Un elemento puede tener mayor cantidad de fuerza yin o yang, pero se equilibra con otro que le da lo que compensa esa carencia.
Para los chinos, el yin es la fuerza que represen¬ta la oscuridad, la pasividad, la quietud; y por otro lado, el yang representa la claridad (luminosidad), la actividad y el movimiento.
El yin se relaciona con lo femenino, y su opues¬to, el yang, con lo masculino.
En la esfera celeste, la Luna se relaciona con el yin y el Sol, con el yang.
En el cuadro de la página siguiente podemos ver la comparación ente estas dos fuerzas opuestas y complementarias.

YIN
    YANG

Femenino
    Masculino

Día
    Noche

Oscuro
    Claro

Pasivo
    Activo

Quietud
    Movimiento

Paz
    Guerra

Madre
    Padre


En el equilibrio y la perfección de la naturaleza, a cada fuerza le corresponde otra opuesta que la complementa.

EL EQUILIBRIO DEL YIN Y EL YANG EN LA PAREJA:
Para las tradiciones basadas en esta concepción, el equilibrio en una pareja se alcanza cuando en
cada individuo se ha logrado contrarrestar los elementos yin y yang, que de este modo se ponen al servicio de la felicidad de la pareja
y de cada uno de sus integrantes. Para que esto sea posible, en la mujer deben desarrollarse y acrecentarse los elementos yin y, por otro lado, suavizarse o reencauzarse los elementos yang. En el hombre debe suceder lo opuesto; y en ambas partes debe darse la complementariedad que lleve al equilibrio.
De esta forma, la armonía de las fuerzas que cada uno pone en la pareja hacen a la felicidad y la plenitud de vida de sus integrantes.

EL EQUILIBRIO Y LA COMPLEMENTA¬RIEDAD DE LAS FUERZAS OPUESTAS
Ya hemos visto que en la naturaleza toda fuerza tiene su opuesta, y que ambas se complementan y se equilibran mutuamente.
Cuando estos principios básicos se aplican al ar¬te del Feng Shui, se dice que la armonía en un ho¬gar o en un ambiente de trabajo es la resultante del equilibrio perfecto de todas las fuerzas de la natura¬leza (no olvidemos que una de las formas de definir a esta disciplina milenaria es "el arte que permite que el hombre pueda vivir en armonía con la natu¬raleza y con sus semejantes").
Para que se logre el equilibrio es necesario que ambas fuerzas habiten el hogar, pues así como el exceso de una fuerza rompe la armonía, también lo hace su ausencia.
Los elementos yin son tan importantes como los elementos yang, y viceversa.
Tal como el Chi propicia la vida, la buena salud, la felicidad, la prosperidad y la fortuna, el Sha no puede estar ausente en una casa y lo que debe hacerse para que no sea dañino es reencauzarlo, es decir, hacer que circule hacia afuera y pueda en el exterior equilibrarse con las restantes fuerzas.
No debemos olvidar que en la naturaleza siem¬pre hay armonía y equilibrio, y que lo que rompe esa armonía y ese equilibrio es la acción equivoca¬da del hombre. . . .
Cuando en una casa se rompen esos principios naturales se pierde el equilibrio y surgen los problemas que se intentan solucionar aplicando las reglas y las técnicas del Feng Shui.
Saber elegir el lugar propicio, en el momento debido; la alimentación correcta con las direcciones del Universo, combinando el uso eficiente de los objetos con la reverencia mística, es armonía..., es paz..., es Feng Shui.
S. Feuchtwan

Capítulo 2:
CONCEPTOS BÁSICOS PARA COMENZARA ENTENDER EL FENG SHUI (SEGUNDA PARTE)

Los elementos que determinan el Feng Shui de un lugar
Para las civilizaciones de la antigüedad, la salud, la felicidad y la prosperidad de las personas que ha¬bitan una casa estaban determinadas por el Feng Shui.
Si se logra que una casa tenga un Feng Shui po¬sitivo, reinarán la paz y la armonía, y quienes mo¬ren en ella tendrán salud, bienestar y la fortuna los acompañará.
RECORDEMOS
• Los principios del Feng Shui se aplican a un pueblo entero, a un edificio, a una casa o simplemente a una habitación
• Las enseñanzas de este arte milenario también pueden servir para armonizar y sanar nuestros lugares de trabajo
Los elementos fundamentales que determinan que el Feng Shui de un lugar sea positivo o negativo son los siguientes:

1-La forma de circulación del Chi o aliento vital en la totalidad de un hogar o lugar de trabajo.
2-Los cursos de agua en relación con los ambien¬tes.
3-Dirección y facilidades de circulación de los vientos en una casa o edificio.
4-La orientación del frente de la casa, edificio o habitación.
5-La interacción de los cinco elementos (agua, madera, metal, fuego y tierra).
6-EI equilibrio en la energía cromática (la armo¬nía que resulta de la combinación de los colores).
7-EI equilibrio entre los espacios libres y los es¬pacios ocupados dentro de la casa y/o los ambien¬tes.
8-La relación entre los habitantes de la casa.

EL EQUILIBRIO
Cuando estos elementos fundamentales siguen los principios y reglas del Feng Shui, el yin y el yang de un lugar se equilibran y se complementan y se lo¬gra así la armonía y prosperidad de quienes lo habitan.

1-    LA FORMA DE CIRCULACIÓN DEL CHI O ALIENTO VITAL EN LA TOTALIDAD DE UN HOGAR O LUGAR DE TRABAJO

Según el arte del Feng Shui, el Chi circula en for¬ma de líneas ondulantes y envolventes, a diferencia del Sha, que lo hace sólo en línea recta.
De esta manera, la correcta ubicación de la entra¬da de la casa o edificio, permite que el Chi recorra y "oxigene" todos los espacios.
Justamente porque se esparce en forma de ondas y en todos los sentidos puede hacer que toda la ca¬sa o habitación se potencie como un espacio saluda¬ble.
El Chi de una casa, de un edificio o de una habi¬tación es equivalente al espíritu en un ser y por eso es el elemento que da vida, la produce y la mantie¬ne en cada elemento que ocupe esa morada, sea es¬te animado o inanimado.
El secreto fundamental es que estén en equilibrio
Y armonía los elementos yin (negativo) y yang (posi¬tivo).

Para algunos autores que han profundizado en el tema, la forma en que circula el Chi hace que cada elemento sea envuelto por él y se cargue de esa energía y espíritu.
Los restantes elementos que determinan el Feng Shui de una casa (la orientación, el agua, el viento, los colores, etc.) hacen que la fuerza vital o Chi flu¬ya libremente.

2- LOS CURSOS DE AGUA EN RELACIÓN CON LOS AMBIENTES

Según las creencias y tradiciones de la antigüe¬dad china, el agua es un elemento primordial, ya que fundamentalmente es símbolo de fertilidad y prosperidad.
"Donde falta el agua, no hay más que llamado a la muerte y a la pobreza", dicen quienes adhieren al Feng Shui.
Cuando el agua sigue su curso (en ríos, lagos, ca¬nales, arroyos, etc.) el Chi circula y fluye libremen¬te, y se concentran e intensifican los efectos benéfi¬cos del Feng Shui.
Para las reglas de este arte, no debe haber habita¬ción alguna en la que falte el elemento agua, al me¬nos unas horas al día; y por otro lado, debe ser siempre fresca y cristalina.
En general, los únicos ambientes de una casa en los que hay canales que brindan agua son el cuarto de baño y la cocina, por eso en los restantes se aconseja colocar un vaso con agua durante las ho¬ras en las que hay luz solar.
Es importante que el agua se deseche y se renue¬ve cada día.

PARA LOS AMANTES DE LA AROMATERAPIA
Les sugerimos agregar al agua del vaso unas gotitas de sus esencias preferidas.
Otro elemento fundamental para asegurar el co¬rrecto fluir del agua de acuerdo con las reglas del Feng Shui es que las piletas no contengan ángulos rectos (en punta) sino que sus esquinas terminen en ángulos curvos.

OTRA VENTAJA
Además de propiciar el fluir del agua, los ángulos curvos de las piletas impiden la formación de hongos.
Si usted tiene en su casa una pileta con ángulos en punta, "redondee" la superficie con masilla ap¬ta para estos fines o con goma.
AUNQUE LE CUESTE CREERLO...
El simple cambio de los "cueritos" de las canillas puede contribuir a que el Feng Shui de una casa sea positivo. ¿Por qué? Porque el agua es un elemento primordial y vital, y si se derrama des¬cuidar la utilidad para la que fue creada no produ¬ce otra cosa que, además de un derroche innecesa¬rio, un desequilibrio energético que puede traer efectos nocivos.

3- DIRECCIÓN Y FACILIDADES DE CIRCULACIÓN DE LOS VIENTOS EN UNA CASA O EDIFICIO
Los principios de esta disciplina nos enseñan que una casa o una habitación que recibe vientos que provienen de la dirección Sur está sometida a los efectos más benéficos, ya que son más suaves.
De todas formas, este principio puede estar afec¬tado por cualquier cambio geográfico y/o climático, y por esta razón damos como regla general la si¬guiente: en cualquier lugar de la casa en la que se observe que el viento crea una situación no benéfi¬ca (por ejemplo los vientos que arrastran aguas y causan inundaciones) hay que colocar una línea on¬dulada en la pared para atraer la energía Chi y con¬trarrestar la energía Sha (que se mueve en línea rec¬ta).
Esta línea ondulada puede hacerse con papel o cartulina, preferentemente de color verde (pues sim¬boliza la armonía).


4- LA ORIENTACIÓN DEL FRENTE DE LA CASA, EDIFICIO O HABITACIÓN

Según los estudiosos del Feng Shui, la entrada a una casa es de suma importancia. Por lo tanto es muy importante que la zona de la puerta principal se mantenga aseada y libre de basura, asiduamente.
Se decía que el lugar para el desarrollo y la armo¬nía plena se alcanzaba con una casa situada por de¬lante de colinas, de forma redondeada y con su en¬trada en una pendiente que mirara al Sur.
No olvidemos que para el arte del Feng Shui to¬do lo que presenta curvas permite el correcto fluir del hálito de vida (el Chi) y contrarresta los efectos dañinos del Sha.
Como bien sabemos, quienes viven en una ciu¬dad no tienen generalmente posibilidad de tener de¬trás de su morada colinas, y la gran mayoría de las personas y familias compran o alquilan sus casas ya construidas. Por esta razón, el Feng Shui que cono¬cemos en la actualidad -que es el que queremos transmitir en estas páginas- brinda soluciones prác¬ticas y fáciles de implementar para cualquier perso¬na interesada en vivir de acuerdo con los principios de esta filosofía.
Una regla que nos da el Feng Shui es la siguien¬te: cuando una casa o cualquier espacio habitacional, no sigue la orientación o la ubicación indicada como ideal, se puede contrarrestar el efecto nocivo y ayudar a que el Feng Shui sea positivo, ubicando una brújula orientada hacia la dirección Sur en el lugar de la puerta de entrada de la casa, el edificio o la habitación.
En el Capítulo 4, "El Feng Shui y la astrología chi¬na" pueden hallar cuadros que relacionan la orien¬tación indicada para cada persona de acuerdo con su año de nacimiento (no olvidemos que para la cultura china el año de nacimiento es decisivo en la vida de las personas y en él basan su maravillosa y fascinante astrología).

5- LA INTERACCIÓN DE LOS CINCO ELEMENTOS (AGUA, MADERA, METAL, FUEGO Y TIERRA)

Los cinco elementos de los que habla el Feng
Shui son los siguientes:
• Fuego
• Agua
• Tierra
• Metal
• Madera

Estos elementos están en la naturaleza en una interacción constante, de la que surgen relaciones de creación, relaciones de destrucción y relaciones de conflicto, desequilibrio o armonía.
La relación que establece el Feng Shui entre los cinco elementos es comparable a la de las fuerzas opuestas y complementarias del yin y el yang.
La relaciones de creación entre los cinco elementos
Estas relaciones (también conocidas como rela¬ciones de producción o de generación) aluden a la creación de cada uno de los cinco elementos por al¬guno de los restantes.
Veamos cómo se entiende la creación de los ele¬mentos en la tradición milenaria china:

El Metal puede albergar y dar contenido al Agua.
Un recipiente metálico puede contener y hacer que no se escape el líquido vital o agua. No olvide¬mos que se dice que "el agua toma la forma del re¬cipiente que la contiene".

El Agua da vida a la Madera.
El agua nutre a los árboles y de ahí se engendra la madera.

La Madera tiene capacidad para engendrar al Fuego.
El fuego no tiene capacidad para autoproducirse, sino que aparece en la naturaleza como obra de un elemento que posee la virtud de engendrarlo: la ma¬dera.

El Fuego se hace cenizas y éstas alimentan a la Tierra.
Las cenizas a las que queda reducida la madera quemada (fuego) vuelven a instalarse y a formar par¬te de la tierra.

La Tierra nos brinda el metal.
El metal procede de la tierra y es ahí donde debe buscarse.

Orden y ciclo de creación de los cinco elementos:
 

El sentido de cada flecha indica cómo cada uno de los cinco elementos es creado por otro de los res¬tantes.

Las relaciones de destrucción entre los cinco elementos
También conocidas como de dominio o control, aluden a la destrucción de cada uno de los cinco elementos por alguno de los restantes.

SON TODOS IGUALES
Los cinco elementos (agua, madera, tierra, fuego y metal) están en constante relación, y se producen y destruyen continuamente. Ningún elemento es superior o inferior a otro, cada uno tiene su generador y su destructor, y todos se alimentan y se complementan entre sí.
Veamos cómo se entiende la destrucción de los elementos en la tradición milenaria china:

El Metal es dominado por el Fuego que lo funde.
La dureza y rigidez del elemento metal solamen¬te pueden ser dominadas por el fuego que lo dobla
o lo funde.

El Fuego es vencido y dominado por el Agua.
Sólo el agua tiene la propiedad de vencer un ele¬mento tan imponente como el fuego.

El Agua es dominada por la Tierra que la absorbe.
La tierra absorbe el agua y la aloja en sus profun¬didades, y la contiene en diques y canales.

La Tierra es dominada por la Madera porque de ella se alimenta.
Los árboles echan sus raíces en la tierra y de ella extraen su energía.

La Madera es dominada por el Metal que puede quebrarla.
El metal, simbolizado en el hacha, es capaz de hacer que caiga el más empinado y erguido de los árboles (madera).

Orden y ciclo de destrucción de los cinco ele¬mentos:

 


El sentido de cada flecha indica cómo cada uno de los cinco elemento es dominado por otro de los restantes.

LAS RELACIONES DE CONFLICTO, DESEQUILIBRIO O ARMONÍA ENTRE LOS CINCO ELEMENTOS
Cuando dos elementos distintos se unen, surgen relaciones de conflicto o de desequilibrio; y cuando se trata de elementos de la misma naturaleza puede aparecer la armonía.
Es importante aclarar que al hablar de desequili¬brio nos referimos a una falta de armonía más leve que al hablar de conflicto.
Las relaciones de conflicto se dan cuando se unen dos elementos en los que uno es dominador del otro. Por ejemplo: el agua entra en relación de conflicto con la tierra porque ésta la absorbe y la domina; y produce una relación de desequilibrio con el metal porque lo oxida, no lo destruye pero lo "afea" y le quita brillo (por lo tanto, esplendor).
En el siguiente cuadro vemos las relaciones de conflicto, desequilibrio y armonía entre los cinco elementos y la combinación de elementos que pue¬de equilibrar cada caso, a saber:
 

IMPORTANTE
La combinación de elementos que restablece el equilibrio es fundamental porque contrarresta el Sha que producen dos elementos que entran en desequilibrio o en conflicto. Cuando se unen en un ambiente dos elementos opuestos como el fuego y el agua, como en el caso de una heladera junto a una cocina, y no es posible moverlas de lugar, se puede contrarrestar con la combinación de madera y metal (por ejemplo colocando monedas dentro de un recipiente de madera).

LOS CINCO ELEMENTOS Y LAS FORMAS DE LA NATURALEZA
Los primeros estudiosos de este arte clasificaron las distintas formas de las montañas y las rela¬cionaron con las cualidades de estos cinco elemen¬tos.
Esta relación que hallaban los chinos, hoy se aplica para la clasificación de paisajes actuales y entran en juego las formas de los edificios, los techos de las casas y la vegetación circundante.
Veamos entonces cuáles son estas corresponden¬cias:
• La forma curva o redondea¬da se relaciona con el elemento MADERA.
 

 
-    La forma cuadrada, con la TIERRA

 

-    La forma en punta, con el FUEGO
-    
 

Se cree que esta correspondencia está estrecha¬mente ligada con los volcanes.
• Las formas ondulantes, con el AGUA.

 

• Las formas curvas mas suaves que las redondeadas, con el METAL.

 


6- EL EQUILIBRIO EN LA ENERGÍA CROMÁTICA (LA ARMONÍA QUE RESULTA DE LA COMBINACIÓN DE LOS COLORES)

El color es un elemento fundamental en el arte del Feng Shui, ya que la combinación de los diferen¬tes tonos contribuye a la conformación de un Feng Shui positivo o negativo en una casa o ambiente.
Los colores son formas puras en las que el equi¬librio energético se halla en perfecta armonía.
Cada color tiene una frecuencia cromática, que es el resultado de las propiedades energéticas que la naturaleza le ha proporcionado (por ejemplo: el co¬lor anaranjado tiene propiedades vigorizantes).
Cada color tiene también una simbología, es de¬cir cualidades y atributos con los que se lo asocia; por ejemplo, el blanco simboliza la pureza; el rojo, la pasión; el amarillo, la riqueza; etc.
El color es una propiedad de la luz que concen¬tra vibraciones energéticas; por lo tanto, un color también transporta energía vital.

LAS PROPIEDADES ENERGÉTICAS Y LA SIMBOLOGÍA DE LOS COLORES

Es muy importante que los colores en su conjun¬to creen un espacio vital y con armonía cromática.
Cuando falta, en un ambiente o en una casa, un color fundamental para lograr la armonía (por ejem¬plo el blanco) puede traer aparejados efectos dañi¬nos que se contrarrestan incorporando elementos del color faltante.
Para elegir los colores que incluiremos en cada ambiente es fundamental conocer la propiedad energética y la simbología de cada uno.
Veámoslos en el cuadro de la página siguiente:
 

 

LAS CONSECUENCIAS DE LA AUSENCIA DE DETERMINADOS COLORES EN LOS DISTINTOS AMBIENTES
La ausencia de un color en una casa no suele traer aparejadas mayores dificultades a menos que se trate de alguno de estos casos:
a) En el dormitorio de una pareja no debe faltar el color rosa...
Porque es un tono fuerte, poderoso, energéti¬co, y de vibraciones positivas. Promueve el enten¬dimiento amoroso y es un gran armonizador.
b) En los dormitorios de adolescentes no debe estar ausente el color azul...
Porque simboliza la tranquilidad y seguridad que suele faltar en esta etapa de la vida.
c) En el dormitorio de un bebé no debe faltar el color amarillo...
Porque simboliza la alegría. Es un color tónico pero no excitante y se lo considera un escudo, por su capacidad para neutralizar las energías negati¬vas.
d) En el dormitorio de un anciano no debe faltar el color anaranjado...
Porque simboliza la energía que suele menguar con el paso de los años.
e) En las salas de estar o living no debe faltar el co¬lor violeta.
Porque tiene propiedades sedantes. Es un gran pacificador y neutralizador que absorbe la negatividad del ambiente e irradia energía positiva.
f) Como el comedor es una zona importante, puesto que allí se reúne a diario la familia, nunca debe faltar el color verde...
Porque se relaciona con la armonía y el conten¬tamiento, indispensables para amenizar el en¬cuentro.
g) En los ambientes en los que se realizan activi¬dades comerciales no debe faltar el color rojo...
Porque se lo asocia con lo beneficioso, con el empuje y con la fama.
h) En los ambientes en los que se cocina no debe faltar el color blanco...
Porque simboliza la pureza, el calor, la fuerza y la salud, condiciones que siempre están presentes en los rituales culinarios.

LAS CONSECUENCIAS DE LOS EXCESOS DE LOS DISTINTOS COLORES EN LOS AMBIENTES

Como ya dijimos, los colores son portadores de la energía que les concede la naturaleza por medio de la luz.
Cuando alguno aparece en exceso en un am¬biente, casa o edificio (también puede ser en un ba¬rrio o localidad) genera un desequilibrio energético que puede convertir el Feng Shui de esa morada en negativo, ya que la circulación del Sha rompe el equilibrio y la armonía del Chi, que no puede fluir libremente.
En el cuadro siguiente vemos los efectos que pro¬ducen los excesos de cada color.

RECORDEMOS
Cuando hablamos de exceso de color, no nos referimos a una cuestión estética sino a la acumulación de energía cromática despedida por un color y que rompe el equilibrio de ese espacio.

 
   


Reglas para lograr el equilibrio cromático en las casas y ambientes
Para aplicar el arte del Feng Shui en la selección de los colores para pintar y decorar una casa, es im¬portante conocer cómo podemos lograr que se combinen en forma equilibrada y armónica.
Para esto vamos a conocer cómo se contrarresta, cómo se baja el efecto y cómo se equilibra la ener¬gía cromática de cada uno de los ellos.
Entonces, cuando en un ambiente se da el exce¬so de un color determinado aplicaremos el o los colores que lo contrarresten; cuando deseemos suavi¬zar el efecto, aplicaremos el color que lo suavice. Por ejemplo: si hay un almohadón de color rojo en una habitación, es necesario que en algún sector de ese mismo ambiente haya un elemento del color que lo equilibra, es decir, azul.

Color
    Se contrarresta con...
    Se suaviza con...
    Se equilibra con...

ROJO
    Verde
    Rosa
    Azul

Anaranjado
    Azul
    Verde suave
    Gris

Amarillo
    Turquesa
    Verde y blanco
    Anaranjado

Azul
    Anaranjado
    Verde
    ROJO o Púrpura

Verde
    Marrón
    Verde claro
    Índigo

Blanco
    Negro
    Plateado
    Cualquier otro color

Negro, blanco o gris
    Cualquier otro color
    
    

Índigo
    Anaranjado
    Rosa
    Verde

Violeta
    Anaranjado
    Rosa
    Blanco y dorado

Gris
    Rojo o anaranjado
    Plateado
    Negro o blanco


 
7- EL EQUILIBRIO ENTRE LOS ESPACIOS LIBRES Y LOS ESPACIOS OCUPADOS DENTRO DE LA CASA Y/O LOS AMBIENTES
El Feng Shui nos enseña que cada casa y cada ha¬bitación debe tener los muebles que se utilizan.
Los ambientes en los que abundan los elementos innecesarios producen sensación de malestar e im¬piden que el Chi circule por los canales que necesi¬ta para que su flujo se expanda con libertad.
Una regla práctica que se desprende del arte del Feng Shui es la siguiente: en ningún caso es benefi¬cioso que una casa tenga más de la mitad de la su¬perficie de su base (el piso), ocupada. Esto no incluye a las alfombras, ya que sólo se refiere al es¬pacio que permite que las personas circulen y se desplacen por las habitaciones.
Si esto sucede en su casa o en alguno de los am¬bientes, piense seriamente en eliminar algunos muebles o, de lo contrario, redistribuyalos de una manera que le permita ganar espacios para circular con comodidad.
Una frase de la sabiduría popular que puede aplicarse muy bien a esta regla del Feng Shui es la siguiente: "El piso se hizo para pisarlo y el cielo pa¬ra mirarlo".

8- LAS RELACIONES ENTRE LOS HABITANTES DE LA CASA

Por último, nos queda aclarar que la relación en¬tre las personas que habitan una casa (al igual que la relación entre quienes trabajan en una empresa, comercio u oficina), hace al Feng Shui de esa mora¬da.
Si reina el amor, la alegría, la comprensión y el entendimiento esto se sentirá en el aire, en el hálito vital de esa casa.
Si por el contrario, la falta de comunicación y la intolerancia, o la agresividad es la moneda corrien¬te, no habrá forma de que ese sea un lugar saluda¬ble, pacífico, próspero y feliz, como propone el Feng Shui.

RECORDEMOS
Está en nosotros convertir a una casa en nuestro hogar. Es la prolongación de lo que somos, y en ella se cosechará lo que sembremos.
 
Capítulo 3:

EL FENG SHUI Y LA ARMONIZACIÓN DE LOS HOGARES

Nuestro hogar
Al hablar de una casa podemos hacer referencia a su orientación, su arquitectura, su diseño o su de¬coración. Pero cuando se habla de hogar, lo que pri¬mero pensamos es qué sucede entre esas cuatro pa¬redes, es decir, entre quienes las habitan.
El Feng Shui es un arte que nos propone una se¬rie de reglas y principios para vivir en armonía con las energías de la naturaleza.
Por eso nuestro hogar es sagrado, ya que refleja nuestros anhelos y nuestras necesidades. Está en no¬sotros la construcción de ese "templo" que propicie el bienestar de quienes lo habitan.
RECORDEMOS
El Feng Shui nos propone que construyamos un hogar para que nosotros y quienes amamos hallen la armonía, el bienestar, la salud, la paz y la prosperidad.
El octógono de la armonía
Para los entendidos en Feng Shui, un hogar está cruzado por ocho líneas que forman un octógono (figura de ocho lados).
Estas ocho líneas recorren el contorno de la su¬perficie en la cual se edificó la propiedad, y taMfi-bién cada habitación en forma independiente.
Veamos a qué se refiere cada una de ellas:
a) Línea de las finanzas y los negocios
b) Línea de la carrera y las aspiraciones
c) Línea del aprendizaje y las autosuperaciones
d) Línea de los vínculos matrimoniales
e) Línea del prestigio y reconocimiento socicd
f) Línea de los hijos
g) Línea de los lazos familiares h) Línea de la amistad
La figura que forman estas líneas es la siguiente:
 

El Feng Shui nos enseña que colocando en la puerta de entrada (si ésta está orientada hacia el Sur) o, de lo contrario, en la parte Sur de la casa una fi¬gura como la que aparece en la página anterior po¬demos ayudar a que el Chi fluya y se rectifiquen las líneas que pudieran estar desviadas.
¿Qué dirige y determina cada una de estas lí¬neas?
a) La línea de las finanzas y los negocios:
Determina la abundancia de los bienes materia¬les de los habitantes de la casa y las finanzas en ge¬neral.
Regula la entrada y salida de dinero, y la posibi¬lidad de ahorrar y prosperar económicamente.
Esta línea es fundamental en los lugares de traba¬jo y a ella corresponde el color violeta; por lo tan¬to, en el lugar de casa donde se guarda el dinero es importante que haya algún elemento de este color.
Según la sabiduría popular nunca debe faltar harina en una casa, aun cuando no se use, porque es símbolo del pan y el alimento.
b) Línea de la carrera y las aspiraciones:
Determina y dirige el desempeño laboral y profe¬sional de las personas adultas que habitan en la casa, como también la capacidad de aprender y desa¬rrollarse intelectualmente de los niños y jóvenes.
También influye sobre los deseos de superación personal de cada uno.
Esta línea es la frontera entre la puerta de entra¬da a la casa y el exterior. Su color es el negro y por eso, es importante que la puerta de entrada tenga un objeto negro que esté orientado hacia el pun¬to cardinal Sur.
c) Línea del aprendizaje y las autosuperaciones:
Esta línea no alude al aprendizaje intelectual, si¬no al aprendizaje vivencial, a la experiencia y al de¬sarrollo como individuos que atañe a cada uno.
Esta línea determina también la capacidad de aprender de los errores y capitalizarlos; fortalece la responsabilidad y la madurez para crecer cada día como individuos y como personas.
En el lugar que corresponde a esta línea, a la iz¬quierda de la puerta de entrada o de la orienta¬ción Sur, es aconsejable colocar un objeto de co¬lor azul.
d) Línea de los vínculos matrimoniales:
Es la línea que determina y regula el vínculo de los integrantes adultos con sus parejas, actuales o potenciales (las personas sin pareja también tienen en su casa una línea del matrimonio).
Abarca todo lo referente a la pareja: la comuni¬cación, la fidelidad, la sexualidad, etc.
El color que le corresponde es el rosa.
En el lugar que corresponde a esta línea se aconseja colocar objetos que combinen fuego y madera.
e) Línea del prestigio v reconocimiento social:
Está íntimamente relacionada con la sensación de éxito o de fracaso personal.
Regula y determina cómo nos ven los demás o cómo nos sentimos frente a esta mirada de los otros.
Su color es el rojo y se ubica en oposición a la puerta de entrada (orientación Norte).
f) Línea de los hijos:
Se refiere al vínculo afectivo y emocional de los padres con sus hijos, como también a la infancia de cada uno y la relación con nuestros abuelos.
g) Línea de los lazos familiares:
Se refiere a todos los parientes y familiares que no son ni hijos ni padres (hermanos, tíos, etc.) y a los amigos íntimos.
h) Línea de la amistad:
Se refiere a las amistades que no son íntimas -a los conocidos, vecinos y compañeros de trabajo-como también a todas las personas que actúan en la casa como colaboradores (servicio doméstico, pro¬veedores, etc.).
En los lugares de trabajo es el sitio privilegiado para favorecer la relación con los clientes.

EL INTERIOR DE UNA CASA

Rara que en una casa o habitación el Chi que la recorre sea armónico y placentero, es fundamental que las puertas y ventanas que la separan del exte¬rior estén siempre limpias y en perfectas condicio¬nes.
El Feng Shui nos enseña que cuando es necesario utilizar más fuerza o energía que la natural para abrir o cerrar una puerta o una ventana se puede producir casi de inmediato una desarmonización en el Chi interior de esa morada.
La energía vital que recorre el interior de una ca¬sa entra, sale y se modifica al tener contacto con la que reina en el exterior.

LA PUERTA DE ENTRADA

Ya dijimos cuál es la ubicación ideal para la puer¬ta de entrada de una casa o de un edificio. Ahora va¬mos a ocuparnos de los materiales más aconse¬jables.
La madera es el elemento más apropiado para una puerta de entrada por su perfecta combinación de elementos básicos (agua y tierra).
Si la puerta es de metal, se puede contrarrestar el Sha con objetos de madera apoyados en ella y un re¬cipiente con agua muy cerca de la misma, como una vasija con flores o bien, una planta natural.
La solución ideal a los efectos nocivos de una puerta metálica es colocar junto a ella un bonsai ya que combina dos elementos: madera y agua.
 
LAS VENTANAS
Las ventanas son fundamentales para la circula¬ción y el flujo correcto del Chi.
Siempre es mejor que sean de hoja y no corredi¬zas (porque el Chi circula con mayor libertad y tie¬ne más espacio de entrada y de salida al exterior). Pero cuando en una casa la mayoría de las ventanas son corredizas, es posible aumentar su capacidad de recepción de energía colocando en un extremo campanitas que suenen con el viento. De esta ma¬nera el sonido potencia la acción del viento y se au¬menta el caudal energético.
PARA QUIENES ESTÉN CONSTRUYENDO O POR CONSTRUIR
Es importante tener en cuenta que una abertura con líneas curvas permite que el Chi circule con mayor armonía que cuando hay sólo líneas y ángulos rectos o en punta.

 

 

 
LOS DORMITORIOS

Hay reglas bien precisas y objetivas a seguir para el diseño, distribución y decoración de los dormito¬rios. Pero para contribuir a que reine en el ambiente un Feng Shui positivo, es fundamental la ubicación del lecho.
A continuación les ofrecemos algunos consejos para que pongan en práctica.
• La cama debe ubicarse de manera tai que nin¬guna parte toque la pared.
• No debe estar ni arriba ni debajo de un lugar por donde circule el agua.
• El dormitorio sólo debe tener el mobiliario ne¬cesario.
• Los roperos y placares deben estar siempre ce¬rrados cuando se duerme.
• La ropa de cama debe combinar colores yin y yang.
 
 
• En el dormitorio debe haber la menor cantidad de aparatos eléctricos posible.
• La cama debe orientarse con la cabecera mi¬rando hacia el Norte si la persona es más espirituaí que terrenal y si, por el contrario, es más terrenal que espiritual la cabeza debe mirar hacia el Sur.
Si en el techo, una viga queda alineada entre los dos miembros de una pareja su forma proyecta una pared invisible que con el paso del tiempo puede causar fallas en la comunicación.
Cuando una casa tiene más de un piso, siempre que sea posible, conviene ubicar los dormitorios en las plantas altas. De lo contrario es mejor que se comuniquen con las salas de estar o "living".

LOS DORMITORIOS DE LOS NIÑOS

Todo lo dicho para los dormitorios debe adaptar¬se a la realidad de los niños y es válido también pa¬ra estos casos. Pero deben tenerse en cuenta otras cuestiones fundamentales, como por ejemplo:
• Los juguetes preferidos deben estar en los lu¬gares que sus pequeños dueños les asignaron, ya que para los niños son sus bienes más preciados y deben estar a su alcance fácilmente si se despiertan durante la noche.
• La ropa de cama no debe tener colores estre¬santes.
• Debe evitarse que en la cama se apoye cual¬quier objeto metálico.
La tranquilidad a la hora de dormir y el buen des¬canso es fundamental en los niños y es una garantía de que al día siguiente se levantarán contentos y con ganas de jugar.

LA COCINA

La cocina es uno de los lugares en los que están presentes los cinco elementos:

• tierra (además del terreno mismo, está en forma pura en las macetas de las plantas aromáticas);
• agua (canillas y piletas, heladera, etc.);
• fuego (hornallas y horno);
• metal (fundamentalmente en la vajilla);
• madera (sillas, mesas, estantes, tablas de picar, etc.).
Éste es uno de los factores por los que la cocina es el ambiente más poderoso e importante de la ca¬sa. Pero es muy importante no alinear elementos opuestos y seguidos en el orden de destrucción; y de ser así, es necesario aplicar las reglas de equili¬brio que hemos dado cuando hablamos de los cin¬co elementos (Capítulo 2).

EL CUARTO DE BAÑO
Cuando se construye una casa es recomendable que el cuarto de baño se ubique en sector que da hacia el Norte, por la relación de este punto cardi¬nal con el elemento agua.
Otro detalle a tener en cuenta es que el Feng Shui recomienda que las habitaciones no tengan el baño cerca del dormitorio (baños "en suite", como se los conoce).
Esta costumbre, tan habitual en occidente puede equilibrarse colocando cortinas de cuentas de cerámica entre el baño y la habitación.
En los departamentos de un solo ambiente, en los que no hay manera de que esto no suceda, es nece¬sario mantener la puerta del baño cerrada y la ven¬tana o los respiraderos constantemente abiertos pa¬ra que no pase a la habitación el Sha que segura¬mente se concentra con el agua de los lavabos y sa¬nitarios.
También es importante que se coloque una plan¬ta que crezca bien en ambientes húmedos, por ejemplo un helécho, para que ayude a neutralizar la energía nociva que puede acumularse.
Los colores indicados para los cuartos de baño son: azul, celeste y verde.
Los colores rojo y turquesa es preferible dese¬charlos para la decoración de los cuartos de baño, ya que son muy "tóxicos".

EL JARDÍN
Cuando una casa no tiene terrenos disponibles, puede armarse un pequeño jardín en un bafcón, o bien en algún rincón que reciba aire y luz a través
de una ventana.
Para la cultura china en el jardín ideal no faltan agua ni rocas, ya que combinan texturas y confor¬maciones moleculares diferentes (la rigidez de las rocas con la blandura del agua).
UNA SUGERENCIA
Como decoración, puede apoyar piedras sobre la tierra de las macetas.
 
LAS ESCALERAS
Para el Feng Shui, las escaleras son el camino que permite al Chi transitar entre los distintos niveles de una casa o edificio.
Para los seguidores de este arte oriental es una gran preocupación que una escalera se comunique en forma directa con la puerta de entrada, ya que fa¬vorece que el Chi se desplace directamente del ex¬terior a los pisos superiores (que están más separa¬dos y por ende, menos preparados para protegerse de la energía que reina en el exterior (lo que llama¬ríamos Chi exterior).
Cuando esto sucede, se pueden colocar amuletos de protección al pie de la escalera y también plan¬tas muy resistentes como la sansiviera.
Para los principios del Feng Shui, las escaleras que giran en ángulos curvos ejercen efectos más be¬néficos que las que sólo suben en líneas rectas o gi¬ran en ángulo recto.
Para contrarrestar los efectos que ejerce este tipo de escaleras (recordemos que las esquinas o rin¬cones son lugares en los que se acumula Sha) se puede colgar un objeto de forma redondeada en la zona donde se ubica el ángulo recto, o en la mitad de la escalera cuando describe una línea recta.

LOS ESPEJOS
Para los chinos los espejos se utilizan para:
• Atraer el agua y beneficiarse con sus efectos naturales y energéticos.
• Para aumentar las ganancias y hacer crecer el capital de una familia o de una empresa.
• Para bendecir la comida, el espejo se ubica cerca de la mesa donde se come.
• Para ahuyentar los espíritus dañinos.
Es común que las casas en China tengan una pared cubierta toda de espejos, y muchas veces, la cara interna de la puerta de entrada a la casa.
Según las enseñanzas del Feng Shui, los espejos no deben estar demasiado altos y en un dormitorio no se aconseja que haya más de dos porque podrían generar un exceso de Chi.
Los espejos en el techo son muy útiles para en¬sanchar zonas de la casa excesivamente estrechas que facilitan la acumulación de Chi enfermo o Sha.
IMPORTANTE
Como se dijo en páginas anteriores, un espejo es la solución ideal para limpiar energéticamente las zo¬nas ocultas que se producen con los ambientes en "L".
 

 
EL FENG SHUI, EL AGUA Y EL DINERO
Para ¡a tradición china que sustenta al arte del Feng Shui, es de buen augurio que en un ambiente donde el dinero tenga importancia -como cualquier lugar donde uno trabaja- cada quien tenga un reci¬piente con agua próximo al sitio donde desarrolla sus actividades.
Por ejemplo, los entendidos en esta disciplina aconsejan a los viajantes de comercio que lleven botellas con agua en sus automóviles.
Es fundamental que se ponga una especial aten¬ción a la circulación correcta y la limpieza de este líquido primordial en la naturaleza.
Por eso, todo lugar que se relacione con el agua debe estar limpio, ventilado y cuidado, especial¬mente en ambientes de trabajo o comercio.
UN DETALLE
Es muy común que se abandone o se descuide el baño de las oficinas o comercios, fundamentalmente cuando sólo lo usan hombres. Este detalle es peligrosísimo tanto para la salud como para los principios del Feng Shui que dice que donde haya agua no faltará el dinero.

Lo que hemos dicho para los cuartos de baño, va¬le de la misma forma para las cocinas y también pa¬ra cada zona o recipiente que contenga agua, como por ejemplo los floreros.

EL FENG SHUI Y LOS NEGOCIOS

Para los entendidos en Feng Shui, es fundamental tener en cuenta la fecha a la hora de realizar cam¬bios importantes y también, cualquier transacción que implique dinero.
Se dice que a cada mes del año, le corresponde un Chi vital o un Chi enfermo; por eso, se recomien¬da que toda transacción comercial se realice en ve¬rano o primavera, que son las estaciones que reci¬ben efectos más benéficos.
Bien sabemos que no siempre es posible esperar para realizar una compra o una venta importante, y para estos casos el Feng Shui también nos da alter¬nativas: cuando sea necesario realizar una transac¬ción comercial importante durante el invierno o el otoño, se debe recurrir a la ayuda de los colores, de los talismanes y de una brújula.
 
¿CÓMO NOS AYUDAN LOS COLORES?

Ya sabemos que hay colores cálidos y colores fríos.
Los colores cálidos actúan aportando su energía como si representaran el calor que hay en las esta¬ciones, en las que es más propicio realizar los nego¬cios.
Entre los colores cálidos se encuentran el rojo, el amarillo y el anaranjado.
Hay que utilizarlos para energizar los papeles o elementos que se relacionen con ese negocio. Por ejemplo: llevar en el maletín papeles de color rojo, amarillo o anaranjado o introducir los contratos o facturas en sobres de estos colores.
IMPORTANTE
El amarillo y el dorado son colores que simbolizan el dinero y la prosperidad.


¿CÓMO NOS AYUDAN LOS TALISMANES ?

Los talismanes son objetos que atraen la suerte y alejan las malas influencias. Cualquier objeto al que se le "tenga fe" puede ser un talismán.
Para este caso puntual, los talismanes ideales son las gemas que se relacionan con el dinero, como la esmeralda, el cuarzo verde, el rubí y el oro.

¿CÓMO NOS AYUDA UNA BRÚJULA?
Coloque la brújula en el escritorio dirigida hacia una orientación de la Tierra donde sea verano o pri¬mavera y manténgala así hasta que se dé por cerra¬da la operación en forma satisfactoria para usted.

LAS OFICINAS, LOCALES O COMERCIOS
Lo dicho de los ambientes en "V vale con creces para los ámbitos de trabajo.
Si se trata de un negocio con esta disposición se suele utilizar el sector que queda escondido para acumular o almacenar mercadería. ¡Error! La mer¬cadería de un comercio es uno de los elementos pri¬mordiales para asegurar el éxito en las ventas, y no es en absoluto recomendable que se guarde en el lugar donde el Chi es tan poco favorable.
Si a usted no le queda más remedio que hacer es¬to porque es el único lugar que tiene para este fin, siga atentamente las reglas que le propone el Feng Shui:
• Coloque una planta del dólar en ese rincón.
• Cuelgue del techo adornos dorados que sean móviles y que puedan oscilar sobre el espacio don¬de están los productos.
• Coloque un espejo e intensifique la ilumina¬ción de ese sector de su negocio o local.
Cuando se trata de una oficina y su escritorio es¬tá ubicado en ese sector de la habitación en "i"', ha¬ya o no ventana, simplemente córralo hacia el otro sector (el que se comunica con la puerta). Un escri¬torio en este lugar no tiene chance, según las reglas del Feng Shui.

LO QUE NO DEBE FALTAR EN LAS OFICINAS
• Abundancia de agua (floreros/bidones, etc.).

• Objetos de color verde y de color azul.
• Campanitas sonoras en la puerta de entrada.

• Plantas.
• Recipientes de madera (ceniceros, esculturas, etc.).
• Gemas de cuarzo.

LOS ESCRITORIOS
El escritorio de una persona es el reflejo de su forma de trabajar y de su organización (o de su desorganización). Es muy importante que cada uno tenga en él todos los elementos que necesita, pero que se cuide también que no haya exceso de cosas, objetos y papeles. En ningún escritorio debe faltar un objeto de metal dorado y otro plateado, para equilibrar las fuerzas de la prosperidad y la abundancia.
IMPORTANTE
Si el escritorio es de madera, coloque una planta sobre él o si no tiene espacio, al lado, de manera que la madera entre en contacto con la tierra y el agua que la alimentan.
Capítulo 5:
EL FENG SHUI Y LA ASTROLOGÍA CHINA

La astrología china
Los chinos dan una importancia fundamental a su astrología. La pertenencia a un signo está deter¬minada por la fecha de nacimiento de cada per¬sona.
Como se basan en el calendario lunar, un año en China no empieza el mismo día que en occidente, (donde el año siempre comienza el día primero de enero).
La astrología china reconoce doce signos, cada uno representado por un animal:


Para conocer cuál es su signo según la Astrología China
El signo de una persona se puede conocer bus¬cando en esta tabla el día, mes y año en el que se ubica la fecha de su nacimiento.
TABLA    DE AÑOS    LUNARES
Rata
    del 31/01/1900a 18/02/1901

Búfalo
    del 19/02/1901 al 07/02/1902

Tigre Gato
    del 08/02/1902 al 28/01/1903 del 29/01/1903 al 15/02/1904

Dragón Serpiente Caballo
    del 16/02/1904 al 03/02/1905 del 04/02/1905 al 24/01/1906 del 25/01/1906a! 12/02/1907

Cabra
    del 13/02/1907 al 01/02/1908

Mono
    del 02/02/1908 al 21/01/1909

Gallo
    del 22/01/1909 ai 09/02/1910

Perro
    del 10/02/1910 al 29/01/1911

Chancho
    del 30/01/1911 al 17/02/1912

Rata
    del 18/02/1912 al 05/02/1913

Búfalo
    del 06/02/1913 al 25/01/1914

Tigre Gato
    del 26/01/1914a! 13/02/1915 del 14/02/1915 al 02/02/1916

Dragón Serpiente Caballo
    del 03/02/1916 al 22/01/1917 del 23/01/1917a! 10/02/1918 del 11/02/1918 al 31/01/1919


 
Cabra
    del 01/02/1919 al 19/02/1920

Mono
    del 20/02/1920 al 07/02/1921

Gallo
    del 08/02/1921 al 2 7/01/1922

Perro
    del 28/01/1922 al 15/02/1923

Chancho
    del 16/02/1923 al 04/02/1924

Rata
    del 05/02/1924 al 24/01/1925

Búfalo
    del 25/01/1925a! 12/02/1926

Tigre
    del 13/02/1926 al 01/02/1927

Gato
    del 02/02/1927 al 22/01/1928

Dragón
    del 23/01/1928 al 09/02/1929

Serpiente
    del 10/02/1929 al 29/01/1930

Caballo
    del 30/01/1930 al 16/02/1931

Cabra
    del 17/02/1931 al 05/02/1932

Mono
    del 06/02/1932 al 25/01/1933

Gallo
    del 26/01/1933a! 13/02/1934

Perro
    del 14/02/1934 al 03/02/1935

Chancho
    del 04/02/1935 al 23/01/1936

. Rata
    del 24/01/1936 al 10/02/1937

' Búfalo,
    del 11/02/1937 al 30/01/1938

Tigre
    del 31/01/1938a! 18/02/1939

Gato
    del 19/02/1939 al 07/02/1940

Dragón
    del 08/02/1940 al 26/01/1941

Serpiente
    del 2 7/01/1941 al 14/02/1942

Caballo
    del 15/02/1942 al 04/02/1943

Cabra
    del 05/02/1943 al 24/01/1944

Mono
    del 25/01/1944 al 12/02/1945

Gallo
    del 13/02/1945 al 01/02/1946


 
Perro
    del 02/02/1946 al 21/01/1947

Chancho
    del 22/01/1947 al 09/02/1948

Rata
    del 10/02/1948 al 28/01/1949

Búfalo
    del 29/01/1949 al 16/02/1950

Tigre Gato
    del 17/02/1950 a! 05/02/1951 del 06/02/1951 al 16/01/1952

Dragón Serpiente Caballo
    del 27/01/1952a! 13/02/1953 del 14/02/1953 al 02/02/1954 del 03/02/1954 al 23/01/1955

Cabra
    del 24/01/1955 al 11/02/1956

Mono
    del 12/02/1956 al 30/01/1957

Gallo
    del 31/01/1957 al 17/02/1958

Perro
    del 18/02/1958 al 07/02/1959

Chancho
    del 08/02/1959 al 27/01/1960

Rata
    del 28/01/1960a! 14/02/1961

Búfalo
    del 15/02/1951 al 04/02/1962 .

Tigre Gato
    del 05/02/1962 al 24/01/1963 del 25/01/1963 al 12/02/1964

Dragón Serpiente Caballo
    del 13/02/1964 al 01 /02/1965 del 02/02/1965 al 20/01/1966 del 21/01/1966a! 08/02/1967

Cabra
    del 09/02/1967 al 29/01/1968

Mono
    del 30/01/1968a! 16/02/1969

Gallo
    del 17/02/1969 al 05/02/1970

Perro
    del 06/02/1970 al 26/01/1971

Chancho
    del 27/01/1971 al 15/01/1972

Rata
    del 16/01/1972 al 02/02/1973


 
Búfalo
    del 03/02/1973 al 22/01/1974

Tigre Gato
    del 23/01/1974a! 10/02/1975 del 11/02/1975 al 30/01/1976

Dragón Serpiente Caballo
    del 31/01/1976a! 17/02/1977 del 18/02/1977 al 06/02/1978 del 07/02/1978 al 27/01/1979

Cabra
    del 28/01/1979 al 15/02/1980

Mono
    del 16/02/1980 al 04/02/1981

Gallo
    del 05/02/1981 al 24/01/1982

Perro
    del 25/01/1982 al 12/02/1983

Chancho
    del 13/02/1983 al 01/02/1984

Rata
    del 02/02/1984 al 19/02/1985

Búfalo
    del 20/02/1985 al 08/02/1986

Tigre Gato
    del 09/02/1986 al 28/01/1987 del 29/01/1987a! 16/02/1988

Dragón Serpiente Caballo
    del 1 7/02/1988 al 05/02/1989 del 06/02/1989 al 26/01/1990 del 27/01/1990 al 14/02/1991

Cabra
    del 15/02/1991 al 03/02/1992

Mono
    del 04/02/1992 ai 22/01/1993

Gallo
    del 23/01/1993 al 09/02/1994

Perro
    del 10/02/1994 al 30/01/1995

Chancho
    del 31/01/1995 al 18/02/1996

Rata
    del 19/02/1996 al 06/02/1997

Búfalo
    del 07/02/1997 al 27/01/1988

Tigre Gato
    del 28/01/1998a! 15/02/1999 del 16/02/1999 al 04/02/2000