Horoscopo Cabra  Cabra
1907, 1919, 1931, 1943, 1955, 1967, 1979, 1991, 2003.

La Cabra (u Oveja) es el signo más femenino del zodiaco chino. Es honrada y sincera, de modales retraídos e incluso tímida. Sus tendencias artísticas, su elegancia y capacidad creativa son los aspectos más positivos. Ser pesimista y el no poder manejar sus emociones, es su parte más negativa. Otro de sus defectos es que siempre se le va la mano en los gastos; es posible que un nativo extremo de este signo dilapide el dinero como si no fuera propio.

La Cabra puede ser comprensiva con los demás, no soporta la disciplina ni las criticas. Es de estados de ánimo cambiantes y para nada objetiva. Su aspecto exterior es tranquilo pero interiormente es muy firme y decidida. Entregada a una discusión seguramente nadie sabrá que le molesta pero sí habrá que soportarle su mala cara, que en la mayoría de los casos le da más resultado que cualquier improperio. El nativo de este signo es generoso, tanto con su tiempo como con su dinero.

Tiene una suerte fantástica, es frecuente que la gente le deje dinero en su testamento y hasta el más pobre de estos nativos podrá heredar algo de valor de sus padres o familiares. La Cabra en realidad, nunca se desprende del cordón umbilical. Jamás se olvida de los cumpleaños ni de ninguna otra ocasión especial. Pobre de quien se olvide de su cumpleaños, será culpable de todas sus desdichas y posiblemente por el resto de su vida. Este nativo es básicamente pesimista y orienta su futuro siempre enfocado hacia lo peor. Claro que él se asegurará de tener cerca a alguien que le levante el ánimo. Los contratiempos le desequilibran de tal manera que es incapaz de superar las adversidades.

A una mujer Cabra le preocupa en exceso su higiene personal, aunque paradójicamente pueda tener la casa hecha un desastre y es frecuente que no sepa ni donde están las cosas. La Cabra es de un gusto impecable en la elección de su ropa y le gustan los accesorios elegantes. Entre los nueve y los noventa años, todas las Cabras son absolutamente románticas y como no les gusta desagradar a los que aman es posible que la Cabra de vueltas tontamente, sin hacer nada, para evitar conflictos y que al final se la critique por no haber tomado una posición definitiva. El trato con ella es muy difícil porque su hipersensibilidad y su tendencia a una excesiva autocompasión, incluso tiene tendencia llorona.

Si siente que sus capacidades son apreciadas, la Cabra se sentirá maravillosamente bien. Siempre está ávida de amor, atención y aprobación... en ese orden. Debería poder ingresar en cualquier área creativa en la que se destacara y contar con la libertad de hacer lo que más le guste. Cuando se trata de estética, no te inquietes, que la Cabra no te defraudará porque tiene un gusto muy selecto y preferencias refinadas. Pero no estará de más volver a advertirte que también tiende a gastar muchísimo y que seguramente no será muy practica. A menos que haya nacido a una hora regida por un signo fuerte tal como el Dragón, la Serpiente o el Tigre, no debe emprender trabajos que exijan demasiada responsabilidad o toma de decisiones.

En general, se puede decir que una Cabra no tendrá que trabajar demasiado para ganarse la vida. Las cosas buenas le llegan naturalmente y eso está bien porque a ella le gustan la comodidad y el lujo. Cualquier cosa fea o inferior le deprime. Es tan sensible a la armonía y a la belleza que sus estados de animo dependen en gran medida de su ambiente. La Cabra funciona mejor en habitaciones luminosas, ventiladas y decoradas con gusto.

Necesita contar con el apoyo de gente fuerte y leal. El Caballo, el Cerdo y el Tigre tienen rasgos abiertos y optimistas que complementaran la personalidad de la Cabra. También armonizará perfectamente con el Conejo, el Mono, el Dragón, el Gallo, la Serpiente, o bien con otra Cabra.