Si alguna vez has escuchado de las terapias psicologías, entonces tal vez hayas escuchado el término de terapia espiritual. Una terapia espiritual sirve para sanar y arreglar problemas que tienes en tu alma, y que ningún psicólogo, ningún medicamento podrá tratar. Ya que muchas veces todas nuestras enfermedades, problemas y demás no se pueden arreglar con doctores o con psicólogos, esto es porque muchas veces nuestra alma ha quedado tan impresionada por ciertas situaciones que no supo como trascender miedos, como liberarse de lo negativo, experiencias traumáticas, etc…

 

  Una terapia espiritual siempre es atendida por un maestro o maestra espiritual el cual está dispuesto siempre a ayudarte para que por ti mismo puedas solucionar tus problemas y también para irte mejorándote a ti mismo y de esta forma eliminar la parte negativa que todos tenemos en nuestro interior.

 

  Una terapia espiritual sirve para darnos cuenta, para tomar conciencia de las cosas que no van tan bien en nuestras vidas para de esta forma enmendarlas y así tener mejores vidas. Claro también depende que terapeuta elijas ya que es muy fácil encontrar muchos terapeutas, pero no todos son buenos.

 

  ¿Cómo saber cuáles terapeutas son buenos? Es sencillo, si cuando estas con un terapeuta sientes paz, tranquilidad y armonía es una buena señal de que puede ser tu terapeuta. Otro punto importante también es que si tu terapeuta te escucha muy bien y te da las posibles soluciones a tus problemas también es una señal muy clara de que dicho terapeuta te va ayudar.

 

  Y claro un punto también importante a ver si es buen terapeuta, es ver cómo le va a el en su vida, si ves que si vida está hecha un caos y que hace de las suyas, entonces aléjate lo mas que puedas de ese terapeuta, ya que un terapeuta solo sirve para darte avisos para solucionar tus problemas, no te tiene que pedir ningún tipo de obediencia o cosas parecidas