Un guia espiritual quizás no es lo que todos piensan. Para empezar déjame decirte que un guia espiritual no tiene nada que ver con la religión, con la iglesia o algo parecido. Un guia espiritual es alguien quien primero se a mejorado a si mismo para vivir bien, y que debido a su bienestar el Universo le ha permitido ayudar a las demás personas.

 

  Debido a su experiencia en muchos asuntos de la vida, entonces puede orientar, puede guiar y aconsejar a las personas sobre cualquier tipo de problemas, sin hacer ningún tipo de distinción, eso es un guia espiritual. Claro te encontraras a muchos guias espirituales en cualquier parte del mundo, pero lo difícil es encontrar un buen guia espiritual que realmente te ayude a mejorarte y no a perjudicarte, ya que hoy en día podemos encontrar a cualquier llamarse guia espiritual, pero al final de cuentas solo te das cuenta que no ha servido de mucho.

 

  ¿Cómo descubrir un verdadero guia espiritual? Sigue estos sencillos tips y encontraras fácilmente a tu guia espiritual:

 

   1. Observa cómo le va en su vida.

 

  Así de simple, si ves que su vida está hecha un caos, un desorden simplemente significa que el no te va poder ayudar. Por el hecho de que si el tiene una vida desordenada ¿Cómo el va poderte ayudar a ti? Es imposible. ¿Cómo dar algo que no tienes? Si ves que su vida es tranquila, armoniosa y en paz es una clara indicación de que el o ella se encuentra en buen estado y que puede ayudarte desde su corazón.

 

   1. Fíjate si otras personas también lo visitan y que opinan de el

 

  Observa si otras personas también lo visitan o le piden ayuda, esto es porque si un guia espiritual realmente es bueno, la gente siempre lo encontrara. Pregúntales a las demás personas si realmente es bueno, si su guia ha sido buena para mejorar sus vidas. Claro siempre habrá personas que te digan que es pésimo, que es malo… pero no solo te quedes con una opinión, pide muchas opiniones y si ves que la mayoría son buenas entonces puedes darte la oportunidad de pedir su ayuda

 

   1. Observa lo que sientes al platicar con el

 

  Si llegas a tener una terapia o una plática con él, observa cómo te sientes al estar con el. ¿Te sientes tranquilo? ¿En paz? ¿En armonía? ¿Silencioso? Si es así… felicidades porque esas son buenas señales de estar frente a un verdadero guia espiritual, si sientes incomodidad o malestar cuando estas con él, quizás necesites considerar buscar otro.

 

   1. Revisa si realmente te da consejos o te está imponiendo que es lo que debes hacer

 

  Esto es muy importante, no se te olvide que al estar con un guia espiritual lo que buscas es que te den posibles soluciones a tus problemas, el trabajo de un guia es escuchar y orientar a los demás, por nada del mundo te debe obligar a hacer algo que tu no quieras, inclusive aunque el tuviese razón la última palabra la tienes tu, no tiene que imponerte ninguna regla ni ninguna orden, ya que eso violaría tu libertad.

 

   1. Pregúntale a tu corazón

 

  Por ultimo pregúntale a tu corazón como se siente, si tu corazón siente un bienestar, si siente amor, si siente alegría entonces no dudes de seguir adelante, ya que siempre nuestro corazón nos da señales de que es lo mejor para nosotros.