sáb

05

sep

2015

DE VEZ EN CUANDO, NOS SENTIMOS DECONECTADOS DE NUESTRO VERDADERO YO

Hay una historia de un águila inmortal que vuela directo hacia el sol una vez cada 1000 años. Sus plumas se queman y ella cae a la tierra, donde regenera sus alas.
Este es un cuento extraño. Si el águila va a vivir por siempre, ¿para qué renovar sus alas cada milenio? ¿Por qué no vivir siempre con el mismo par de alas?
Un sabio contestó: "Para enseñar que cada ser humano debe aprender a renovarse a sí mismo".


La llave para la renovación personal es la habilidad de fortalecer tu conexión con lo que realmente eres y quieres Ser, porque quizás, sin darte cuenta, con el paso del tiempo hayas dejado de tenerlo en cuenta o simplemente te haya resultado más cómodo hacerlo de esta manera y vivir la vida que otros han decidido que tienes que vivir. 
En una carta escrita desde su celda soviética, Natan Sharansky preguntó qué es lo que impide a la persona llegar a su verdadero ser, tanto como individuo o como miembro de una determinada comunidad. Su respuesta fue: "El miedo".
El miedo se presenta de diversas formas. Miedo a perder la vida, miedo a perder dinero o status o poder. Esos miedos te impiden hacer lo que es correcto y realizar tu potencial único.
Sólo hay una manera de eliminar los miedos: Aceptarlos y después enfrentarlos. 
Cuando nos renovamos a nosotros mismos regresamos a nuestro estado original, sintiéndonos libres. Para que seo se pueda dar, antes deberemos crear, potenciar y desarrollar una creencia interna en nuestra propia valía y fuerza, ya que de no hacerlo así, de no tener una creencia que nos apoye como si se tratase de nuestro mejor aliado, nuestros intentos serán un fracaso, algo así como querer y no poder. 
Podemos encontrar ejemplos de renovación en todas partes. Las estaciones del año van y vienen, así como las mareas. Las flores brotan, florecen y mueren - y vuelven a brotar. Y nuestros ríos, a modo de cascada, nos prometen un ir y venir continuo a través de nuestras emociones. 
¿Te animas a renovarte? ¿Miedo? ¿A qué? ¿Seguro? 

Escribir comentario

Comentarios: 0